Entrevista a Antonio Cámara, de la Comisión de la Feria del MES
“Si no te gusta... cámbialo

Talleres, charlas, encuentros o diversión para niños y niñas son sólo algunas de las actividaes que podrás encontrar en la IV Feria del Mercado Social de Madrid los próximos 4 y 5 de junio.

31/05/16 · 7:03
La IV edición de la Feria del Mercado Social se celebra el 4 y 5 de junio en Matadero Madrid. / Álvaro Minguito

Charlar con la persona que cultiva los tomates que desayunas cada mañana, saber cómo se elabora el jabón con el que bañas a tus hijas o poder comprender esa entelequia llamada factura de la luz y además poder contratar un servicio ético basado en energías renovables. Éstas son sólo algunas propuestas de la IV Edición de la Feria del Mercado Social de Madrid (puedes ver aquí el programa completo). Du­rante dos días el Matadero de Madrid acogerá a miles de personas que se acercarán a conocer lo que se cuece en la economía social y solidaria madrileña, donde el consumo y la producción se unen para contribuir a crear un mundo mejor a través de criterios éticos y solidarios que ponen a las personas por encima de los intereses de las empresas. Antonio Cámara, participante de la Co­misión de Feria, nos cuenta cómo es un fin de semana en la economía social de Madrid.

¿Qué le ofrece la Feria del mercado social a alguien que se acerca por primera vez?

La Feria es un escaparate para ver distintas posibilidades de economía alternativa, de empresas que producen bienes y ofrecen servicios con una base de valores y de ética a la hora de hacer esa producción. Es un escaparate para ver todas las cosas que se hacen en Madrid, conocer a todas las empresas de la economía social de primera mano y poder hablar de tú a tú con las personas que rea­lizan esos servicios. La Feria, en sí misma, es un espacio de ocio y de conciencia. Puede llevarte a comprar verduras, acordar una sesión para darte un masaje, recibir información sobre un curso o poder contratar un seguro basado en principios éticos. Ade­más, también hay una zona de restauración con comida y bebidas de comercio justo y ecológicos, entidades que dan una muestra de coherencia de qué cosas se pueden hacer desde la economía social.

Feria de la Economía Social y Solidaria de Madrid 2016 from Mercado Social de Madrid on Vimeo.

Vivienda, contratación de la luz, cooperativas de educación, estudios de mercado, periódicos, librerías... Nuestro consumo puede contribuir a un mundo más justo, ¿cómo se plasma esta idea en un fin de semana?

Para eso, además de la presencia de las entidades en la propia Feria, hemos elaborado una programación basada en tres líneas. Por un lado queremos mostrar lo que hacen las entidades, qué valores aportan y qué quieren conseguir con su trabajo, qué es lo que aportan para contribuir a una sociedad más justa, más igualitaria, una sociedad mejor, en definitiva. Otra línea es la de divulgación o difusión de ciertos debates donde se dan a conocer posicionamientos de la economía alternativa sobre el mundo en el que vivimos. Así, podemos hablar de compra pública responsable, otros modelos alternativos de vivienda, como la vivienda de cesión de uso... Se trata de una segunda pata más política pro­puesta desde la organización, la red de redes de la economía alternativa y solidaria (REAS) para dar a conocer temas que nos parecen importantes. Y, por último, hay una tercera pata, que es la lúdica, con una programación dirigida a un público infantil y diferentes familias con teatro, títeres, danza... diferentes acciones que muestran de manera divertida cómo contribuir a cambiar el mundo.
 

"Queremos mostrar lo que hacen las entidades, qué valores aportan y qué quieren conseguir con su trabajo"

De hecho, el lema de la Feria este año es “Si no te gusta, cámbialo”.

Sí, nuestros pequeños gestos muchas veces contribuyen a un sistema con el que a menudo no estamos de acuerdo y que nos oprime, que no nos gusta. Por eso apostamos por cambiar aquellas cosas que pueden contribuir a construir un mundo mejor, más centrado en las personas y no tanto en el dinero. Pequeños gestos de consumo, como cambiar mi banco o contratar una compañía eléctrica que me suministre la luz de manera 100% renovable que, además, es una empresa democrática donde participan todas las personas socias donde puedo opinar y tengo voto, hasta adquirir productos que están suponiendo un cambio y una transformación sobre los modelos pre­dominantes.

Este año se celebra la IV edición de la Feria, ¿cómo ha cambiado a lo largo de los años?

Los cambios son, sobre todo, en las entidades que participan en la Feria. El tejido productivo de la economía social de Madrid va poco a poco, es un camino lento pero se va fortaleciendo, va habiendo más entidades, diversidad, más creatividad e innovación a la hora de pensar lo que hacemos y cómo nos proyectamos al exterior. El principal cambio es la madurez de las entidades que participan en la Feria y que todos los años hay nuevas entidades que se presentan en la Feria y que pueden ser muy interesantes para nuestras prácticas de consumo.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto