Privatización del hospital de Alcañiz (Aragón)
El PP entrega a ACS y OHL otro hospital público a días de las elecciones

Partidos políticos y organizaciones sociales critican la licitación de este hospital público de gestión semi privada a pocos días de las elecciones.

20/05/15 · 11:29
Así será el hospital de Alcañiz, de titularidad pública, pero construido y gestionado en la parte no sanitaria por OHL y ACS.

Apenas unos días antes las elecciones, en donde la fragmentación del voto augura la necesidad de pactos a múltiples bandas, el Gobierno de Aragón (PP-PAR) ha tomado una decisión sobre quién gestionará las obras y los servicios no sanitarios del nuevo hospital de Alcañiz (Teruel). Redoble de tambores. Una vez más, las constructoras de Villar Mir (OHL) y de Florentino Pérez (Iridium, que pertenece a ACS).

Desde meses atrás, distintas organizaciones sociales como la Marea Blanca o la Plataforma por la Auditoría Ciudadana de la Deuda o partidos partidos políticos de la oposición como PSOE, CHA, IU, PCE y Podemos, habían lanzado una campaña para exigir la paralización del proceso de licitación de este hospital público.
 

Aragón deberá abonar a partir de 2018 alrededor de 393 millones de euros a unas empresas que figuran como donantes del PP en los papeles de Bárcenas

Este nuevo centro se sumaría a otros hospitales públicos impulsados por el PP –y también por el PSOE, tal como denuncian desde CAS Madrid– bajo la fórmula conocida como PFI (iniciativa de gestión privada, por sus siglas en inglés, sobre todo en la Comunidad de Madrid y en el País Valenciano). El modelo fue importado del Reino Unido, donde la experiencia ha demostrado tener muchas deficiencias. En 2014, un hospital privatizado bajo este modelo en la región de Northumbria fue expropiado con un simple cálculo: resultaba más barata la indemnización que los costes de sostener este hospital semiprivado. La operación supondrá un ahorro para la sanidad de Northumbria de 92 millones de euros en 19 años. 

En este caso, la Comunidad aragonesa deberá abonar a partir de 2018 alrededor de 393 millones de euros a unas empresas que figuran como donantes del PP en los papeles de Bárcenas. Unos documentos que reflejan el devenir de la caja b del Partido Popular, en el que las entradas de donaciones se convertían en concesiones de infraestructuras, según denunciaba la acusación popular en el caso Bárcenas. Las irregularidades no se detienen ahí: Villar Mir fue imputado en 2014 por la Fiscalía Anticorrupción de Madrid por un presunto amaño en la concesión de un hospital en Baleares en 2006. Adivinen quién fue uno de los testigos: Florentino Pérez. 

Según la exconsejera balear de Sanidad, Aina Castillo, el expresidente de la Comunidad y exministro de Aznar, Jaume Matas, le ordenó cambiar las puntuaciones de los candidatos que se presentaba para realizar las obras y gestionar los servicios del hospital de Son Espases, en Palma. En el concurso ganó ACS, pese a que en principio quedó mejor puntuado OHL.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar