Residuos urbanos
El millón en la basura de Ciempozuelos

El ayuntamiento de Ciempozuelos corta el grifo a una empresa concesionaria que sobrefactura, según el gobierno municipal, 1,1 millones anuales a la ciudad. La empresa ha interpuesto una querella contra la alcaldesa.

17/11/16 · 12:16
Chus Alonso, en el centro, la alcaldesa de Ciempozuelos denunciada por la concesionaria de limpieza.

Con la retirada de la tasa de basuras llegó la denuncia. En la campaña electoral de 2015, Ahora Ciempozuelos prometió la retirada de la polémica tasa en este municipio del sur de Madrid. Como en otros municipios antes, esta tasa tenía el rechazo de la ciudadanía, pero retirarla tiene un coste: la recogida de residuos es cara.

Pero no es tan cara como lo que se está pagando. Es el dictamen principal de las actuaciones del Ayuntamiento de Ciempozuelos. Según la alcaldesa Chus Alonso, el sobrecoste que la ciudad está abonando por la recogida de residuos alcanza la cifra de 1,1 millones anuales. Eliminando ese sobrepago, se puede retirar la tasa en 2017.

Este es el motivo de que la empresa concesionaria, European Cleaning, haya presentado una querella contra Alonso y dos técnicos municipales. La empresa acusa al Gobierno municipal de coacciones, prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos. El Ayuntamiento de Ciempozuelos responde que dicha querella no tiene "ningún sustento jurídico" y que se trata de una querella "política".

Para el equipo de Chus Alonso, la ilegalidad se comete por parte de la empresa, y se remonta al año 1992, cuando European Cleaning obtuvo el contrato de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos, "prescindiendo total y absolutamente" del procedimiento legalmente establecido.

Ese contrato se fue ampliando hasta el año 2015, el Ayuntamiento defiende que de forma irregular. Con la ampliación temporal crecieron las cantidades facturadas. Desde los 314.000 acordados en el año 1998 hasta lo que se factura en 2016: más de un millón setecientos mil anuales.

En 2006, la alcaldía del PSOE promovió un estudio que ya alertaba de la sobrefacturación por parte de la empresa, sin embargo, la situación persisitó, pese a que el Tribunal de Cuentas también alertó de la sobrefacturación y sobre la posible comisión de un delito.

En junio de 2015, la corporación municipal decidió no abonar las cantidades sobrefacturadas, y se pidió a la empresa que emitiese nuevas facturas sin las cantidades sobrefacturadas, pese a que la empresa reconoce beneficios de 80.000 euros mensuales por un servicio estimado en 70.000.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • | |
    17/11/2016 - 3:52pm
    Camiseta de la foto, fotografiada en la reciente manifestación contra la investidura: https://www.flickr.com/photos/fotosdecamisetas/30053671294/