Vuelos de la vergüenza
Deportaciones a Bolivia y alerta por próximo vuelo a Nigeria

El pasado 20 de enero la policía trató de deportar a un migrante boliviano internado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche. El proceso de deportación se paralizó hasta que se resuelva su solicitud de asilo. Este intento de deportación a Bolivia no es una iniciativa aislada. Según hemos podido averiguar, el pasado 2 de diciembre tres migrantes bolivianos fueron deportados en un vuelo comercial que despegó de Barajas.

26/01/15 · 18:40
Manifestación por el cierre de los CIE, el pasado junio en el barrio madrileño de Lavapiés. / Dani Gago / DISO Press

El pasado 20 de enero la policía trató de deportar a un migrante boliviano internado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche. El proceso de deportación se paralizó hasta que se resuelva su solicitud de asilo. Este intento de deportación a Bolivia no es una iniciativa aislada. Según hemos podido averiguar, el pasado 2 de diciembre tres migrantes bolivianos fueron deportados en un vuelo comercial que despegó de Barajas. Dos días después, el pasado 4 de enero por la noche, otro migrante boliviano fue también deportado mediante el mismo sistema: el avión salió de Madrid y aterrizó en Santa Cruz, Bolivia.

La Campaña Estatal por el cierre de los CIE ha podido conversar con dos de las cuatro personas deportadas. Residentes en Dos Hermanas (Sevilla), ambos fueron detenidos a la vez en el taller en el que trataban de ganarse la vida, condenados al trabajo sumergido por una legislación de extranjería que les mantenía en la condición de sin papeles. Tras pasar varios días en el calabozo –y una vez que uno de ellos, Raúl, sufrió un primer intento de deportación–, los dos fueron trasladados e internados en el CIE de Aluche, en Madrid, donde permanecieron alrededor de 35 días.

En la primera semana de diciembre fueron definitivamente deportados. Al primero de ellos lo golpearon los escoltas y le pusieron una camisa de fuerza. Acto seguido, lo introdujeron en el avión por la parte trasera, a salvo de las miradas del resto del pasaje. Él mismo nos informó que otros dos migrantes bolivianos fueron deportados en ese mismo vuelo. En el aeropuerto de destino, la policía boliviana fue a su encuentro preguntando: ¿dónde están los delincuentes que traen en el avión?

La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE nunca reproducirá el discurso del Gobierno español consistente en justificar las deportaciones por los antecedentes penales, pero conviene denunciar la falsedad de este argumento: las dos personas que han aportado su testimonio carecen de dichos antecedentes.

La mujer de la persona deportada el martes se encuentra en Sevilla, a punto de conseguir la nacionalidad, aquejada de una enfermedad autoinmune. La deportación de Raúl, el pasado día 4, fue todavía más escandalosa. Implica también la ruptura de una familia, pues su compañera y sus dos hijas quedan en España. Y a él no sólo le golpearon y le pusieron una camisa de fuerza, sino que la actuación de los escoltas contó con la colaboración del piloto de Air Europa y de las auxiliares de vuelo. Según el testimonio de Raúl, el piloto le dijo: “Tú hoy vas a viajar sí o sí”, mientras facilitaba que se introdujera a Raúl en el avión por la escalera de atrás, sin que pudiera ser visto por el pasaje. Siempre según las palabras de Raúl, los policías le encerraron en el servicio del avión. Saltándose todas las normas de seguridad aérea, Raúl no fue sacado de allí –aún con la camisa de fuerza– hasta que el avión ya había despegado.

A los deportados se les ha entregado un documento que les comunica su prohibición de entrada en la UE para los próximos diez años.

La Campaña por el Cierre de los CIE hace un llamamiento al boicot a Air Europa y Swift Air –compañías que monopolizan el negocio de las expulsiones– y lanza una alerta ante las probables redadas racistas contra migrantes de nacionalidad nigeriana para llenar un vuelo de deportación previsto para el próximo lunes 2 de febrero.

Regalar Diagonal encaja...
 

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto