EE UU // MARCHA HASTA CHICAGO DE TRABAJADORES DEL CAMPO
Los braceros llaman a la sede de McDonald’s

Coalition of Immokalee Workers, el sindicato que venció a la cadena Taco Bell, marcha ahora contra McDonald’s para denunciar su alianza con
los terratenientes.
Texto de Brian Payne, Minneapolis.

29/04/06 · 13:27
Edición impresa

El mes pasado, Santiago García, un
trabajador agrícola en Florida, pidió
el dinero debido por un trabajo
que hizo. ¿La respuesta del contratista?
Una paliza. García lo reportó
a la Coalición de Trabajadores de
Immokalee, una organización comunitaria
formada por miles de trabajadores
del campo. La Coalición
está reconocida internacionalmente
por sus esfuerzos para acabar
con los abusos de derechos humanos
en los campos de Estados
Unidos hoy en día. En 1996, después
de un incidente parecido, 500
trabajadores marcharon a la casa
del contratista responsable. Una década
después, la Coalición ha mantenido
la misma lógica y táctica, pero
su lucha para asegurar que los
individuos que violan los derechos
humanos en los campos sean responsables
de sus acciones les llevará
hasta las oficinas centrales de
McDonald’s cerca de Chicago.

Y no estarán solos. El 12 de
marzo, el primer aniversario de la
victoria histórica sobre la cadena
de comida rápida Taco Bell que
resultó en un aumento salarial inmediato,
el derecho a tener voz
en el trabajo y una transparencia
sin precedentes en la empresa, la
Coalición anunció el comienzo de
la Alianza Comida Justa, una red
fuerte de aliados compuesta por
la Iglesia Presbiteriana, el sindicato
AFL-CIO, United Students
Against Sweatshops (organización
estudiantil contra la explotación
laboral) y Amnistía Internacional,
entre otros.

La Alianza enfatiza que los trabajadores
agrícolas reciben un salario
que apenas ha cambiado en
30 años. Trabajan sin cobrar horas
extras, sin seguro médico, vacaciones
o pensiones, y sin el derecho a
organizarse para mejorar estas
condiciones. En los casos extremos,
existen casos de esclavitud
moderna. Desde 1997, la Coalición
junto con el Departamento de
Justicia de EE UU han descubierto,
investigado y procesado cinco casos
de esclavitud, liberando más de
1.000 trabajadores.

La Alianza es importante porque
el arreglo de cuentas entre McDonald’s
y la Coalición dependerá de
la fuerza de los aliados de cada lado.
El aliado principal de McDonald’s
es la Asociación de Frutas y
Vegetales de Florida, el grupo que
representa a los terratenientes.
Juntos, han creado una propuesta
diferente a la demanda por cambios
reales llamada SAFE, las siglas
en inglés de Empresarios
Agrarios Socialmente Responsables.
Sobre todo, esta propuesta
pide que los rancheros sigan las leyes
ya existentes, pero no habla de
aumentar los salarios y dar voz a
los trabajadores.

Las líneas de la batalla se están
formando. En un lado, tenemos
a McDonald’s y los terratenientes
luchando para que todo
se quede igual y los abusos como
el caso de García puedan seguir
pasando. En el otro lado, hay trabajadores
que se enfrentan a este
sistema, exigiendo una voz y
condiciones de trabajo justas.

Entre el 26 de marzo y el 2 de
abril, la Coalición empezará una
gira que debe culminar en una
protesta masiva frente las oficinas
centrales de McDonald’s. En
un mundo donde existe esclavitud
y ‘Big Macs’, solo con el paso
del tiempo podremos saber si
McDonald’s se seguirá aprovechando
de la mano de obra que
han creado sus riquezas.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto