Derechos
Madrid busca sitio para el deporte de base

Las asociaciones vecinales denuncian la escasez de instalaciones deportivas en los barrios.

, Madrid
01/04/16 · 7:32
Edición impresa
La construcción de la Caja Mágica costó 300 millones de euros. / david

El 1 de enero entró en vigor la nueva ordenanza de tasas públicas en los centros deportivos y casas de baños del Ayuntamiento de Madrid. Una bajada de precios presentada por el Ayuntamiento de Manuela Carmena (Ahora Madrid) que supone una disminución del 15% en el coste de acceso a instalaciones deportivas.

La rebaja se une a medidas como la ampliación de la categoría joven hasta los 25 años o tarifas reducidas para personas en situación de integración y desempleadas. También con el incremento en la partida presupuestaria hasta los 8,5 millones de euros. Un conjunto de medidas que, de cumplirse con eficiencia, supondrían un cambio para una comunidad en la que, a pesar de la crisis económica, los precios de las instalaciones deportivas subieron con los dos últimos gobiernos del Partido Popular, marcados también por las candidaturas olímpicas, factor que ha contribuido a que Madrid sea la comunidad más endeudada de España. En ese periodo se han construido un elevado número de instalaciones deportivas: el Campo de las Naciones, Madrid Arena, la Caja Mágica o La Peineta, que podrían haber permitido fomentar el deporte base en la capital. Aunque la realidad dista mucho de ser así.

La batalla del ​CB San Fermín

En el Distrito de San Fermín, al sur de Madrid, se encuentra el Club Baloncesto San Fermín, un proyecto educativo y deportivo que, a través de la lucha y las movilizaciones vecinales, consiguió en 2014 que el Ayuntamiento cumpliera su promesa y les permitiera usar dos pistas de la Caja Mágica. El centro es uno de los mayores espacios deportivos de Madrid. Inaugurado en el 2009 como emblema de las candidaturas olímpicas, su construcción costó el doble de lo presupuestado: cerca de 300 millones de euros.

Víctor Renes, presidente de la asociación de vecinos de este barrio, denuncia que, desde el principio, ha tenido que hacer frente a limitaciones, no sólo de horario, en las competiciones municipales. “Se ha planteado que este espacio sea una de las sedes de estas competiciones en el barrio y eso no es posible”, explica. Esta situación obliga a los integrantes del equipo a desplazarse todos los sábados fuera del barrio para jugar en otros distritos. A los problemas de tiempo y desplazamiento se les une las condiciones de las pistas. “Son muy rudimentarias, no disponen del material y las condiciones adecuadas para practicar deporte de forma eficiente”, critican desde la asociación. “Desde el Ayuntamiento nos dijeron hace años que las repararían, pero no se ha hecho”, añaden. Además consideran que el tema de la Caja Mágica no se resuelve con poder entrenar allí, exigen un espacio deportivo en el barrio que “permita desarrollar el deporte de base, más allá de nuestro equipo de baloncesto”.

Según Renes, la situación se resolverá cuando “se abra el polideportivo al conjunto del deporte en el barrio”. El presidente de la asociación explica que el próximo 5 de abril tienen una reunión con el equipo deportivo del actual Ayuntamiento para trasladarle “la necesidad de un pabellón cubierto en un barrio de 23.000 habitantes”.

Chamberí: sin instalaciones

Chamberí es el barrio de la comunidad con menos metros cuadrados de zonas verdes por habitante. El Club de Baloncesto Chamberí solía entrenar en la última pista pública de este distrito de 150.000 habitantes. En 2014, dos nuevas pistas de pádel –con las que se llegó a las cinco– privaron al vecindario de la instalación.

Desde la Asociación Vecinal El Organillo denuncian que, tras la reconversión de las pistas de las instalaciones deportivas del Canal de Isabel II no se les ha facilitado espacio alguno desde la Junta Municipal de Chamberí . “Entrenan donde pueden, en ocasiones en algún colegio”, señalan desde el colectivo.

La agrupación de vecinal comenta que el Estadio Vallehermoso, único del que disponía el barrio, se tiró para hacer una nueva instalación que “iba a ser una de las estrellas de las olimpiadas”, como afirmaba entonces Ruiz-Gallardón. No se construyó y donde estaba el estadio sólo quedó un solar. Entonces el Consistorio sacó a subasta una instalación deportiva. El concurso incluía la construcción del espacio deportivo y su explotación en régimen de gestión indirecta. Hoy, esta instalación, a la que se llamó Go Fit, se encuentra con sobredemanda y cuenta con listas de espera de miles de vecinos.

Detrás del polideportivo Go Fit aún queda un gran espacio de lo que fue el Estadio Vallehermoso. “Hemos pedido que el destino definitivo sea una instalación deportiva para el distrito, pero no nos hacen caso”, explican desde El Organillo. “El equipo municipal tiene intención de construir un polideportivo de competición”, lo que supondría una mayor restricción de uso para el deporte base y los vecinos en general, según explica la organización, que critica que “desde las instituciones no hay interés alguno en fomentar el deporte base. Ni por el equipo de gobierno anterior ni por el actual”.

Por el gusto de jugar sin dinero y a tu manera

De un grupo de amigos y amigas nació, en los barrios de Hortaleza y Chamartín, la Liga Cooperativa gratuita de Baloncesto, un proyecto sin exclusión por edad, raza o sexo, autogestionado y autofinanciado. Su convicción es “recuperar las instalaciones y crear tejido asociativo en el barrio”. Durante la última década han surgido numerosas iniciativas de base relacionadas con el deporte, como la Liga de Fútbol Popular de Vallekas, el Ecua-Volley, la Liga Cooperativa de Fútbol Sala o la Liga Cooperativa Femenina. “Son motivos suficientes para creer que otro modelo de deporte es posible”, afirman desde la Liga de Baloncesto.

1.000

partidos ha convocado la Liga Cooperativa gratuita de Baloncesto en sus cuatro años de vida. La Liga la forman más de 60 equipos de distintos barrios de Madrid y en total han organizado, de forma  asamblearia y a través de grupos de trabajo, más de 20 torneos.

2005

fue el primer año en el que se celebró el Mundialito Antirracista de Alcorcón, que en agosto de 2015 celebró su décima convocatoria, en la que participaron 40 equipos.

Tags relacionados: Chamberí deporte base número 267
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto