La asamblea regional aprueba una ley inspirada en las demandas de la PAH
Murcia reforma su ley de vivienda para incluir artículos antidesahucios

La PAH consigue que el Gobierno regional y los Ayuntamientos estén obligados a realojar a hogares desahuciados.

12/05/16 · 17:28
Miembros de la PAH después de la votación de la ley en la Asamblea de Murcia.

Al PP le crecen los enanos, o las leyes autonómicas antidesahucios. Dos semanas después de que el Gobierno en funciones anunciara el recurso contra el núcleo de la ley catalana 24/2015, la Asamblea de Murcia ha aprobado esta mañana una reforma de su ley de vivienda que incluye algunas de las demandas que van en la parecida línea a la ‘ley de la PAH’(Plataforma de Afectados por la Hipoteca) boicoteada por el Gobierno central: la obligación de las administraciones de dar realojo a hogares desahuciados y la firma de un convenio por el que los bancos se comprometen a dar alquileres sociales y las compañías suministradoras de luz, agua o gas a no cortar el suministro en los hogares pobres.

“No llega al nivel de le ley catalana, ni mucho menos a lo que pedimos en la campaña de las 5 de la PAH, pero da a los hogares en dificultades una base sobre la que intervenir”, ha explicado a Diagonal Paco Morote, de las PAH de la Región de Murcia. Tal y como explica a este periódico, la norma ha sido preparada con cuidado junto a los ponentes (Podemos y PSOE) para no ser carne de recurso al Constitucional por colisión de competencias, el principal argumento invocado por el Gobierno de Rajoy en sus sucesivos recursos a diferentes leyes autonómicas –la catalana, la última de ellas- que han tratado de dar herramientas a estas autonomías para intervenir contra los desahucios o los cortes de suministros. “Murcia no tiene las mismas competencias que Catalunya en cuanto a derecho civil o de consumo, y por eso no hemos podido ir tan lejos como queríamos”, señala Morote.

La norma prevé algo parecido a un derecho subjetivo a la vivienda, o al menos restringido a quienes hayan sido desahuciados de la suya, al dar obligación a las administraciones de realojarlas. También creará un convenio regional con los bancos–si bien estos podrán no adherirse si no lo desean-por el que estos se comprometen a dar alquiler social en la misma vivienda a los hogares con dificultades para pagar la hipoteca, así como un convenio con empresas suministradoras para detener los cortes. Además, la Ley creará un servicio de mediación contra los desahucios en el que por primera vez se reconoce a la PAH como interlocutor necesario. “Ahora quedará todo pendiente de que el reglamento se haga teniendo en cuenta también a los afectados”, explica el activista de la PAH.

Las PAH murcianas llevaron sus propuestas a la asamblea regional unos meses después de que este parlamento aprobara una ley de vivienda, considerada "electoralista e inútil" por la plataforma. Con el impulso de la ley catalana contra los desahucios y la pobreza energética, que había sido aprobada en julio de 2015, PAHs de todo el Estado reclamaron el 7 de octubre en sus parlamentos autonómicos que estos legislaran en parecido sentido. “Podemos y PSOE se comprometieron a escribir un borrador para la reforma de la ley”, explica Morote.

En los 8 meses que han pasado, la amenaza por parte del PP ha estado siempre presente. El partido gobierna Murcia en minoría y presentó, como enmienda a la totalidad de la reforma, un escrito pidiendo su retirada completo por supuesta inconstitucionalidad. “Nos parece indecente e inadmisible que el PP carezca de propuesta y se limite a tratar de impedir el debate, en una región con casi 7 desahucios diarios de media y un creciente número de ejecuciones hipotecarias”, ha valorado la PAH en un comunicado. Finalmente, la reforma de la ley ha salido adelante con los votos de Podemos, PSOE y Ciudadanos y la abstención del PP.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0