Álvaro Jaen, candidato de Podemos a la Junta de Extremadura
“Cualquier pacto con el PP y el PSOE sería una negación de Podemos”

Con el 11% en el último sondeo del CIS, Podemos se posiciona como clave para la formación de un futuro gobierno en Extremadura, una comunidad autónoma donde el PSOE recupera la primera posición y donde Ciudadanos no termina de cuajar. Izquierda Unida paga su apoyo al gobierno del PP y se juega su futuro con un 2,7% en la estimación de voto.

20/05/15 · 8:00
Edición impresa

Con el 11% en el último sondeo del CIS, Podemos se posiciona como clave para la formación de un futuro gobierno en Extremadura, una comunidad autónoma donde el PSOE recupera la primera posición y donde Ciudadanos no termina de cuajar. Izquierda Unida paga su apoyo al gobierno del PP y se juega su futuro con un 2,7% en la estimación de voto. Hablamos con el candidato de Podemos a la Junta, Álvaro Jaén, sobre su proyecto de gobierno.

¿Por qué hace falta un cambio de gobierno en Extremadura?

Lo que hemos tenido hasta ahora ha sido un auténtico fracaso, con altos índices de desigualdad y pobreza, con 250.000 parados, la mitad sin prestación; cuando la mitad de la población reconoce que tiene dificultades para llegar a final de mes, cuando hay 88.000 personas en situación de pobreza severa, cuando sigue habiendo desahucios... Te das cuenta de que la sociedad está demandando un cambio que no puede esperar más. Y la otra opción, que era antes el PSOE, se dedicó durante años a construir una red clientelar que ha asfixiado cualquier posibilidad de cambio.

Ante esta situación tan grave, ¿por qué el bipartidismo parece mantenerse fuerte?

El día 24 veremos cuál es el grado de fractura del régimen. En cualquier caso, lo que sí es cierto es que cuando se apuesta por un modelo de desarrollo que no pasa en ningún caso por innovar sino por repetir siempre lo mismo, al final surgen estructuras que facilitan un modelo en el que las élites se encuentran muy cómodas. En las elecciones veremos cómo de grande es la herida que tiene el bipartidismo.

En el caso de que Podemos no salga primero, ¿cuál será su papel en los siguientes meses?

Nuestro compromiso es con la ciudadanía y con la gente a la que nos debemos, porque no nos hemos financiado con los bancos. Nuestro compromiso es con ellos y quien espere que vayamos a hacer pactos o apoyar a otro partido a cambio de consejerías o sillones no ha entendido qué es Podemos. Tenemos una serie de propuestas fundamentales en materia social y económica, y a partir de ahí veremos hasta qué punto los partidos de siempre están dispuestos a empezar a preocuparse por la gente y no tanto por acabar en un consejo de administración de una empresa o buscarse un retiro dorado más allá de su vida política anterior.

¿Qué enseñanzas se pueden extraer de la experiencia previa de IU, que sostuvo al PP en Extremadura y al PSOE en Andalucía?

En Extremadura, IU tomó una decisión muy complicada hace cuatro años después de consultar a las bases. Al final, hemos visto que lo que IU pensaba al principio no fue lo que ocurrió. Son situaciones que fueron muy difíciles. En cualquier caso, nosotros no hemos venido aquí para pactar  una consejería o un puesto, sino a trabajar con la gente, y ése es nuestro objetivo. Y veremos finalmente cuál es el movimiento que hagan las élites con respecto a nosotros, porque están bastante descolocadas, no saben muy bien qué hacer, cómo tratarnos, se les ve muy incómodos...

Según las encuestas, Podemos aparece como una llave de un posible gobierno en Extremadura... ¿la negociación de Podemos en Andalucía es el ejemplo a seguir?

Lo que están haciendo los compañeros en Andalucía es sencillamente cumplir con lo que tenían que hacer: llevar una serie de propuestas debajo del brazo, y decir “corruptos fuera”, altos cargos de libre designación “fuera” y recuperar los profesionales de la salud, de la educación despedidos; y que la junta no trate con bancos que desahucian... Son cuestiones fundamentales, que no cuestan un céntimo, y el PSOE tiene grandes dificultades para cumplirlas. Y no pueden llegar a cumplirlas porque la libre designación de altos cargos es el corazón de las redes caciquiles y clientelares en Andalucía, que son las que les dan en última instancia rédito electoral. Lo que han hecho los compañeros de Andalucía es muy coherente. Veremos si aquí nuestras condiciones son iguales y cuáles van a ser nuestros resultados electorales. En base a la idiosincracia de Extremadura, iremos haciendo propuestas más concretas.

¿Sería posible un gobierno de cambio presidido por el PSOE y apoyado por Podemos?

El PP lleva cuatro años en el Gobierno y ha devastado económicamente la región, cuando se consideraban unos grandes gestores, la gente austera, que sabían llevar la contabilidad de las cuentas públicas. Y se ha demostrado que lo que han hecho es una locura de políticas que causa sólo pobreza y desigualdad. Pero el PSOE es el partido del régimen en Extremadura. Pensar que  Podemos viene a apoyar al PSOE para que continúe con su obra de décadas anteriores es no entender nada. Aquí no venimos a pactar con el PSOE y con el PP en ningún caso. Creemos que se parecen demasiado y que cualquier pacto con cualquiera de ellos sería una negación de Podemos, que vino a hacer una política distinta.

¿Qué lectura hacéis de la aparición de Ciudadanos?

En nuestro caso sabemos que Ciudadanos es una marca blanca, sólo hay que ver de dónde viene cada uno. Y las marcas blancas son siempre de baja calidad y dudosa procedencia. Tenemos aquí a una candidata, María Victoria Domínguez, que pasó por el PP, apoyó al PSOE y terminó en Ciudadanos. Esta trayectoria define bastante lo que es Ciudadanos, de dónde vienen, y por lo tanto hacia dónde van. Tenemos un recambio, que quiere ser una pieza que engrase aún más la maquinaria obsoleta que tenemos funcionando, que no es una opción real de cambio.
  

¿Cómo crees que serán los meses entre el 24M y las generales?

Serán unos meses muy duros, muy intensos, tendremos que empezar a asumir otro cambio, que va a ser la combinación de la presencia parlamentaria con la movilización popular, porque somos muy conscientes de que hay que combinar ambas. Podemos no puede ser un partido político al uso que venga a participar sólo en las instituciones, sino que también necesita estar en la calle.

 

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    ARKAITZ
    |
    20/05/2015 - 3:00pm
    yes we can please  2015  el 24 de mayo nosotr@s l@s extremeñ@s votamos a podemos por la defensa de los servicios  publicos la defensa de la educacion publica laica universal la defensa de la sanidad publica universal la defensa  de la cultura publica universal  yes we can  please 2015 por eso  nosotr@s  tod@ l@s extremeñ@s  votamos el 24 de mayo a podemos yes we can please 2015  el 24 de mayo arriba podemos  claro que podemos el 24 de mayo
  • separador