Migración
Barcelona juzga al CIE de Zona Franca y pide su cierre definitivo

Mañana, 30 de enero, se celebrará una concentración para pedir la no reapertura del CIE de Zona Franca. Durante el acto se llevará a cabo un juicio popular. Hoy, representantes la plataforma Tancarem el CIE han entregado una citación a los responsables de la institución para que se personifiquen como defensa.

29/01/16 · 15:03
Alba Cueva (Sos Racisme Catalunya), Marc Serra (Tanquem els CIE) y Aziz Faye (Sindicato de Vendedores Ambulantes) entregaron la citación para el juicio a los responsables del CIE de Zona Franca. / Clara Asín

Representantes de las entidades que conforman la plataforma Tancarem el CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) han entregado esta mañana en la Subdelegación de Gobierno en Catalunya una citación a los responsables del CIE de Barcelona para que se personifiquen como defensa de la institución, invitándoles a participar en el juicio popular al CIE de Zona Franca. Dicho juicio se celebrará mañana a las 11h delante del centro de internamiento, cerrado por obras “para su mejora” desde el pasado mes de noviembre. El objetivo del mismo es acusar al CIE de ser una estructura vulneradora de derechos humanos y pedir su cierre definitivo, así como hacer llegar a las instituciones la exigencia del cierre de estos centros y su compromiso para que el CIE de Zona Franca no vuelva a reabrir.

En julio de 2015, el Parlament de Catalunya aprobó una resolución, con los votos a favor de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP, contra los Centros de Internamiento. También, el pasado noviembre, el Ayuntamiento de Barcelona manifestó su oposición a la reapertura del centro de Zona Franca, con el apoyo de BeC, CiU, ERC, PSC y la CUP apoyando la moción presentada por Tancarem el CIE. El Consistorio se comprometió a hacer presión institucional para su cierre. En ese acuerdo también se denunciaban las redadas de carácter racista, los vuelos de deportación y las expulsiones exprés.

La entrega de la citación ha sido realizada por Alba Cuevas, de SOS Racisme Catalunya; Marc Serra portavoz de Tanquem els CIE y Aziz Faye, del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes. Asimismo, han asistido Asunta Sogas, del Secretariado de Entidades de Hostafrancs y La Bordeta, y Toni Borrell, de Stop Mare Mortum.

Desde Tancarem el CIE, Marc Serra señala que la campaña ha sido “muy intensa” debido a la amplitud de la movilización y por su grado de participación, “Casi 2.000 personas han llegado hasta las puertas del CIE para que se cierren, se ha conseguido forzar a una resolución que reconoce el CIE vulnera la dignidad de las persones que están allí presas”, apunta.

Serra ha remarcado “la legitimidad” de este juicio popular: “Hemos estado en la calle y también en las instituciones. Hemos conseguido que las dos principales instituciones de Catalunya: el Ayuntamiento de Barcelona y el Parlament, reafirmen los postulados de Tancarem el CIE, den soporte a la movilización y exijan al Ministerio de Interior la no reapertura”. En el caso de que se reabriera el CIE, Serra apunta: “No se descartarían llevar a cabo movilizaciones de desobediencia civil porque estamos delante de un caso muy grave de vulneración de derechos humanos”, pero de momento explica que no hay acciones previstas. “Nos centramos en la movilización de mañana, invitamos a todo el mundo a participar, esperamos sea un éxito”.

Sin fecha de reapertura

Actualmente no se conoce ninguna fecha de reapertura, pero sí se tiene conocimiento de que las obras se han estado realizando, por lo que desde la plataforma entienden que la hoja de ruta del Ministerio de Interior sigue activa. “Si Interior decide abrir el CIE lo estará haciendo a la espalda de la ciudadanía de Catalunya, del Ayuntamiento de Barcelona y del Parlament, dos de las instituciones que la representan, así como de las centenares o miles de personas que mañana irán a la movilización”.

Durante el juicio popular está prevista la participación como testigos de tres personas que han estado internas en el centro y organizaciones que trabajan en la investigación de estos centros y en la garantía de los derechos humanos: la Fundación MigraStudium y el Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos. Habrá un jurado popular constituido por distintas entidades por la protección de los derechos humanos, colectivos de migrantes autoorganizados y personas que trabajan por la clausura del CIE, entre los que se encuentran Gemma García, de La Directa, en representación de los medios; Josetxu Ordóñez en representación de la abogacía del ICAB; Pascale Coissard, de la Comissió Catalana d'Ajuda al Refugiat (CCAR); Aida Guillen, del Instituto de Derechos Humanos de Catalunya y Aziz Faye, portavoz del Sindicato de Manteros, el cual ha pasado por el CIE hasta cinco veces. Como abogado de la acusación actuará Andrés García Berrio, miembro de Tanquem y abogado de Irídia, centro de derechos humanos. Finalmente, se llevará a cabo una sentencia a través de un relato común de todas las personas asistentes y como portavoz actuará un representante de SOS Racisme.

Durante toda la semana, Tancarem el CIE ha hecho un llamamiento a la sociedad para adherirse al juicio popular y acusar al CIE de la vulneración sistemática de derechos humanos. La movilización en redes sociales comenzó el pasado 25 de enero con el hashtag #JoAcuso en el que invitaban a las personas a participar en la acusación al CIE y asistir a la convocatoria con un cartel acusatorio. Ayer, la plataforma Tancarem el CIE lanzó un vídeo con imágenes de la actual situación del CIE en obras y se exigía su desmontaje definitivo.

Otras experiencias de juicios similares se han producido a lo largo de la historia, como las Marchas de Selma a Montgomery, los juicios populares zapatistas, las denuncias del Tribunal Permanente de los Pueblos (TTP) o el reciente juicio al estado español por parte de la organización internacionalista Askapena. “El juicio popular es una forma de empoderamiento a través del uso de herramientas jurídicas acogiéndonos al sistema de defensa y protección de derechos, en este caso, a favor de una lucha común: el cierre del CIE”, explican desde Tancarem.

Serra recuerda que esta acción está enmarcada en una campaña estatal por el cierre de los CIE, “Esta acción no sólo se hace por el CIE de Barcelona, sino por el cierre de todos los CIE y, sobre todo, por un cambio en el paradigma de la política migratoria que actualmente está basada en el control y la represión, hacia un política migratoria basada en la acogida y en el respeto escrupuloso de los derechos humanos”.

La movilización está impulsada por Tancarem el CIE, la fundación Migrastudium, SOS Racisme Catalunya, Stop Mare Mortum, Espacio del Inmigrante, el Secretariat de Sants, Hostafrancs i La Bordeta, La Fede.Cat, la FAVB, el Procés Consituent, Òmnium Cultural, la Asamblea Nacional Catalana, el CJB, el CNJC, UGT i CCCOO, CGT, el Instituto de Derechos Humanos de Catalunya, la PAH, el MLP, la FAPAC y el CAB, entre otros. Además, 1.600 personas han dado soporte a título individual y más de 200 entidades han firmado un manifiesto en soporte a la campaña.

Los CIE y la vulneración de derechos humanos

Los Centros de Internamiento de Extranjeros son centros penitenciarios donde la Administración mantiene detenidas a personas por encontrarse en una situación administrativa irregular, no tener papeles. Según la normativa que regula estos centros, en el artículo 15.1 se señala la no necesidad de que los estados miembros de la UE tengan este tipo de establecimientos. En el caso del CIE de Zona Franca se han denunciado la muerte de internos como Aramis Manukyan en 2013, Idrissa Diallo en 2012 y Mohamed Abagui en 2010. También, se han denunciado maltratos y agresiones por cuerpos de seguridad del centro, así como una condiciones precarias que vulneran los derechos fundamentales, como el derecho a la sanidad, a una buena tutela judicial, a la comunicación y a la intimidad, todo ello recogido en un informe de Tanquem els CIE de 2014.

Leer más: "Escuchábamos los gritos de Alik desde la galería del primer piso, después supimos que había muerto"

Desde Tanquem els CIE, señalan un problema evidente de opacidad que está condicionado por un control total por parte de la policía nacional, “La mayoría de denuncias que nos llegan son archivadas por la dificultad de la obtención de pruebas”. Las organizaciones que han tenido acceso al CIE de Zona Franca han denunciado tratos racistas y discriminatorios hacia los internos.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0