El Ayuntamiento de Madrid quiere rescindir los contratos con los activos financieros tóxicos

El Ayuntamiento de Madrid estudia las vías para acabar con los 'swaps', los seguros de préstamos de riesgo que le han costado 247 millones de euros añadidos a la deuda contraída para soterrar la M-30, entre otras obras.

20/10/15 · 12:23
Las obras para el soterramiento de la M-30 en Madrid. / David Fernández

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que estudiará posibles acciones legales que le puedan permitir rescindir los contratos de instrumentos derivados, los activos tóxicos financieros conocidos como 'swaps' de tipos de interés, firmados por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón.

El coste de la contratación de estos 'seguros', con los que dos partes acuerdan, durante un periodo de tiempo establecido, un intercambio mutuo de pagos periódicos de intereses denominados en la misma moneda y calculados sobre un mismo principal, pero con tipos de referencia distintos, ha supuesto a las arcas municipales un desembolso de 247 millones de euros añadidos al pago de la deuda hasta el mes de agosto de 2015.

El Ayuntamiento contrajo con estos 'swaps' la obligación de pagar un tipo de interés fijo para cada una de las operaciones. Si los tipos de interés generales hubieran superado la barrera fijada, habría existido beneficio para el Ayuntamiento. Pero ha ocurrido exactamente lo contrario: los tipos de interés de las entidades se mantuvieron por debajo. Por eso se han perdido enormes cantidades de dinero.

Por si fuera poco, el coste de cancelación de estas operaciones para el Ayuntamiento de Madrid  es desmesurado, apuntan desde el área de Economía y Hacienda: a 31 de agosto de ascendía a 402 millones de euros.

Las operaciones de cobertura de riesgo de tipo de interés por las que se contrató los 'swaps' ascienden a un capital nocional vivo de 1.788 millones de euros. La Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda de Madrid (PACD-Madrid) eleva esa cantidad a 1.983 millones, en concepto de préstamos derivados de los contratos firmados por el anterior alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, para financiar el soterramiento de la M-30, entre otras obras.

Leer más: Madrid inicia la auditoría ciudadana de la deuda

Según la PACD-Madrid, los préstamos del Ayuntamiento de Madrid adscritos a los swaps se firmaron con BBVA, Crédit Agricóle, Societé Genérale, Belfius y Bankia. El principal agente que negoció los contratos fue Dexia, entidad rescatada, al igual que Bankia, con dinero público.

La plataforma considera ilegítima esta deuda "por varios motivos, entre ellos el hecho de que la M-30 fue una obra iniciada y realizada a espaldas de la ciudadanía, sin transparencia, sin estudios de impacto ambiental y sin informar a la población de las consecuencias de su realización, entre otras el crecimiento exponencial del endeudamiento de la ciudad y los recortes asociados a éste".

Además, señalan que la contratación de los 'swaps' "añade una nueva ilegitimidad" a esa deuda, "la de incluir cláusulas de contratación en los préstamos claramente abusivas, similares a las que la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) denuncia reiteradamente como cláusulas suelo".

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto