DINERO // El Gobierno estima en 19.000 millones adicionales el rescate de Bankia
4.465 millones públicos, convertidos en acciones

El plan para Bankia anunciado por el Ejecutivo
de Rajoy convierte en privado el capital aportado
por el FROB para el saneamiento de la entidad.

- Análisis: A vueltas con las provisiones

30/05/12 · 8:05
Edición impresa
JPG - 51.4 KB
 
EL OTRO MORDOR. Entre las torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid destaca la Torre Repsol, que costó a Caja Madrid 815 millones en 2007. Foto: David Fernández

Lo han vuelto a hacer. Lo que el
Gobierno de Rajoy ha denominado
“nacionalización parcial” de Bankia
no es más que otro ejemplo de socialización
de las pérdidas después de
la privatización de las ganancias. La
diferencia en este caso es que
Bankia, por su tamaño, supone “un
riesgo sistemático”: Si cae, afecta a
todo el sistema. Su mayor problema,
la burbuja inmobiliaria. En el juego
de conversión de deuda privada en
deuda pública, ¿cuánto dinero público
va a costar la liquidación del ladrillo
de Bankia?
“El nuevo banco de la
nueva banca”, producto de la fusión
de siete cajas muy vinculadas al PP
–Caja Madrid, Bancaja, Caja Ávila,
Caja Segovia, Caja Insular de
Canarias, Caixa Laietana y Caja
Rioja– se ha convertido en una de las
cuatro principales entidades financieras
españolas; con más de diez millones
de clientes, 400.000 accionistas
–o bankeros, que han visto estos
días volatilizarse su dinero en Bolsa–,
y presuntamente 340.000 millones
de euros en activos.

El segundo episodio del rescate
de Bankia pasó de los 7.500 millones de euros anunciados por el
ministro de Economía Luis de
Guindos en el Foro Cinco Días a los 19.000 millones de euros que tenía previsto inyectar el Gobierno en la entidad a través de la emisión de deuda pública. Esta
cantidad se sumará a los casi 4.500
millones aportados por el Fondo de
Reestructuración Ordenada Bancaria
(FROB). Una cifra que se ha
comparado con los presupuestos de
Ministerios como Educación (3.711
millones) o Sanidad (2.446millones
de euros).

¿En qué ha consistido la presunta
“nacionalización parcial”? Sencillamente,
en que el Estado se quede con
el Banco Financiero y de Ahorros
(BFA), matriz de Bankia, con lo que
controlaría el cien por cien de BFA y
el 45% de Bankia. ¿Cómo?
Convirtiendo en acciones los 4.465
millones de euros de dinero público
que le concedió el FROB. Desde su
origen, BFA ha sido considerado “el
banco malo” de Bankia. Ahí es donde
ha ido a parar todo el ladrillo tóxico
de Bankia
. El segundo rescate, el de los 19.000 millones, queda en entredicho tras la publicación el martes 29, por parte del Financial Times, de la presunta negativa del Banco Central Europeo a que dicha inyección de dinero provenga de la emisión de deuda pública española. La jugada permitía al Gobierno de Rajoy no contabilizar esa cantidad como déficit público.

Los activos inmobiliarios
problemáticos del grupo ascienden a
31.800 millones de euros. Entre
las consecuencias de la actual situación
cabe señalar que las siete cajas
que dieron vida al Frankenstein
prácticamente han desparecido, así
como sus obras sociales.
Peor aún: en caso de quiebra de
una entidad, quienes teman al ‘corralito’
han de saber que el Fondo de
Garantía de Depósitos, con el que la
banca garantizaba hasta 100.000 euros
a cada ahorrador, está seco, por
culpa de las millonarias ayudas a cajas
:
CAM, Unnim y Banco de
Valencia –miembro amputado de
Bankia–. Se calcula que este fondo
no dispone demás de 2.350 millones
de euros, aunque no hay datos oficiales.

Recientes informaciones señalan
que el ministro de economía, Luis de
Guindos, exigirá a la banca que aporte
30.000 millones de euros adicionales
al Fondo de Garantía de Depósitos.
Y la banca ha puesto el grito en
el cielo. 30.000 millones de euros, casi
el mismo ladrillo podrido confesado
por Bankia. Por cierto, cerca de
30.000 millones de euros es la cantidad
de deuda pública española que
posee la entidad, según El País.

Real Decreto de suma y sigue

Una semana antes, cuando José
Ignacio Goirigolzarri ya había aterrizado
en el buque insignia financiero
del PP, el Consejo deMinistros
aprobaba el Real Decreto Ley
18/2012 que elevaba en 30.000 millones
de euros la provisión por los
activos inmobiliarios calificados como
“no problemáticos” de la banca,
obligaba a las entidades a reubicar
sus ladrillos en ‘sociedades malas’, y
encomendaba la elaboración de dos
informes de valoración “externos e
independientes” sobre el grado de
saneamiento de los balances bancarios
en línea con los criterios de la
Troika (CE, BCE, FMI). Además, el
texto introduce exenciones parciales
en el Impuesto sobre Sociedades,
en el Impuesto sobre la Renta de las
Personas Físicas y el Impuesto sobre
la Renta de No Residentes.

En este punto cabe recordar que
buena parte de los ladrillos que se ha
comido la banca proceden de daciones
en pago de inmobiliarias que en
su día recibieron créditos estratosféricos
.
Nótese que en esa doble vara
de medir, las inmobiliarias sí han podido
realizar la reivindicada dación
en pago. No así las familias hipotecadas.
Un ejemplo es el de Martinsa-
Fadesa. Caja Madrid concedió un
crédito de mil millones de euros a esta
inmobiliaria cuando Carlos Vela
ostentaba el cargo de responsable de
créditos a empresas de Caja Madrid.
Posteriormente, fue nombrado consejero
delegado de la inmobiliaria.
Vela dimitió pocos días antes de que
la empresa que presidía Fernando
Martín quebrara. La sombra del ladrillo
de Bankia es alargada. Tanto
como los 250 metros de altura de la
llamada Torre Repsol, una de las
cuatro torres ubicadas en la antigua
ciudad deportiva del Real Madrid.
Caja Madrid compró en 2007 ese edificio
por 815 millones de euros.
Suma y sigue. Realia, la inmobiliaria
patrimonial de Caja Madrid, que ha
heredado Bankia, debe hoy más
de 2.000 millones de euros.

LOS PLANES
DE LOS GESTORES
LIBERALES
PARA BANKIA

Pocos dudan de que los nuevos
gestores de Bankia, ya nacionalizada
parcialmente bajo la batuta
de Goirigolzarri,
pedirán más dinero público.
Plantean también trocear la entidad
y venderla al mejor postor.
Para ello será fundamental el
papel de las auditoras ¿independientes?
que valorarán la
cartera crediticia de la banca
española, Roland Berger y Oliver
Wyman.

De ambas firmas, la
prensa ha destacado que Oliver
Wyman hizo lobby contra la
dación en pago y, en 2007,
nombró mejor banco del mundo
a Anglo Irish Bank, entidad que
tuvo que ser rescatada por el
Gobierno de Dublín en 2010
y
dio paso a la intervención financiera
de Irlanda. La compañía no
brilló por su transparencia cuando,
según la revisión de sus
cuentas que la auditora Deloitte
realizó en 2010, omitió el desglose
de las remuneraciones y
pagos por pensiones o seguros
del personal de alta dirección.

De Roland Berger, se reporta el
proyecto al que se está dedicando
en los últimos meses: recaudar
300 millones de euros entre
las instituciones financieras para
crear la primera agencia europea
de calificación crediticia.
Según informaba el Financial
Times a mediados de abril, este
proyecto empezaría a competir
con agencias como Standard and
Poor's a comienzos de 2013.

Más información:

- ["Si Bankia la rescatamos entre todas, que los pisos sean de todas" -> http://www.diagonalperiodico.net/Si-Bankia-la-rescatamos-entre.html]

Tags relacionados: Caja Madrid Número 175
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

3

  • |
    anónima
    |
    30/05/2012 - 10:37pm
    Exacto,eso es lo que he dicho en mi otro comentario,pero según como esta redactado el pie de foto se puede llegar a la errónea conclusión de que las torres ya estaban cuando los terrenos <strong class="spip">todavía</strong> pertenecían al Real Madrid y no es así.
  • |
    anónima
    |
    30/05/2012 - 5:56pm
    <p class="spip">http://es.wikipedia.org/wiki/Ciudad_Deportiva_del_Real_Madrid</p> <p class="spip">Las torres están ubicadas en el terreno donde antes se ubicaba la Ciudad Deportiva del Real Madrid</p>
  • |
    anónima
    |
    30/05/2012 - 1:20pm
    <p class="spip">Al respecto del pie de foto del artículo:</p> <p class="spip">que yo sepa las 4 torres nunca han pertenecido a la antigua ciudad deportiva del Real Madrid ,si no que éstas empezaron a ser construidas 3 años después de que el club vendiera al ayuntamiento los terrenos donde se encontraba la ciudad deportiva.</p> <p class="spip">Los terrenos se vendieron en el año 2001 y las torres se empezaron a construir en el 2004</p>
  • EL OTRO MORDOR. Entre las torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid destaca la Torre Repsol, que costó a Caja Madrid 815 millones en 2007. Foto: David Fernández
    separador

    Tienda El Salto