Medio ambiente
Madrid renaturalizará el Manzanares a su paso por la ciudad

El Ayuntamiento coge el testigo del proyecto presentado por Ecologistas en Acción. En una primera fase invertirá 1,2 millones de euros.

30/09/16 · 13:46
La apertura de compuertas ha propiciado que se hayan creado naturalmente islas.

Era una asignatura pendiente. Tras la eliminación de la autopista M-30 de la superficie junto al río a lo largo de kilómetros del interior de la ciudad y la implantación del parque Madrid Río entre 2006 y 2011 en sus riberas urbanas, al entorno del Manzanares le faltaba una actuación importante: el propio río.

El Manzanares a su paso por la capital del Estado era hasta hace poco una vía muerta entre dos espacios naturales: las zonas protegidas del monte de El Pardo y el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, al norte, en las estribaciones del Sistema Central; y el Parque Regional del Sureste, al sur, en del camino del curso hacia el Tajo.

Nueve presas cerradas convertían al río a su paso por la urbe en una serie de piscinas artificiales que lo hacían más profundo y ancho, en un intento de emular un Sena o un Támesis. Pero el Manzanares no es ni el río parisino ni el londinense, y tiene mucho menos caudal natural y ancho que cualquiera de ellos. Las presilla urbanas lo convertían en un cauce opaco, sin apenas vida, con aguas estancadas de las que en verano emanaban olores y sin un curso vivo y en movimientio.

“Tenemos un concepto de río como ecosistema vivo, que no es un canal ni un lugar donde desaguar aguas contaminadas”, apuntaba esta mañana la concejala de Medio Ambiente Inés Sabanés. “Se trata de un río que pasa por una ciudad, y no un canal”, remarcaba por su parte el coordinador general de Medio Ambiente, José Antonio Díaz Lázaro.
 

 

Por ello, Ecologistas en Acción planteaba el pasado enero al nuevo Ejecutivo madrileño un plan de renaturalización y restauración del río con el el fin de crear un corredor ecológico entre las zonas protegidas al norte y sur de la ciudad y que, por fin, “las poblaciones [de animales salvajes] al norte y el sur de Madrid por fin se conozcan”, tal como apuntaba Santiago Martín Barajas, coordinador del Área de Agua de Ecologistas en Acción. El proyecto inicial planteaba limpieza de su cauce, la creación de orillas y la plantación de más de 28.000 árboles en un eje urbano de 7,3 kilómetros, con un coste total de 3 millones de euros.

Finalmente, el Ayuntamiento ha hecho suyo el proyecto y lo ha presentado esta mañana junto a Ecologistas en Acción, aunque con algunas modificaciones, cambios que los ecologistas ven positivos.

La naturaleza se abre camino

La primera fase del proyecto comenzó realmente en el mes de mayo, cuando se abrieron permanentemente las presas 4 a 9 (la mayor parte del curso urbano), lo que hizo descender la profundidad del río sustancialmente y creó un curso vivo en el que no existían aguas estancadas. “El río ha empezado a comportarse de forma natural”, ha apuntado durante la presentación del proyecto Díaz, “ya están saliendo árboles”. El coordinador del área de Agua de Ecologistas en Acción destacaba por su parte que se ha producido “una explosión de peces, tanto en cantidad como en variedad de especies”, lo que ha hecho que vuelvan al curso urbano aves como garzas, garcetas, ánades reales y gallinetas.

“Lo primero que se planteó en el proyecto fue abrir las compuertas para ver cómo reaccionaba el río”, ha explicado Martín. “Preveíamos que iba a haber una renaturalización espontánea. Ahora bien, lo que nunca pensamos es que fuera tan intensa y tan rápida”. En seis meses, tal como destaca el ecologista, se han creado isletas con vegetación autóctona, riberas naturales, han crecido árboles y se han multiplicado las especies. “Crear artificialmente esas islas, aparte de que costaría un dineral, no nos quedaría así de bien, la naturaleza reacciona bien si la dejas de pisar”.

A raíz de la reacción del propio río, ecologistas y ayuntamiento van a rehacer el proyecto inicial, que planteaba la implantación, precisamente, de riberas e islas para crear el corredor ecológico y disminuir el ancho del cauce en el segundo tramo de actuación. Se trata de un total de 5,5 km, de los 7,3 totales del tramo urbano, entre el puente de la Reina Victoria y la presa número 9, junto al Puente d Andalucía, en el fin de Madrid Río por el sur. Éste área del río no tiene ningún tipo de escollera y cruza actualmente la urbe encajonado entre piedra y hormigón.

Previsiblemente, la última fase sería la adecuación del tercer tramo en torno a la zona de Legazpi, actualmente con escollera y entre viales, donde se haría una actuación similar al primer tramo con el fin de cubrir de vegetación la orilla.

1,2 millones, de momento

El Ayuntamiento va a invertir, por el momento, 1,2 millones de euros a lo largo de 2017 para el Plan de Renaturalización del Manzanares que irán destinados a la adecuación del primer tramo, entre el Puente de los Franceses y y el de la Reina Victoria, de 1,3 kilómetros. Está previsto que los trabajos comiencen en enero.

“Vamos a trabajar en varias fases y en esta primera se van a producir, además del tratamiento [del agua], plantaciones muy importantes, concretamente de 16.831 plantas”, indicaba la concejal de Medio Ambiente. Además, “se va retirar la escollera [1.474 m3], que se acopiará para su reutilización en los siguientes tramos, se va a instalar barandilla en ambas márgenes y también se va a trabajar sobre la eliminación de especies no autóctonas o incluidas en el catálogo de especies no adecuadas o invasivas en el ámbito del desarrollo del río”, completaba Sabanés.

Así, el plan municipal creará una ribera arbórea en los márgenes del río en este primer tramo que implicará la renaturalización de sus márgenes, zonas a las que no podrá acceder la ciudadanía directamente, ya que, como remarcaba Martín, “es muy importante que no se baje al cauce para que la naturaleza se desarrolle de manera natural”.

El ecologista es optimista con la recuperación medioambiental del área y, según destacaba esta mañana, “si esto sigue así, en dos o tres años va a parecer que en su vida ha estado embalsado”. Incluso plantea que las nutrias, presentes tanto al norte como al sur de la ciudad, podrían vivir en la parte urbana del río en un par de años. Ecologistas en Acción espera que este invierno repunten las especies de aves invernantes que llegan a la zona urbana del río para pasar la estación fría.

Futuras fases

La actuación en las siguientes fases del río a su paso por Madrid se encuentra actualmente “en estudio y observación”, indican desde el consistorio, trabajos que se modificarán en función del propio comportamiento del río ante las actuaciones que se van a acometer en el tramo uno y la apertura de compuertas de las presillas, que continuará.

Respecto al futuro de las escuelas de remo que entrenaban desde 2012 en la última piscina, formada por la presa 9, en un pequeño tramo del río, Sabanés ha apuntado que “se están buscando alternativas”, y ha señalado que una de las posibles opciones sería la apertura del embalse de El Pardo, hoy cerrado al público general.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

5

  • |
    baltasar cisneros
    |
    04/10/2016 - 8:24am
    para #2: debe ser por los millones de lectores que tiene este periódico. No tienes mas que ver la tremenda cantidad de publireportajes que aparecen todos los días en ABC, La Razon, El Mundo y El Pais, por mencionar los principales que reciben cuantiosas subvenciones del Ayuntamiento de Madrid. Para peor, lo hacen generando mas deuda, reduciendo los gastos sociales, vendiendo vivienda pública a los fondos buitre y promoviendo el pelotazo inmobiliario.
  • |
    Jose Luis Romero
    |
    02/10/2016 - 12:29pm
    Espero que el Ayuntamiento sea consciente de la importancia de combinar este loable cambio con una buena y rápida solución a las escuelas de remo, primero por que es de justicia para toda acción que busca el beneficio más general evitar los perjuicios más particulares, y porque además es el foco en el que centra la atención mediática toda la prensa reaccionaria.
  • |
    Nieves
    |
    01/10/2016 - 10:46pm
    La palabra "rivera" está escrita de manera incorrecta. Se escribe: ribera. Etimología: Del bajo latín *riparia, y esta de riparius, "riberense", del clásico ripa, y este de origen incierto. Compárese rivus y su descendiente río
  • |
    lauraga85
    |
    30/09/2016 - 11:10pm
    menudo publirreportaje, cómo se nota q el Ayuntamiento da curro a muchos de vuestros colegas
  • |
    Rubén
    |
    30/09/2016 - 3:29pm
    Me alegra leer noticias tan positivas. Por buen camino vamos!