Ecologistas en Acción acusa a la Junta de "no aprender" del desastre de Aznalcóllar

El Gobierno andaluz concede al Grupo México, responsable del "peor desastre ambiental" de la historia de este país latinoamericano, la reapertura de la mina de Aználcollar.

23/02/15 · 11:23
La empresa Bolidén vertió en el desastre de Aznalcóllar aguas ácidas y lodos tóxicos en 4.402 hectáreas, muchas de ellas del Parque de Doñana.

Lo que a principios de febrero era una posibilidad, se ha convertido el pasado viernes de febrero en realidad: el Grupo México, responsable del "peor vertido" tóxico de la historia reciente de México se hará cargo de la gestión de las minas de Aznalcóllar.

El concurso, denuncian desde Ecologistas en Acción, se realiza en plena campaña para los comicios andaluces y no otorga ninguna autorización ambiental, por lo que se trata, afirman, de “un anuncio electoralista del PSOE de Susana Díaz”.

Según afirma esta federación ecologista, desde el anuncio de elecciones anticipadas, el pasado 26 de enero, “los responsables políticos del PSOE en la Consejería de Economía han presionado hasta lo inadmisible a la Comisión Técnica y Mesa de Contratación del concurso para que lo resolvieran lo antes posible, de manera que su candidata pudiera anunciar la reapertura de las minas de Aznalcóllar en plena campaña electoral”.

 "Los responsables políticos del PSOE en la Consejería de Economía han presionado hasta lo inadmisible a la Comisión Técnica y Mesa de Contratación del concurso"

Si antes del desastre “anunciado” de Aznalcóllar en abril de 1998, desde Ecologistas ya habían advertido del desastre, ahora vuelven a mostrar su “desconfianza” frente a un proceso en el que las medidas ambientales sólo han tenido un peso del 30% en la puntuación total del concurso. Como si fuera poco, en el apartado de mejoras y compromisos adicionales de carácter social y medioambiental, sobre un total de 10 puntos, el adjudicatario provisional Minorbis-Grupo México sólo ha obtenido 1,8 puntos.

El desastre de Sonora

El Grupo México dejó de ser un grupo minero más para la población mexicana el 6 de agosto de 2014, cuando la mina Buenavista del Cobre, en Cananea (Sonora), perteneciente a este conglomerado, protagonizó el "peor desastre ambiental en la industria minera del país de los tiempos modernos", según calificó el Gobierno federal de México, con el vertido de sulfato de cobre en el río Sonora. Cuarenta millones de litros de sulfato de cobre mezclados con ácido sulfúrico y altas concentraciones de metales pesados fueron vertidos a este río del norte de México.

Según un informe técnico realizado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, este vertido de lixiviados mineros con arsénico, níquel, hierro, cobre, cadmio, manganeso y aluminio, puso en riesgo a por lo menos 22.000 personas que habitan en siete municipios cercanos a los ríos afectados. La contaminación afectó 17,6 kilómetros del arroyo Tinajas, 64 kilómetros del río Bacanuchi, y 190 kilómetros del río Sonora.

El Grupo México, “como siempre hacen las empresas mineras”, denuncian desde Ecologistas, achacó el vertido a unas lluvias “atípicas” que causaron el desborde de una de sus presas. Sin embargo, el informe demostró que el incidente de debió a un "mal diseño" de las instalaciones, y que no hubo lluvias como las descritas, en base a los datos del Servicio Meteorológico Nacional de México.

El desastre fue ocultado por Grupo México durante dos días, hasta que la contaminación llegó río abajo a 80 km del accidente, y los vecinos avisaron a las autoridades.

Desde Ecologistas en Acción denuncian “la política electoralista del PSOE basada en promesas falsas de empleo sin garantías medioambientales, sin aprender de lo que ocurrió en el desastre anunciado de Aznalcóllar”.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    sustraien
    |
    23/02/2015 - 3:04pm
    Si ocurriera algo deberían comerse literalmente los residuos
  • Boletín