Indignación por la muerte de migrantes en el mar Mediterráneo

Concentración en la Plaça Sant Jaume de Barcelona a raíz de la muerte de casi un millar de personas en la última semana.

24/04/15 · 11:00

El domingo 18 de abril una nueva tragedia su sumó a la sombra de muerte que año tras año se dibuja en el mar Mediterráneo. Un viejo barco pesquero se hundió y murieron casi 800 personas que iban a bordo. Todas ellas migrantes, viajeros que escapaban de la guerra, la explotación, la marginación o el desempleo que se vive en sus países.

De acuerdo con ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, el suceso del pasado domingo, ocurrido entre las costas de Libia, Malta y la isla italiana de Lampedusa, es una de las peores tragedias acaecidas en los últimos años en el mar Mediterráneo.

De las casi mil personas que cayeron al agua, sólo 28 fueron salvadas y 24 cadáveres fueron recogidos. Los demás cuerpos se los tragó el mar, un mar que hoy en día es “una auténtica fosa común”, como señala un Informe sobre la Frontera Sur de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

A raíz de esta desgracia, el pasado miércoles 22 de abril, a partir de las siete de la tarde, varias personas y colectivos se concentraron en la Plaça Sant Jaume de Barcelona para mostrar su indignación por el acontecimiento.

“La muerte de los migrantes en el mar Mediterráneo no se debe a la mala suerte, es producto de una política migratoria europea que no le importan los derechos humanos. Prefieren invertir en el control policíaco de la frontera, en vez de invertir en la seguridad de los migrantes”, señaló uno de los oradores que participaron en la concentración.

Más adelante, otra voz exclamó: “Estamos indignados por la hipocresía de los políticos. Porque no reconocen su responsabilidad. Para ellos los pobres no valen nada. Lo único que les importa es la riqueza”.
 

Y añadió: “Exigimos el derecho a la movilidad. Exigimos un cambio en la política migratoria. Ningún ser humano es ilegal, ninguno. Esa es nuestra lucha”.

Algunas de las organizaciones que convocaron a esta concentración fueron El Espacio del Inmigrante, miembros de la campaña Tanquem els CIEs (Cerremos los CIEs, Centros de Internamiento para Extranjeros) y SOS Racisme.

Durante el acto, personas de diversas comunidades (de Palestina, Siria, África, América Latina y Catalunya) tomaron el micrófono para levantar la voz; para expresar su indignación, hacer un llamado a la solidaridad, y denunciar, sin tapujos, que lo que se está viviendo en el Mediterráneo es “un genocidio migratorio”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto