PANORAMA / TRES PORTAVOCES DE DIFERENTES MOVIMIENTOS SOCIALES VENEZOLANOS EXPRESAN SU OPINIÓN
Apoyo crítico de colectivos sociales

La propuesta de reforma constitucional ha sido
discutida por colectivos sociales durante los últimos tres
meses. Recogemos los testimonios de tres portavoces
que señalan puntos fuertes y débiles del texto.

, Caracas / Madrid
29/11/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 4.8 KB
 
JUAN CONTRERAS./Fernando Molina Cortés

Comunidades vecinales, afrodescendientes,
feministas y campesinas.
Nos acercamos a algunos
miembros de estos colectivos para
saber qué opinan sobre la reforma.

JUAN CONTRERAS

Presidente de la Coordinadora Simón
Bolívar del barrio 23 de Enero

Nuestro barrio, el 23 de enero, ha
sido conocido históricamente por
su combatividad. La Coordinadora
Simón Bolívar, por ejemplo, tomó
la comisaría del barrio para desarrollar
actividades que atendieran
las necesidades de los vecinos.

La reforma viene a consolidar el
proceso revolucionario, ya que hay
que adaptar las normas jurídicas a
las transformaciones sociales. Como
es sabido, aquí hubo un golpe
de Estado el 11 de abril de 2002, un
paro petrolero y demás sabotajes y
ataques al proceso revolucionario,
y éste tiene que tratar de blindarse.
Hay una conspiración en marcha
contra este proceso. Por ejemplo, y
sin querer ofender, el hermano del
ex presidente Aznar fue el que trajo
la banda presidencial para investir
a Pedro Carmona ‘El Breve’, que dio
el golpe de Estado.

El Poder Popular, los consejos
comunales, las comunidades de base,
por primera vez entran como figura
dentro de la Constitución. La
nueva geometría del poder pretende
acabar con las viejas estructuras
construyendo las bases del nuevo
Estado. En términos gramscianos
podríamos decir que es algo que no
acaba de nacer y que no acaba de
morir. Lo más difícil en este tránsito
es doblegar a la vieja cultura política,
cambiar ese casete.

Por ejemplo, uno de los artículos
más cuestionados, la reelección
continua: no entiendo por qué se
cuestiona esto en Latinoamérica, si
en Europa es algo normal y pasa
en varios países, como España.
Chávez ha creado unas expectativas
muy altas, y hay un sentimiento
de esperanza, después de nueve
años, de que las propuestas que ha
lanzado el presidente se cumplan.
Si el pueblo se cansa porque Chávez
no cumple, el pueblo lo va a
echar. Estoy convencido porque se
está dando educación al pueblo, de
modo que Chávez ha puesto cuchillo
para su garganta: el día que el
pueblo decida que ya no es más
Chávez, vendrá otro.

NORMA ROMERO

Líder afrodescendiente del Instituto
Nacional de la Mujer

Hasta ahora la Constitución de 1999
tenía de forma transversal la perspectiva
de género en el lenguaje, pero
poco más. En la reforma, tras el
período de discusión después de la
propuesta que presentó Chávez, se
ha conseguido la paridad de géneros
en los cargos de elección popular y
la no discriminación por orientación
sexual, aunque esto último es un tabú
terrible en Venezuela, como el tema
del aborto, un problema de salud
pública sin resolver.

En lo que respecta a los derechos
de las comunidades de afrodescendientes,
la reforma sólo habla del
reconocimiento de la diversidad
cultural de modo coyuntural en el
artículo 100. Nosotros, sin embargo,
llevamos años luchando por estos
derechos y habíamos planteado
que, al igual que con los derechos
de las comunidades indígenas, se
recogiera un articulado concreto
con los derechos de las comunidades
afrovenezolanas. Lo presentamos
el pasado marzo a la Asamblea
Nacional, pero no ha entrado en la
reforma. Se trata del reconocimiento
de la titularidad de las tierras comuneras
ancestrales de los asentamientos
afrovenezolanos; el respeto
a las tradiciones espirituales ancestrales
afrovenezolanas, dado
que existe libertad de culto pero se
da cacería de brujas con algunas
prácticas; la protección de los conocimientos
ancestrales, la intelectualidad;
así como mecanismos jurídicos
para combatir el racismo, y la
participación paritaria de las comunidades
afrovenezolanas invisibles
en política. Estos derechos aún no
se han conseguido aunque, según
los estudios empíricos que manejamos,
el 54% de la población venezolana
es afrodescendiente. Apoyamos
la reforma, pero si pudiéramos
votar algunos artículos por separado,
no aprobaríamos las estructuras
militaristas, sabemos todo lo
que conlleva la organización patriarcal
del Ejército.

ROBERTO VIEIRA

Miembro de la dirección del Frente
Nacional Campesino Ezequiel Zamora

Como campesinos, para nosotros
es fundamental que la reforma permita
otras formas de producción y
de propiedad, otro uso de los medios
de producción agrícola.

La reforma plantea la agroecología
como base del desarrollo rural
y prohíbe el latifundio. Hay que
abrir el camino para terminar con
el uso indiscriminado de agrotóxicos,
cambiar la cultura de la alta
rentabilidad de los agroquímicos en
el campo ofreciéndoles a los agricultores
una alternativa.

Nosotros estamos explicando la
reforma a otros compañeros, dado
que los medios de la oposición han
confundido mucho a la opinión
pública, la guerra mediática es
muy fuerte. Hasta la acción de los
estudiantes de las universidades
privadas de la oposición, los hijos
de la oligarquía, está siendo manipulada.
De victimarios pasan a ser
víctimas, como con el montaje mediático
de la Universidad Central
de Venezuela.

El proceso está lleno de contradicciones
y, a medida que cobre dinamismo,
las acentuará y hará que
algunos sigan el camino de Miquilena
o Baduel, el ex ministro de
Defensa, y se salten la ‘talanquera’
[cruzarse al otro bando].

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto