Medio ambiente
Nace una plataforma para luchar contra la muerte de cientos de miles de aves al año

SOS Tendidos Eléctricos busca alertar a la opinión pública sobre la gravedad del problema de la electrocución y la colisión de la avifauna con los tendidos eléctricos.

14/09/16 · 15:31
Un águila perdicera electrocutada cuelga del apoyo de un tendido eléctrico. / SIECE

Un avicidio silencioso. Cientos de miles de aves, entre las que se incluyen especies amenazadas, electrocutadas por las viejas infraestructuras construidas por los humanos para hacer llegar la electricidad a sus asentamientos. Es lo que pretende impedir una nueva plataforma creada por nueve colectivos y entidades profesionales dedicadas a la conservación de la biodiversidad y la naturaleza, SOS Tendidos Eléctricos (SOS-TE), presentada hoy al público.

La nueva organización busca alertar a la opinión pública sobre la gravedad del problema de la electrocución y la colisión de la avifauna en los tendidos eléctricos. “Queremos centrar la atención sobre la que, a día de hoy, es la principal causa de muerte no natural a la que se enfrentan algunas de nuestras especies de aves más amenazadas, como son el águila perdicera o de Bonelli y el águila imperial ibérica”, indican los impulsores de esta iniciativa, formada por Acción por el Mundo Salvaje, la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales, Ecologistas en Acción, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, el Grupo para la Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat, la Revista Quercus, SEO/BirdLife, la Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación de los Ecosistemas y WWF España.

Las cifras han hecho a ecologistas y amigos de la naturaleza pasar a la acción. Se estima que durante los últimos 15 años en España han muerto electrocutadas al menos de 200 águilas perdiceras y más de 120 águilas imperiales, “una situación insostenible que pone en jaque todos los esfuerzos por recuperar y estabilizar la población de ambas especies amenazadas”, resaltan desde SOS-TE.

La plataforma pretende, por un lado, exigir a administraciones y compañías eléctricas que asuman su responsabilidad aplicando soluciones eficaces y duraderas y, por otro, poner a disposición de la sociedad toda la información y experiencia recopilada.

En concreto, SOS-TE se estrena con cinco “peticiones inaplazables”. En primer lugar, conseguir la promulgación de una normativa electrotécnica de aplicación estatal que garantice eficazmente la protección de las aves, para la cual proponen reformar de forma urgente el Real Decreto 1432/2008.

Además, hacen responsable de la mortalidad de las aves a las grandes compañías eléctricas, ya que “son las beneficiarias económicas de la explotación de las líneas eléctricas”, por lo que consideran que éstas deben asumir el coste de la adecuación de sus instalaciones para compatibilizar su negocio con la conservación de la avifauna.

Como tercer punto, exigen a las administraciones competentes en materia de conservación de especies silvestres que “identifiquen los puntos más problemáticos de mortalidad, exijan su modificación o aislamiento y se impliquen activamente en la solución del problema”.

También solicitan un plan de actuación para la corrección de los miles de kilómetros de tendidos que se reparten por la geografía española, que impida la instalación de estas infraestructuras en áreas con especial riesgo de colisión y modificando los existentes, soterrándolos o instalando marcas visuales (balizas salva-pájaros) duraderas y eficaces.

Por último, apuntan que “la autorización administrativa de nuevos tendidos eléctricos debe tener en cuenta el riesgo de electrocución y colisión de aves y deben incluirse medidas correctoras de eficacia comprobada que eliminen o minimicen la incidencia de los nuevos tendidos sobre la avifauna”.

Desde la plataforma recuerdan que el Real Decreto aprobado en 2008, “que debía reactivar la aplicación de medidas en tendidos eléctricos para la protección de la avifauna”, no ha supuesto el cambio que pretendía. Además, hacen hincapié en que la necesidad de fuentes de energía renovables implica el desarrollo de la red eléctrica y la instalación de nuevos tendidos que seguirán causando la muerte masiva de aves, “por lo que es imprescindible el establecimiento de nuevas soluciones que garanticen su seguridad”.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Boletín