Residuos
España lleva una década con la tasa de reciclaje estancada

Entre 2004 y 2014 aumentó sólo un 2%, mientras el vertedero sigue siendo el destino de la mayoría de los residuos domiciliarios y asimilables.

30/11/16 · 17:01

Un 2%. Es lo que ha aumentado en diez años, de 2004 a 2014, la tasa de reciclaje en el Estado español, según se desprende de los datos de gestión de residuos domicialiarios y asimiliables generados en diferentes países europeos que ha publicado la Agencia Europea de Medio Ambiente.

En concreto, la tasa de reciclaje de este tipo de residuos en España se incrementó de un 31% a un 33%, datos que desde colectivos como Ecologistas en Acción consideran "decepcionantes", más aún cuando el método más utilizado para gestionarlos es el vertido, nada menos que un 55% del total de este tipo de materia. El porcentaje se completa con un 12% de residuos incinerados, ya sea con recuperación de energía o sin ella, proceso realizado tanto en cementeras como incineradoras.

Adiós a las exigencias 2020

Para el colectivo ecologista "estos datos "hacen difícil imaginar que España pueda cumplir con los objetivos de la Directiva Marco de Residuos para 2020", lo que implica el incumplimiento de los condicionantes que impone la Comisión Europea para repartir ayudas para la construcción de nuevas instalaciones de tratamiento de residuos.

Las exigencias de la UE para 2020 son alcanzar una tasa de reciclaje de los residuos domiciliarios del 50%, cifra que aumenta al 60% en 2025 y a un 65% en 2030. La Comisión Europea ya envió en agosto una carta al embajador de España ante la UE, el actual ministro de Exteriores, Alfonso María Dastis, en la que avisaba de que, si la situación actual continuaba, es difícil que se puedan otorgar ayudas para la construcción de plantas de tratamiento biológico (TMB).

Los datos de la agencia europea contrastan con la inversión realizada por diferentes administraciones en plantas TMB, a menudo con ayudas comunitarias, unas instalaciones que "deberían tratar los residuos y obtener materiales recuperados para ser utilizados de nuevo", apuntan los ecologistas, pero cuyo balance "es muy pobre, ya que el porcentaje de recuperación de materiales (metales, plásticos, envases y papel y cartón) muy pocas veces supera el 5%".

Además, el colectivo resalta que el compost obtenido no cumple con las especificaciones legales, por lo que en su gran mayoría es depositado también en el vertedero.

La implantación de la recogida selectiva de la materia orgánica, proceso con muy poca implantación en España, permitiría aprovechar ese compost para su uso como abono agrícola.

Cifras reales

Los ecologistas cifran el porcentaje real de residuos entrantes en plantas TMB que acaban en vertedero entre un 75% y un 80%. "Hay que anotar que ese reciclaje del 33% proviene en su mayor parte (17%) de la recogida separada a la que contribuyen muchas personas voluntariamente en los contenedores específicos", recuerdan.

Debido a esta situación, Ecologistas en Acción llama a dar "un giro de 180º de forma urgente" en la política de reciclaje y a que el Gobierno se comprometa con la recogida selectiva de residuos, en especial de su fracción orgánica, mediante la implantación de sistemas puerta a puerta y sistemas de depósito, devolución y retorno (SDDR). Además, instan a "abandonar los proyectos de construcción de macroplantas TMB, incineradoras y macrovertederos, impulsando el tratamiento de la fracción orgánica en pequeñas plantas comarcales cercanas a los generadores de esa fracción". 

Para lograr estos objetivos, el grupo considera imprescindible "establecer mecanismos económicos como la imposición de tasas al vertido y a la incineración, como ya lo han hecho Catalunya y Castilla León (está última solo al vertido), así como incentivos al reciclaje, autocompostaje y compostaje comunitario, con reducciones de las tasas de basura municipales". 

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto