DINERO Y POLÍTICA //
Botín: el cielo es el límite

El Santander Central Hispano (SCH), con Emilio
Botín como gran timonel, se ha convertido en todo un
poder fáctico en la política y la economía española e
internacional. DIAGONAL hace un recorrido por el
lado oscuro de las operaciones financieras realizadas
por esta entidad, así como de sus relaciones con el poder.

07/06/06 · 19:15
Edición impresa
JPG - 19.5 KB
COTO DE CAZA. Durante la crisis argentina de 2001, el Santander sacó 2.201 millones
de euros del país. En la imagen, concentración de solidaridad en Asturias.

Con 72.000 empleados sólo en Latinoamérica,
un volumen de fondos
superior al Producto Interior
Bruto español y participaciones en
multinacionales como Telefónica,
Endesa o Vodafone, el Grupo Santander
ocupa un lugar en la economía
española sólo proporcional a
la cantidad de hechos irregulares
en los que se ha visto implicado su
presidente, Emilio Botín.

Hasta la fecha, el banquero cántabro
ha salido indemne de los diferentes
procesos judiciales en los que
ha tenido que declarar o acudir como
imputado. Desde el caso de las
jubilaciones doradas de los antiguos
directivos del Santander Central
Hispano (SCH), Amusátegui y Corcóstegui,
hasta la recalificación irregular
de los terrenos que compró
para la edificación de la Ciudad de
la Banca en Boadilla (Madrid), DIAGONAL
repasa las grandes maniobras
que, con el apoyo del poder político,
han llevado al SCH a ser uno
de los diez grandes bancos mundiales
y a su presidente Botín a figurar
como una de las grandes fortunas
de la clase empresarial española.

> Botín y el Banco Santander: “el cielo es el límite”

> AMIGOS EN LAS ALTURAS

Tags relacionados: Emilio Botín
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador