Algunas falacias de los defensores de la energía nuclear
JPG - 79.6 KB
 
Cofrentes (Valencia)

“Como no emite CO2 es una alternativa energética frente al cambio climático”

25/01/06 · 19:42
Edición impresa
JPG - 79.6 KB
 
Cofrentes (Valencia)

“Como no emite CO2 es una alternativa energética frente al cambio climático”

Las 450 centrales nucleares que existen en el mundo producen el 12% de toda la electricidad. Aunque toda se generase mediante centrales nucleares sólo cubriríamos el 40% del total de la energía que consumimos. ¿Cómo se generaría el 60% restante sin contribuir al efecto invernadero?, ¿puede sustituir la energía nuclear al petróleo en el transporte? Hay que precisar que no emite CO2 únicamente en la última fase. Si analizamos su ciclo completo: construcción, minado y procesado del uranio, desmantelamiento y gestión de todos sus residuos, hay un uso intensivo de combustibles fósiles que emiten carbono.

“Es la alternativa al agotamiento de los combustibles fósiles”

Para producir toda la energía eléctrica que el mundo consume hoy, sin considerar incrementos de demanda, habría que construir entre mil y 1.500 centrales adicionales (según un informe del MIT), pero según la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (AEREN), el tiempo de construcción sería mayor que el que le queda a los fósiles. Además, la energía nuclear emplea uranio, que también es limitado. Según AEREN las reservas conocidas se estiman en unos 25 años de consumo actual: ¿Cómo alimentaríamos las nuevas 1.500 centrales? Hay quienes proponen pasar a reactores de plutonio, lo cual aseguraría combustible prácticamente ilimitado, ya que en los reactores actuales se genera este elemento como residuo. Pero el plutonio es extremadamente tóxico y no puede considerarse una tecnología posible a corto plazo.

“100% autosuficiente”

Según las estadísticas oficiales sobre las fuentes de energía eléctrica, la nuclear es totalmente autosuficiente porque se produce en el Estado, a diferencia de la térmica convencional, cuyo combustible (gas natural y petróleo) hay que importarlo prácticamente al 100%. Sin embargo, las minas de uranio dejaron de producir hace algunos años, y éste ahora tiene que ser importado. Este coste no se ha tenido en cuenta porque hasta ahora, como apunta el presidente de AEREN, Marcel Coderch, “el desmantelamiento de los misiles rusos y algunos americanos viejos han puesto en el mercado cantidades de uranio enriquecido y esto ha deprimido los costes, pero ahora están volviendo a subir porque este uranio se está agotando”.

“Es más competitiva”

El desarrollo de cualquier fuente energética consume a su vez energía; por tanto, lo que realmente importa es la Tasa de Retorno Energética, y en una central nuclear hay que considerar la energía consumida en todo su ciclo energético mencionado. Según AEREN, es muy probable que la energía neta no sea demasiado importante, sobre todo si se contabilizan los costes de gestión de unos residuos que mantienen su peligrosidad durante miles de años. Por mucho que las compañías eléctricas “externalicen” estos costes cargándolos al sector público, a nivel social hay que tenerlos en cuenta a la hora de valorar la rentabilidad total de una central nuclear (según el V Plan General de Residuos Radioactivos de 1999, el coste total de gestión de residuos y desmantelamiento de instalaciones asciende a 12.000 millones de euros hasta 2004). M. Coderch añade que no es cierto que si suben los precios del petróleo la energía nuclear será comparativamente más competitiva: “Un aumento generalizado de los costes energéticos fósiles va a provocar una inflación y eso va a incidir en las tasas de interés, con lo que los costes de la energía nuclear van a subir también muchísimo”.

Tags relacionados: cambio climático Nucleares
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto