Elecciones en Estados Unidos
Donald Trump, una victoria contra todo pronóstico

Aunque Clinton aventaja ligeramente al candidato del Partido Republicano y multimillonario Donald Trump en número de votos, éste ha ganado las elecciones en Estados Unidos. Su victoria no se nutre sólo de voto xenófobo, sino también de hartazgo al establishment político.

09/11/16 · 13:06
Donald Trump, en un mitin durante la campaña electoral en Prescott Valley (Arizona). / Gage Skidmore

Contra todo pronóstico, Donald Trump, el candidato del Partido Republicano, ha ganado las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Aunque Trump ha aventajado a Hillary Clinton ligeramente en votos durante toda la mañana, según los últimos recuentos la candidata demócrata y gran favorita en todos los sondeos habría ganado las elecciones en número de sufragios: 58.909.579, frente a los 58.864.093 de Trump. Ambos tienen en estos momentos un 47,6% de los votos.

Sin embargo, con el sistema de elección indirecta vigente en Estados Unidos, la ecuación en número de votos electorales no ha cambiado. Trump sigue teniendo 290 votos electorales, frente a los 228 de Clinton, ya que cada Estado dispone de una cantidad fija de votos electorales y la normativa vigente en la mayoría de ellos, excepto en Maine y Nebraska, establece que el ganador se lleve todos los votos electorales del Estado. Así, Trump supera los 270 votos necesarios para alcanzar la mayoría de los 538 votos electorales. California, Nueva York, Texas, y Florida son los Estados bisagra más importantes para ganar las elecciones. En California, con 55 votos electorales, y en Nueva York, con 29, la victoria ha sido para Clinton, y en Texas, con 38, y Florida, con 29, la victoria ha sido para Trump.

Trump, que ha hecho gala día a día de un discurso xenófobo, racista, machista y misógino, se ha nutrido sobre todo de un voto blanco descontento con las élites económicas y políticas y con el establishment de los últimos 20 años, cuya representante principal en estas elecciones era Hillary Clinton, que se esperaba que continuara las políticas de su marido, Blill Clinton, y que ha ejercido en los últimos años como secretaria de Estado de un Gobierno Obama que no ha cumplido con las expectativas de sus electores y durante el que ha seguido ampliándose la brecha entre ricos y pobres.

Sin embargo, Trump no ha ganado sólo entre los blancos con poco nivel de estudios, como se preveía. Según los datos de voto por sexo, etnia e ingresos publicados por la CNN, Clinton habría ganado mayoritariamente entre los "no-blancos", con un 74% de los votos, además de entre las mujeres blancas graduadas, con un 51%, mientras que Trump habría obtenido la victoria entre las mujeres no graduadas (62%), hombres graduados (54%) y hombres sin estudios (72%). En cuanto al nivel de ingresos, Clinton ha salido mayoritaria entre aquellas personas que ganan menos de 50.000 dólares anuales, mientras que Trump ha ganado en todos los tramos de personas que tienen ingresos superiores a 50.000 dólares.

Hillary Clinton ha felicitado ya a su contrincante pero ha decidido no comparecer hoy en público. La derrota de Clinton, candidata favorita de los mercados, ha provocado una caída en las bolsas mundiales.

Reacciones políticas en España

En las redes sociales, dirigentes de distintos partidos políticos ya han reaccionado a la victoria de Trump.

Rajoy (PP): "Mi enhorabuena a Donald Trump por su victoria. Seguiremos trabajando para reforzar la relación que nos une a EEUU, socio indispensable".

Ricardo Cortés (PSOE): que se encontraba en el Convention Center para seguir los resultados junto al Partido Demócrata: “Nosotros tenemos una visión completamente distinta a la suya, en términos económicos, sociales y de política internacional. Ahora se abre una enorme incertidumbre que no nos queda más remedio que afrontar”.

Albert Rivera (Ciudadanos): "La libertad pierde hoy y gana el proteccionismo; al final el populismo, ya sea de izquierda o derecha, se toca".

Alberto Garzón (IU-Unidos Podemos): "Trump, un multimillonario xenófobo, no sólo será presidente de EEUU. Es también el síntoma de la globalización neoliberal".

Pablo Iglesias (Podemos-Unidos Podemos): "La vacuna frente al fascismo de Trump es justicia social y derechos humanos, no más establishment. Hay un pueblo de los EEUU que resistirá".

Eulàlia Reguant Cura (CUP): "No en podia sortir res de bo: ni Trump ni Clinton. I finalment, la confirmació de l'extrema dreta com a fenomen global" ("No podía salir nada bueno: ni Trump ni Clinton. Y finalmente, la confirmación de la extrema derecha como fenómeno global")

Oskar Matute (Bildu): "El 'sentido común dominante' está en horas bajas. Se decía: Rajoy no será presidente, se votará por La Paz en Colombia, Trump no puede ganar".

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0