Seguridad Vial
Muere atropellado un usuario de BiciMad

Fallece el usuario de BiciMad atropellado el pasado sábado en la calle Alberto Alcocer por un coche que se dio a la fuga.

08/03/16 · 12:54
Estación del servicio BiciMad / Alvy / Microsiervos

En la noche del pasado sábado se producía en la calle Alberto Alcocer de Madrid el atropello de un joven de 32 años que circulaba con una bicicleta del servicio municipal BiciMad por un coche que se daba a la fuga. El atropellado ha fallecido como resultado del traumatismo craneoencefálico. La policía continúa buscando al conductor del coche.

Diversas organizaciones de ciclistas urbanos han convocado un acto de homenaje en la estación de BiciMad de la calle Alberto Alcocer a las 20h del martes 8 de marzo. Los convocantes reclaman la necesidad de crear un Madrid donde todos los usuarios de la vía puedan desplazarse con seguridad y guardarán un minuto de silencio. En dicha estación ya se han empezado a colocar flores y velas durante todo el día.

El servicio público de alquiler de bicicletas eléctricas, BiciMad, entró en funcionamiento en 23 de junio de 2014, y está presente en ocho distritos de la capital (Arganzuela, Retiro, Centro, Moncloa-Aravaca, Chamberí, Salamanca, Tetuán y Chamartín). Cuenta con más de 30.000 abonados al servicio y una media de entre de 6.700 usos diarios en enero de 2016, a 9.700 en noviembre de 2015.

Barcelona, Madrid y Valencia son las provincias que más accidentes registran en el periodo de 2010 a 2013. Según datos recopilados por la web Madrid en bici, “en 2013 murieron cuatro usuarios de la bicicleta en vías urbanas en Madrid [...]. Esta cifra supone el 16,6% de todos los ciclistas muertos en zonas urbanas en España durante ese año. Respecto a los heridos, 67 personas fueron hospitalizadas y 436 personas sufrieron heridas leves en la capital”.

Tags relacionados: Bicicletas Madrid
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    7814EBC
    |
    08/03/2016 - 3:01pm
    Siempre me ha gustado desplazarme en bici por Madrid, de hecho, hace ya muchos años, muchos, antes de que a nadie se le ocurriera la idea de ir por Madrid en bici, mi amigo Eduardo (hoy diputado en la Asamblea de Madrid por Podemos) y yo, deberíamos tener por entonces unos 18 años (¡hace tantos!), alquilamos unas bicis, puesto que los reyes siempre dejaban las bicis un poco antes de llegar a nuestras casas -éramos pobres y los reyes, en las casas de los pobres, dejaban carteras para el colé, bolígrafos, cuadernos, calcetines...- y fuimos recorriendo el Madrid de los autobuses, los taxis, los vehículos privados, las motos..., y en las paradas de autobús nos quitábamos las mascarillas, puesto que nos pusimos mascarillas y batas blancas al poco de girar la primera esquina de la casa de alquiler de Vallekas, era Nico, no me acuerdo si era la calle Tomás García o Monte Perdido, me inclino más por la primera, y les gritábamos a los que esperaban el autobús: ¡"os estáis matando!, montar en bicicleta!" y cosas así. No nos dábamos cuenta de que en realidad no se estaban matando, sino que los mataban los autobuses, los taxis, los vehículos privados, el "desarrollo" capitalista..., es decir, la legislación que permitía que un vehículo privado, sobre todo, pudiera campar por sus respetos. Esto debería de ser hacia el año 1968 o 69. ¿Han cambiado las cosas? ¡NO! Todo sigue igual: no hay carriles de bici protegidos de los vehículos, y los que hay son compartidos por transeúntes. Es decir, una tomadura de pelo. Así, los ciclistas, es decir, los que usamos la bici (BiciMadrid y las privadas) tenemos que enfrentarnos al cabreo de los peatones y a la insolencia y prepotencia de los conductores de vehículos, sean privados, sean taxis, sean autobuses..., sean. ¿Alguien se molestará porque usemos las aceras para ir en bici? Entonces es que nos quieren muerto. Los que usamos bicis lo sabemos. ¿Para cuándo entonces construiremos unos carriles protegidos contras peatones y vehículos en este Madrid tan problemático? Nos vemos, pues, en Alberto Alcocer 20 para exigir respeto, educación y protección a aquellos que vamos por Madrid en medios no tan violentos, no tan conquistas, no tan industriales, no tan..., pongan lo que quieran. ¡Salud! Enrique Bienzobas
  • Tienda El Salto