CASO BANKIA | Rodrigo Rato responsabilizó en el Congreso al Banco de España de la fusión
“Los 33 de Bankia” se pasan las culpas

Los exdirectivos de Bankia encausados por la salida a Bolsa de la entidad eluden responsabilidades en las primeras citaciones ante la Audiencia Nacional. Rato declara el 20 de diciembre.

, Redacción
21/11/12 · 14:43

La querella contra los exdirectivos de Bankia llegará a un punto máximo de atención con el interrogatorio al expresidente de la entidad rescatada, Rodrigo Rato, el 20 de diciembre.

Entremedias, otros 32 antiguos miembros del consejo de administración pasarán por el juzgado número 4 de instrucción de la Audiencia Nacional de Madrid para declarar sobre las acusaciones de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar precios y apropiación indebida.

El macro juicio, que una de las acusaciones presentes en la querella, la campaña 15MpaRato, ha definido como un “Núremberg financiero”, definirá las responsabilidades penales de los responsables en la creación misma de Bankia a partir de siete cajas de ahorros y en la salida a Bolsa de la entidad el 19 de julio de 2011. Entre esta fecha y el día de la dimisión de Rodrigo Rato como presidente, la entidad llegó a perder el 70% de su valor en Bolsa y a pedir 19.000 millones de euros al Estado para sanear sus balances.

La clave política de la querella se juega en hasta qué punto las diferentes defensas logran diluir la responsabilidad de los exconsejeros de la entidad rescatada en un continuo que incluya al Banco de España, la auditora Deloitte –que supervisó la salida a Bolsa de la compañía– y, en última instancia, el Ministerio de Economía de Elena Salgado bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Ésta fue la línea establecida por el propio Rato en su comparecencia ante el Congreso el 26 de julio, donde contradijo al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, para asegurar que éste fue el principal impulsor de la fusión que dio origen a Bankia.

La primera comparecencia a fecha del cierre de este número basó su defensa en la idea de que los consejeros desconocían la situación real de la compañía en el momento de su salida a Bolsa. Así lo declaró el presidente de Caja Canarias, Juan Manuel Suárez Toro, en la citación del 5 de noviembre. Según recogía El Periódico, el también presidente de Cruz Roja española argumentó que por su condición de ingeniero no disponía de suficientes conocimientos para interpretar los balances de la entidad. En esta misma comparecencia, Suárez Toro afirmó haber cobrado 235.000 euros de salario en 2011 por su labor como consejero.

Sin llegar a mencionar a Rodrigo Rato, Suárez Toro concluyó que sólo “cumplía ordenes”. Un día después, la también exconsejera Mercedes Rojo intervino en la misma línea y aseguró haberse enterado “por la prensa” de la existencia del comité de auditoría del que ella formaba parte junto con otros tres miembros de la matriz de Bankia, BFA.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto