Entrevista | València en Comú
"La política no tiene por qué profesionalizarse"

María Oliver es la número dos de València en Comú, partido al que últimas encuestas les otorgan en 4 y 6 concejales.

21/05/15 · 10:15

Tres ejes determinan el proyecto de València en Comú: la regeneración democrática, la recuperación de derechos sociales básicos y la participación ciudadana. Las encuestas les otorgan entre 4 y 6 concejales lo que les obligaría a pactar con otras formaciones para disputar la alcaldía y terminar con 24 años de poder absoluto del Partido Popular. Entrevistamos a María Oliver ganadora de las primarias a concejal y número dos de la formación. María se define como una arquitecta comprometida con los derechos humanos en el espacio local.

¿Por qué decidiste formar parte del proyecto València en Comú?

Me metí porque la otra opción era irme. Ha llegado un momento en que a cierto perfil de ciudadano en esta ciudad no se le permite vivir en condiciones dignas y había que elegir entre echarlo todo para cambiar la situación o coger los trastos e irnos. Decidí quedarme e intentarlo.

¿Ha sido complicado entrar en política siendo mujer y en un partido nuevo?

Yo me metí por la estructura del partido, al ser plataforma ciudadana. No se buscaba un perfil del político de toda la vida y tampoco me quiero dedicar a esto. Mi intención es volver a mi trabajo. Estás un tiempo, el que sea necesario y das el relevo. Creo que debe ser así.

¿Cómo ves la ciudad después de 24 años de gobierno del Partido Popular?

Veo una situación de emergencia social que ha llegado a afectar a todas las capas sociales. Aquí la meritocracia no funciona sino el enchufismo y participar de una estructura corrupta. La gente que no hemos entrado en eso no tenemos opción de vida. La otra opción, irte, es muy triste porque no puedes irte con todo lo que tienes. Hay gente muy válida por la que merece la pena luchar.

¿Pensáis que el espacio municipalista es el mejor espacio de lucha?

Hay una serie de cosas que no podemos manejar por la globalización económica pero los espacios municipales sí que pueden de alguna manera protegerse. Buscamos generar estructuras que permitan garantizar los derechos humanos en el primer estadio. Ciertas ciudades tienen un tamaño suficiente para garantizarlo.

¿Cuáles serían vuestras primeras medidas?

Abrir cajones. No costaría dinero, sería una mera cuestión de cambiar de actitud. Sería la auditoría ciudadana. Vamos a revisar los contratos. Lo segundo sería habilitar estructuras de participación ciudadana. Creo que la ciudad está madura y hay suficiente tejido social para plantearlo y está esa demanda. Uno de los problemas para poder realizar propuestas es que no sabemos en qué situación estamos. Hasta que no lo conozcamos no sabemos en qué plazos podemos realizar nuestras propuestas.

¿Cuánta capacidad de maniobra crees que vais a tener?

Depende del resultado electoral. Hay coincidencia con otros partidos que tampoco tienen miedo de abrir cajones.

¿Hablas de pactos post-electorales? ¿También con el PSOE?

Sí. Me refiero a Compromís y Esquerra Unida. No tanto al PSOE porque intuyo que tendrán más reparos en abrir cajones. Tengo la sensación de que Compromís y Esquerra Unida están realizando un trabajo muy serio en este sentido pero no he visto al PSOE en esa línea.

Entonces, ¿por qué votaros a vosotras y no a Compromís?

La estructura y la intención de seguir trabajando así. Venimos de una plataforma ciudadana formada por ciudadanos que no tienen intención de quedarse en política. Ahí hay una diferencia muy clara con Compromís. Consideramos que la política no tiene por qué profesionalizarse. No pensamos en los mismos términos en los casos de las asesorías, por ejemplo. Somos como una correa de transmisión en la que aparecen ciudadanos y otros desaparecen. Así funciona en otros países. El caso de Suecia lo conocemos por motivos personales y es así. La empresa en que trabajas te permite excedencias de 4 años para ejercer un cargo público como un servicio público.

¿Te refieres a Gobernar obedeciendo?

Sí. Por ejemplo, los pactos electorales por los que preguntabas se llevarán a una asamblea y ella decidirá. Nosotros podremos preparar la información, ejercer con transparencia pero no vamos a decidirlo. El programa y el código ética están ahí y la asamblea es quien va a decidir.

¿Qué posibilidad de cambios ves?

Tengo esperanza en encontrarnos con otros, con Compromís y Esquerra Unida. Tengo muchas esperanzas de que Esquerra Unida saque representación. Hay una conexión muy grande con ambos. Me gustaría que dejáramos atrás los personalismos y luchas de poder de las que el ciudadano está harto. Nosotros, al no ser políticos profesionales, podemos ser más generosos y nos lo podemos permitir.

Tags relacionados: Valencia València en Comú
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0