Medio Ambiente
Un plan para devolver el Manzanares a Madrid

Ecologistas en Acción presenta un proyecto para restaurar el río a su paso por la ciudad. El Ayuntamiento está estudiando el proyecto.

, Diagonal
26/01/16 · 13:54
Simulación de cómo quedaría el río a su paso por Madrid Río con el desarrollo del proyecto. / Ecologistas en Acción

Un río para la ciudad. Es lo que plantea Ecologistas en Acción con el proyecto para restaurar el río Manzanares a su paso por la ciudad de Madrid, que ha presentado esta mañana y con el que pretende la renaturalización del río, la limpieza de su cauce, la creación de orillas y la plantación de más de 28.000 árboles en un eje urbano de 7,3 kilómetros.

La actuación tendría un coste de 3 millones de euros y cuenta con el visto bueno del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, según ha asegurado Santiago Martín Barajas, integrante de la Comisión de Agua de Ecologistas en Acción, organización que se ha reunido en varias ocasiones con los representantes municipales para presentar el proyecto. Sin embargo, desde el Consistorio matizan que el plan “está aún en fase de estudio, habría que hacer la valoración económica y abrirlo a la participación ciudadana” de cara a su puesta en marcha.
 

“Madrid podría tener un río con su bosque de ribera y con un movimiento del agua normal”

“Éste es un plan para recuperar un río vivo, un río que actualmente es básicamente un canal”, ha explicado Erika González, de la Comisión de Agua de Ecologistas en Acción. “Con Madrid Río se recuperó el espacio de la M30 pero no se tocó el canal, que sigue sin tener una función social y es básicamente un cajón de hormigón”.

Martín ha explicado, por su parte, que el canal inerte que existe en la actualidad “no es un río” y que, con esta actuación, “Madrid podría tener un río con su bosque de ribera y con un movimiento del agua normal”. La idea es que la orilla del río funcione como un pasillo ambiental tanto para la vegetación como para las especies autóctonas que viven en los espacios protegidos de las zonas al norte y sur del área de actuación del proyecto, lo que comprende desde nutrias y galápagos a aves acuáticas como garzas y martinetes. Dicho pasillo crearía "un bosque de galería con fresnos, chopos, sauces, tarays y majuelos", apuntan desde la organización, y, en principio, no estaría abierto para la ciudadanía.

Asimismo, ha destacado que el proyecto contribuye a mejorar la calidad de las aguas, ya que dejaría de haber agua estancada (se plantea que las presillas que tiene ese tramo estén permanentemente abiertas), ayudando a eliminar olores y a que haya mayor abundancia de peces. Esto, junto a la plantación de 28.000 árboles y arbustos en la orilla, repercutiría en la mejora estética y medioambiental de la zona, destaca. Además, Martín ha hecho hincapié en que, desde un punto de vista hidrológico, el río tendría mayor capacidad de desagüe en caso de una emergencia.

Entre espacios protegidos

La totalidad del trazado del río Manzanares, entre su nacimiento en La Pedriza, en la sierra de Guadarrama, hasta su desembocadura en el río Jarama, en el término municipal de Rivas-Vaciamadrid, es espacio protegido salvo el tramo a su paso por la ciudad de Madrid. El ámbito del proyecto implicaría toda la zona no protegida y comenzaría en el Puente de los Franceses para finalizar en el Nudo Sur, el mismo espacio que ocupa Madrid Río (el parque que se sitúa sobre el soterramiento de la M30 que realizó Alberto Ruiz-Gallardón) más la rivera del barrio de Principe Pío, al noroeste de la urbe.
 

Desde Ecologistas en Acción esperan que las obras puedan empezar en torno a noviembre

El proyecto se subdivide en tres tramos. En el primero, en la zona de algo más de un kilómetro entre el Puente de los Franceses y Madrid Río que actualmente tiene una escollera que hace de orilla, se plantea cubrir dicha escollera con tierra vegetal para que crezca vegetación.

En el segundo, el tramo más amplio con 5,5 km de cauce, se plantea el cambio más importante. Actualmente cuenta con paredes verticales de hormigón de 4 metros de altura y con un ancho de cauce de entre 40 y 50 metros. El plan de Ecologistas en Acción es crear orillas para que hagan de paso medioambiental de fauna y sustrato de flora. Para ello, se implantaría una escollera recubierta de tierra vegetal que permitirá la plantación de especies autóctonas. “La sección de río que ocupamos es muy pequeña, del 8%, lo que da para una orilla de 3 metros a cada lado con una bajada de metro y medio”, ha explicado Martín. También se crearían nueve islas para albergar vegetación en el cauce que permita generar espacios para la fauna asociada al río.

Por último, en el tercer tramo en torno a la zona de Legazpi, actualmente con escollera y entre viales, se haría una actuación similar al tramo 1 con el fin de cubrir de vegetación la orilla.

Estos cambios implicarían una reducción del caudal del río, que tendría habitualmente en torno a 3 m3/segundo y que nunca tendría menos de 1,5 m3/seg.

Desde Ecologistas en Acción tienen intención de presentar el proyecto a asociaciones de vecinos y colegios de la zona y esperan que las obras puedan empezar en torno a noviembre del presente año, unas obras que, aseguran, no tendrían molestias para la ciudadanía. La Confederación HIdrográfica del Tajo también debería pronunciarse sobre el proyecto, ya que cuenta con las competencias de actuación en el Manzanares. El coste anual de mantenimiento estaría en torno a los 62.000 euros.

Un punto aún por determinar del proyecto es qué pasaría con el canal de remo que actualmente existe en un pequeño tramo del río cercano al Nudo Sur, algo que desde el Ayuntamiento indican que habría que estudiar.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0