Alicante
Cuatro antimilitaristas juzgados por poner una bandera de la paz

Esta mañana han comparecido integrantes del colectivo Tortuga por poner una bandera en la cima de la Serra d’Aitana (Alicante), donde se encuentra un acuartelamiento del Ejército.

16/02/15 · 15:44

Cuatro antimilitaristas del colectivo Tortuga han comparecido esta mañana en el juzgado de lo penal número 7 de Alicante por poner una bandera de la paz en la Serra d’Aitana‏. Se trata de una acción que se produjo el 14 de noviembre de 2008, coincidiendo con el Día Europeo contra la Infraestructura Militar, para poner de relieve la prohibición a la población civil del acceso al pico más alto de la provincia de Alicante, desde donde hace 50 años se aloja la base militar del Escuadrón de Vigilancia Aérea número 5 del Ejército español.

Un año después, las cuatro personas participantes en la acción fueron llamadas a declarar ante el juez. Antes de que los acusados recibieran noticia alguna de la Administración, el Juzgado Militar Territorial número 13 de Valencia presentó diligencias previas a la Fiscalía del Tribunal Militar Territorial Primero con la intención de que ésta formalizara una acusación por allanamiento de dependencia militar.

Sin embargo, el Ministerio Fiscal se inhibió y, una vez se desentendió la justicia militar, se formuló una acusación de delito de daños contra los activistas. La Fiscalía pide la reposición de 834,30 euros (el valor de los daños que, supuestamente, causaron los antimilitaristas en la valla para acceder a la base), una multa de 20 meses por valor de 6 euros diarios. Asimismo, el impago de estas multas pueden llevar al ingreso en prisión.

Como apunta el colectivo antimilitarista Tortuga, desde Defensa no se atrevieron a conducir ante la justicia militar a unos civiles por un acto de protesta porque hubiera ido acompañado irremediablemente de una repercusión mediática y una oleada de críticas nada deseables. Una apertura de debates en torno al asunto de la presencia militar en nuestro territorio y , de manera indirecta, su financiación y la posibilidad por parte de la población de ejercer la objeción fiscal de dichos gastos.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto