La reunión de ministros europeos de Economía y Finanzas respalda las multas a España
De Guindos subirá el Impuesto de Sociedades para hacer frente al déficit

El ministro de Economía responde así a la posible multa por incumplimiento del objetivo pactado con la Unión Europea.

12/07/16 · 19:50
El ministro español de Economía se muestra confiado en que no habrá multas pero incumple ya promesas electorales.

No hace ni tres semanas del fin de la campaña electoral y el Gobierno en funciones ya está echándose para atrás en otra promesa hecha en campaña: la rebaja en el impuesto de sociedades. Hasta 10 puntos de bajada prometió para este impuesto. Hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado una subida en este impuesto después de que el Ecofin –la reunión de los 28 ministros económicos europeos- haya validado la propuesta de multa dictaminada por la Comisión Europea por el incumplimiento en el déficit de 2015 por parte del Gobierno español.

De Guindos ha anunciado en rueda de prensa celebrada tras el Ecofin que el Gobierno español está dispuesto a tomar medidas para cumplir con los objetivos marcados en el Pacto de Estabilidad, según el cual el Estado español tendría que haber cerrado 2015 con un déficit del 4,2% del PIB (frente al 5,1% que se registró finalmente). Cerca de 10.000 millones de euros de diferencia que ponen aún más complicado cumplir con el objetivo del 2,85 previsto para el cierre de este año.

Para contribuir a que esa diferencia se reduzca en 2017 –el Gobierno español ya mandó su plan económico a Bruselas para lo que resta de año-, de Guindos ha anunciado que el Gobierno espera recaudar 6.000 millones de euros mediante una subida del tipo mínimo del Impuesto de Sociedades, por el que tributan las empresas con beneficios. Con esta maniobra, el responsable de Economía espera que la Unión Europea se eche atrás en su intención –respaldado por la Comisión y el Ecofin- de multar al Estado español por incumplir el objetivo de 2015.

El exejecutivo de Goldman Sachs se ha mostrado convencido de que en último término la multa “será nula”, y para ello ha esgrimido los datos de crecimiento del PIB y creación de empleo, y la evolución económica europea de los últimos meses. "Hemos creado empleo, nuestros bancos no generan incertidumbre, tenemos superávit por cuenta corriente, nuestras exportaciones ganan cuota de mercado, hemos estabilizado el mercado inmobiliario... y por lo tanto es un giro sin precedentes", ha señalado.

Leer más: La carta de Rajoy y el tira y afloja del déficit

No obstante, persisten las dudas sobre la estimación, por parte del Gobierno, de algunos de los factores que más están pesando en la desviación del objetivo. Si bien el anuncio de una subida del Impuesto de Sociedades puede considerarse como una cancelación de la otra promesa electoral que se contradecía con las imposiciones de Bruselas –la bajada del IRPF podría haber supuesto hasta 4.500 millones menos de ingresos, según Gestha-, el persistente déficit en las cuentas de la Seguridad Social y la dificultad para que las Comunidades Autónomas –sobre las cuales recaen las grandes patas de las políticas de bienestar- cumplan con los objetivos impuestos por Montoro hacen que diversos organismos cuestionen que el Gobierno cumpla con las cuentas de este año y el próximo.

Empezando por la Comisión Europea, que según el documento adelantado la semana pasada por El País se hacía precisamente esa pregunta –la de si España volvería a incumplir en 2016; la respuesta era ‘sí’-, pasando por la Airef (Autoridad Fiscal Independiente, una agencia creada en el marco del Memorándum del rescate de 2012 para vigilar el cumplimiento de las normas de austeridad presupuestaria), las dudas aireadas públicamente seguirán presionando al Gobierno español que salga del juego de pactos a cumplir. Es decir, a recortar. Para la Airef, el desvío de 2016 será aún mayor al de 2015 (del 2,8 exigido al 4%). Otros, como el subidrector de Feddea, José Ignacio Conde-Ruiz, van más lejos y piensan que el déficit de este año incluso superará al de 2015 y subirá al 5,3%. En este segundo escenario, los ajustes –entre recortes y subidas de impuestos y tasas- deberían alcanzar el entorno de los 24.000 millones de euros.

Tags relacionados: Comisión Europea Luis de Guindos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto