Ellos tienen armas, nosotros tenemos la esperanza

Abdallah Almahmoud, un refugiado sirio que se encuentra en el campo de Idomeni, relata a Diagonal cómo fueron los ataques de la policía macedonia contra los refugiados de Idomeni (Grecia) que provocaron más de 200 heridos el 10 de abril.

, refugiado sirio en el campo de Idomeni
17/04/16 · 8:00
Ataques de la policía macedonia contra el campo de Idomeni el 10 de abril. / Abdallah Almahmoud

Abdallah Almahmoud, un refugiado sirio que se encuentra en el campo de Idomeni, relata a Diagonal cómo fueron los ataques de la policía macedonia contra los refugiados de Idomeni (Grecia) que provocaron más de 200 heridos el 10 de abril.

En primer lugar
No somos terroristas y no nos enfrentamos a la policía
Ellos tienen pistolas, gases lacrimógenos y otras cosas
Nosotros sólo tenemos la esperanza…

La gente intentó pasar a Macedonia ayer porque estaban aquí desde hace 45 días o más
Y no saben cuánto tiempo más tendrán que quedarse aquí hasta que en Europa decidan algo útil para nosotros
Sólo hablan y hablan, bla bla blaaaa
El sistema de reasentamiento no es útil porque Skype no funciona
Y la frontera no está abierta
Sólo nos dicen que vayamos a otro campo, que es mejor que Idomeni
Pero si vamos, qué pasará, estaremos esperando para nada
O pagaremos mucho dinero a traficantes para ir a países de Europa y es caro y peligroso
Para una persona hay que pagar unos 3.500 euros.

Mucha gente tiene familia en países europeos. No quieren ir sólo a Alemania y escapar de la guerra
Ayer intentaron hacer algo
Y quizá lo intentarán una y otra vez.

Ayer fue terrible
Al principio mucha gente se quedó en las vías del tren y unas diez personas con un oficial griego fueron a la frontera para hablar con la policía de Macedonia. Ellos, por supuesto, no abrieron la frontera.
Después de eso un montón de jóvenes se acercaron a la frontera para cruzar a Macedonia pero la policía macedonia les lanzó bombas de sonido y gases.
Dijeron a la policía “por qué nos disparáis”, estamos aún en territorio griego pero no les importa.
Las primeras tres horas nadie intentó lanzar piedras a la policía, pero después de que tres hombres recibieran disparos de balas de goma en la cabeza y de que hubiera un montón de gas a su alrededor, empezaron a lanzar piedras.
Y a veces la policía de Macedonia entraba a territorio de Grecia para golpearlos
/Espero que los medios lo hayan fotografiado/
Esto duró desde las diez hasta las seis
La gente llevaba papeleras para esconderse detrás de ellas.

Mi mejor amigo y yo intentamos junto a otros mantener a los niños y las mujeres lejos
Y tratamos de cubrirnos de los gases
A veces fracasábamos y llorábamos de dolor y descansábamos y regresábamos a ayudar a otros
Al principio nos cubríamos del gas con nuestras ropas
Hasta que trajimos mantas.

Tuvimos algunos problemas con MSF
Porque estaban en tiendas normales lejos de nosotros
E intentamos usar algo de limón y cola para echarnos a la cara
Después de eso vinieron algunos doctores y voluntarios detrás de nosotros
Con equipo médico y nos ayudaron.

Y el área por la que intentamos pasar estaba vacía, no había tiendas en ella, pero la policía de Macedonia lanzó gases lacrimógenos cerca de nosotros sobre las tiendas, sin importarles los niños, y lanzaron gases lacrimógenos cerca del centro médico.
Y dispararon balas de goma.

Después de eso la gente empezó a jugar con la policía de Macedonia, corrían y se hacían selfies y la policía estaba enfadada y nos lanzaban más y más gas y luego lanzaban gas sobre las tiendas, no sobre nosotros, porque cuando lanzaban gas sobre nosotros nos cubríamos, y cuando nos disparaban balas de goma nosotros sólo bailábamos, jajaja.

Hubo una bala de goma especialmente para mí y para mi amigo, porque nos tomamos un selfie con ellos y nos lanzaron una bomba de sonido.

Al final del día había varios heridos, mucha gente con los ojos rojos y con tos.

Esperamos que Europa decida algo útil y rápido para nosotros.

*Abdallah Almahmoud es un refugiado sirio, de la ciudad de Alepo, de 26 años de edad. En Siria era estudiante universitario y trabajaba como mánager de marketing. Se encuentra en el campo de Idomeni, en la frontera con Macedonia, desde el 1 de marzo.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0