ANÁLISIS // EL SECTOR FINANCIERO ENTRA EN 2010 CON MALOS AUGURIOS
Año horrible para la banca

Las ayudas del Gobierno
han postergado el impacto
de la crisis en el sector
bancario, ¿están preparados
bancos y cajas para
el nuevo escenario?

02/12/09 · 0:00
Edición impresa



El año 2009 va llegando a su
fin y en breve encararemos
el 2010, a decir de los
expertos y agencias de calificación
de riesgos, un año complicado
para el sector bancario español,
tanto bancos como cajas, aunque
parece que el riesgo está mas
concentrado en estas últimas. El panorama
económico actual está rodeado
de riesgos para este sector:

EURIBOR. Durante este año, los
bancos han estado cobrando las
hipotecas que se renovaron el año
pasado con el Euribor alto (la
gran bajada del Euribor se dio en
noviembre), pero han conseguido
liquidez del Banco Central Europeo
(BCE) al 1%... Esto hace que
en muchos casos hayan tenido un
margen realmente elevado durante
casi un año. Para el año que
viene, ya todas las hipotecas habrán
sido revisadas con el Euribor
actual, mucho más bajo, con lo
que perderán esta diferencia temporal
de márgenes.

RESTRICCIONES DE LIQUIDEZ DEL
BCE
. Actualmente el BCE está suministrando
toda la liquidez necesaria
a un 1% de interés. Esta es una
medida de emergencia tomada de
forma temporal debido a la crisis. A
medida que las economías de la zona
euro (Alemania y Francia principalmente)
vayan remontando, es
posible que estas inyecciones de liquidez
se racionen o se pidan más
requisitos para acceder a ellas.

ADQUISICIÓN DE INMUEBLES.
Actualmente los bancos se están
viendo obligados a aceptar inmuebles
en pago cuando los promotores
(y en menor medida, particulares)
no les pueden pagar los
créditos contraídos. Los bancos intentan
aún vender estos pisos a precios
de burbuja, pero no lo están
consiguiendo. A medida que acumulan
más y más inmuebles, su situación
se vuelve peor.

POSTURA DEL BANCO DE ESPAÑA
(BdE). Hasta ahora parece que la
máxima preocupación del BdE era
evitar a toda costa quiebras bancarias
(en el caso de Caja Castilla la
Mancha estuvieron intentando fusionarla
con Unicaja hasta el último
momento) dando todas las facilidades
posibles. En ese contexto se
cambió la normativa bancaria para
que los bancos solo tuviesen que
provisionar el 30% del valor de tasación
de las hipotecas morosas
(antes era el 100%). Esta medida se
tomó en julio, y finalmente parece
que se quedó en un 10% ante el riesgo
de quiebra de algunas entidades.
Sorprendentemente, hace escasas
semanas el BdE dio un golpe de
timón y ahora va a obligar a provisionar
un 10% extra del valor de tasación
de aquellos inmuebles que
los bancos han aceptado como dación
en pago y que llevan más de
un año en sus balances (actualmente
es solo un 10% inicial). El hecho
de obligar a provisionar un 10%
extra al cumplir un año, hace que
muchas entidades tengan que aumentar
extraordinariamente sus
provisiones, pues ya tienen pisos
adquiridos hace muchos meses.
Asimismo hace crecer el interés de
estas entidades para desprenderse
de estos activos sobrevalorados.
Los motivos para este cambio de
opinión pueden ser varios. Quizá
desde el BCE se le ha pedido al
Banco de España que deje de permitir
ocultar pérdidas a los bancos
españoles. Quizá han recibido
presiones desde el Ministerio de
Economía, o ha sido un cambio de
criterio propio, pero parece que está
claro el mensaje a la banca de
que se acabó el tiempo y se tienen
que empezar a tomar medidas. Con
estos riesgos, está claro que habrá
entidades que no podrán sobrevivir,
ya que sus recursos propios serán
insuficientes. Ante este escenario,
caben varias posibilidades:

ESCENARIO DE ‘BANCO MALO’. Se
trataría de concentrar todos los “activos
tóxicos” (los inmuebles ampliamente
sobrevalorados) en un
‘banco malo’. Esta es una opción
que se ha barajado en otros países
y que se podría intentar en España,
pero es muy probable que no sea
posible llevarlo a cabo debido a la
resistencia de las Comunidades
Autónomas a perder poder sobre
sus cajas de ahorro. Además implicaría
“señalar” con nombres y apellidos
a bancos malos.

UN ESCENARIO DE FUSIONES Y ADQUISICIONES.
Este es el escenario
más posible. Por parte del Banco
de España se intentará obligar a
que las cajas y bancos más saneados
absorban o adquieran a otros
en peor estado, posiblemente con
ayuda del Fondo de Reestructuración
Ordenada Bancaria (FROB).
Es muy posible que las Comunidades
Autónomas intenten que las integraciones
sean a nivel regional,
de forma que no pierdan control
sobre las cajas resultantes. Además,
al ser todo fusiones y adquisiciones,
no es posible que se produzcan
quiebras y no quedará de
manifiesto la incompetencia de algunos
de los gestores políticos de
las cajas de ahorro.

Este último escenario tiene incluido
un gran peligro de ‘riesgo moral’,
ya que si los gestores de las cajas
que han sido mal administradas
no sufren ninguna consecuencia
negativa, y les salva otra caja mejor
gestionada, se eliminan los incentivos
para ser precavido en el futuro.
La conclusión que puede sacar cualquier
gestor de organismos públicos
es que da igual lo que hagas,
siempre serás rescatado.

Artículos relacionados en este número

“Somos los tenderos del dinero”

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto