EVALUACIÓN DEL RESCATE BANCARIO
El Fondo Monetario regresa a España tras el préstamo de 14.000 millones aprobado por el Gobierno

Representantes del Gobierno y del sector privado reciben a partir de hoy a la misión del Fondo Monetario Internacional.

, Redacción Web
21/05/13 · 8:32
Tres hombres de negro del FMI. / Elvert Barnes

Formar parte del club en el que se decide el rumbo de la economía mundial sale caro. El FMI ha aumentado su capacidad de actuación mediante las aportaciones de doce países entre los que se encuentra el Estado español, adonde hoy, 21 de mayo, llega una misión del Fondo. El Consejo de Ministros aprobó el 26 de abril la puesta a disposición de un préstamo de 14.860 millones de euros. Este préstamo, que puede hacerse efectivo durante los próximos dos años y que casi se corresponde con los 13.000 millones recortados en los Presupuestos Generales del Estado de 2013, forma parte de los 200.000 millones que el BCE ha prometido al organismo dirigido por Christine Lagarde en el plan de refinanciamiento del FMI, en el que también participan los llamados países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica)  --no así EE UU-- y que establece un máximo de 456.000 millones para este empujón económico.

La aportación de España es el segundo desembolso en cuatro años; antes, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó una inyección de 4.023 millones, tras la cumbre del G-20 de Londres en 2009, en la que literalmente se resucitó al Fondo triplicando sus recursos. En aquella ocasión, la UE aportó cien mil millones de euros. Esa aportación se correspondió con un aumento del poder electivo de España en el FMI, donde los votos se reparten según quien pague más, y que está controlado por EE UU, que mantiene un porcentaje con el que tiene poder de veto sobre el resto de países.

La comisión de hombres de negro que visitará España a partir del 21 de mayo y se reunirá con el gobierno y representantes del sector privado --de algunas de las cajas señaladas--, amenaza con volver a poner en marcha las sospechas acerca de la exposición de los bancos y cajas de ahorros a los activos tóxicos. La utilización de 44.000 millones de la línea de crédito (también llamado rescate) aprobada en cien mil millones de euros, que estuvo acompañada del Memorándum de Entendimiento, con el que la Comisión Europea estableció recomendaciones que han ido mucho más allá del sector bancario, ha generado dudas en Alemania sobre el afloramiento de los problemas de los bancos españoles [enlace en Cadena Ser].

No obstante, parece poco probable que la visita del FMI, que se centrará en evaluar el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y de la Sareb, se traduzca en una ampliación inmediata del uso de esa línea de crédito. El ministro de Economía ha rechazado esa posibilidad en base a la facilidad con que España se está financiado en el mercado de la deuda. Otra de las cuestiones que serán examinadas por el equipo del FMI será el decreto antidesahucios aprobado por la Junta de Andalucía y su impacto en el rescate bancario. El dictamen de este club independiente de la ONU será emitido a partir del 3 de junio.

El coste de la asistencia

Independiente pero coordinado, así define el Banco de España el papel del FMI en relación a los otros actores de la troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea). Esto implica que el Fondo, que no participa en el rescate de España, ejerce en toda la Unión Europea un papel de asesor y lanza sus recomendaciones o "programa de políticas", orientadas hacia el saneamiento de la balanza de pagos, el refuerzo del multilateralismo financiero, la estabilidad monetaria, la prevención de las crisis regionales y a que se respete "el estatus de acreedor preferente del FMI", tal como aparece en el Boletín Económico del Banco de España. ¿Qué significa esto?, que las misiones del Fondo tienen como objetivo asegurarse que los vencimientos de la deuda son cumplidos a costa de todo por el Gobierno de turno, haya intervenido el Fondo o solo "avalado" el proceso de rescate de cada Estado. Algo que solo se ha puesto en cuestión en Grecia, país sobre el que recientemente ha vuelto a planear la posibilidad del impago o "reestructuración de la deuda", circunstancia de la que que el FMI no quiere oír hablar "por el momento", según declaró Gerry Rice, portavoz del Fondo a la agencia AFP.

Derechos Especiales de Giro

En los países en los que interviene directamente el FMI, las transacciones se llevan a cabo a través de los Derechos Especiales de Giro, así, los 14.000 millones de euros aportados por España para el refinanciamiento del Fondo se harán efectivos en esta medida de cálculo. Los DGE, la "divisa" del FMI, se establecen por una media ponderada de una cesta compuesta por cuatro monedas (dolar USA, euro, yen y libra esterlina) con la que el FMI presta su "apoyo" a los países rescatados. En el caso europeo, actualmente se encuentran en esta situación Hungría, Rumanía (con un rescate en dos tramos), Letonia, Grecia (dos tramos de rescate), Irlanda y Portugal. El círculo se cierra porque la operación está destinada a cumplir en primer lugar el servicio de la deuda, es decir, a respetar el "estatus de acreedor preferente" del FMI dentro de la planificación económica de cada Estado.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0