Neonazis en las instituciones
El desigual avance institucional de la extrema derecha

Los municipios del Corredor de Henares suman seis concejales tras las últimas elecciones municipales.

, historiador
04/07/15 · 8:00
Edición impresa
Pintada neonazi en la sede de IU en Alcalá de Henares en 2013. / Sare Antifaxista

La peculiaridad de España respecto a otros países del entorno es que, en los años que median entre la muerte de Franco y la actualidad, la extrema derecha no ha logrado articular una fuerza política de envergadura. A nivel nacional, sólo en 1979 consiguió un diputado en la persona de Blas Piñar a través de la Unión Nacional. La extrema derecha en España ha sido fiel votante primero de Alianza Popular y posteriormente del Partido Popular, que han aglutinado así un amplio espectro electoral.

Pero la apuesta por el control de ayuntamientos ha planeado siempre en las candidaturas de ultraderecha, que han visto ahora más factible un acceso a las actas de concejal. En las últimas elecciones municipales, la ultraderecha ha tenido un desigual resultado. Mientras que en plazas en donde, en los últimos años, eran importantes, como Catalunya, ha bajado en votos, en otros lugares, como el Corredor del Henares, se ha convertido en una fuerza en alza.

Según los resultados electorales de 2011, la Plataforma per Catalunya de Josep Anglada consiguió un total de 66.007 votos y 67 ediles. En algunos sitios como Vic le llevó a ser la segunda fuerza política. Sin embargo, en las pasadas elecciones PxC ha visto cómo sus votos han caído hasta los 27.348 y tan sólo ocho ediles. En Vic han perdido la representación.

Preocupante para una zona que ha sufrido la deslocalización y un paro que se está haciendo crónico

Dejando a un lado los casos anecdóticos, como el concejal que el neonazi Democracia Nacional ha conseguido en Cuenca de Campos (Valladolid) o los dos de Vox en Torrelobatón (Valladolid), entre otros, el caso más espectacular de avance de la ultraderecha se ha producido en el castigado Corredor del Henares, donde España 2000 ha alcanzado hasta seis actas de concejal.

Alcalá de Henares es el caso más paradigmático. La ubicación de un local neonazi en la ciudad y la implantación de grupos como Bases Autónomas en los 90 produjo que muchos de sus integrantes progresaran. En la ciudad se desarrolló primero una importante estructura de Democracia Nacional (DN), que no pasó de tener unos resultados anecdóticos en las elecciones municipales. Su techo lo alcanzó en 2003 con 1.286 votos, muy lejos de conseguir concejal. Aun así, de esa ultraderecha nacieron movimientos tras el 11M como Peones Negros. DN acabó dividida y enfrentada entre un bunker neonazi y una ultraderecha al estilo lepenista. Nació así Alcalá Habitable, de la mano de Rafael Ripoll. Con un discurso xenófobo y antiinmigración, consiguieron resultados electorales algo mejores que los de DN, llegando a los 1.945 sufragios. El trasvase de la mayoría de sus militantes a España 2000, el partido nacido en Valencia de la mano de José Luis Roberto, reconocido ultraderechista y empresario de clubs de alterne en Valencia, les iba a dar la clave de las instituciones. En 2011, con una agresiva campaña que llevaba por lema ‘Ni uno más’, alcanzaron 4.541 votos, consiguiendo un concejal, Juan Antonio Bueno, que seis meses después dejó el cargo a Rafael Ripoll. A pesar de que ninguna propuesta de E2000 ha llegado a buen puerto, la prensa local ha dado cabida a sus peticiones. Rafael Ripoll se ha convertido en un reconocido líder de la ultraderecha con buenas relaciones con los dirigentes de distintas agrupaciones europeas.

La campaña desarrollada en las últimas elecciones municipales la han trasladado a todo el Corredor de Henares. Esto ha llevado a cosechar unos resultados no esperados. En Alcalá de Henares han quedado a las puertas de un segundo concejal. En San Fernando de Henares y Velilla de San Antonio han conseguido un edil y tres más en Los Santos de la Humosa. Seis concejales de la ultraderecha en las instituciones del Corredor del Henares. Preocupante para una zona que ha sufrido la crisis económica, la deslocalización y un paro que se está haciendo crónico. Buen caldo de cultivo para las tendencias xenófobas de E2000.

Sin embargo, en otros lugares, como la Comunidad Valenciana, donde E2000 cosechó buenos resultados en 2011, las municipales de 2015 no le han dado tan buenos resultados. Sólo en Silla han logrado mantener un concejal aunque con una disminución de votos. La ultraderecha sigue teniendo desiguales resultados.

Tags relacionados: Número 249
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    Daniel
    |
    05/07/2015 - 12:00pm
    Creo que este artículo refleja una realidad que no debe pasar desapercibida. Una pregunta que me viene a la cabeza ahora es por qué estos resultados desiguales, y por qué en los lugares donde tuvo cierta representación en elecciones anteriores, ahora tiene poca o nada: ¿después de una legislatura los votantes han tomado conciencia de qué representan esos partidos, o bien los votos han ido hacia otros partidos que venden discursos iguales o similares? (estoy pensando en Ciudadanos, sobretodo, y algunos más). A los casos que se mencionan en el artículo yo sólo añadiría un "detalle" que me parece muy importante: cuando se habla de Cataluña, se debería tener en cuenta el caso de Perpinyà y, en general, la Cataluña norte, donde el partido de Le Pen fue el más votado.
  • Boletín