Ataque contra 'Charlie Hebdo'
Lo más peligroso es la islamofobia

El atentado fascista en París contra la redacción del semanario 'Charlie Hebdo', que ha arrebatado la vida a 12 personas, deja una doble o triple sensación de horror. Está el horror de la matanza misma, el horror de que sus víctimas se dedicaran a escribir y dibujar, pero hay un tercer elemento de horror: la islamofobia.

, La Directa
08/01/15 · 10:48

El atentado fascista en París contra la redacción del semanario Charlie Hebdo, que ha arrebatado la vida a 12 personas, entre ellas a los cuatro dibujantes Charb, Cabu, Wolinsky y Tignous, deja una doble o triple sensación de horror, pues está agravada por una especie de eco amargo y sucio y por una sombra de amenaza inminente y general. Está sin duda el horror de la matanza misma por parte de unos asesinos que, con independencia de sus móviles ideológicos, se han situado a sí mismos al margen de toda ética común y por eso mismo fuera de todo marco religioso, en su sentido más estricto y preciso.

Pero está también el horror de que sus víctimas se dedicaran a escribir y a dibujar. No es que uno no pueda hacer daño escribiendo y dibujando -enseguida hablaremos de esto-; es que escribir y dibujar son tareas que una larga tradición histórica compartida sitúa en el extremo opuesto de la violencia; si se trata además de la sátira y el humor, nadie nos parece más protegido que el que nos hace reír. En términos humanos, siempre es más grave matar a un bufón que a un rey porque el bufón dice lo que todos queremos oír -aunque sea improcedente o incluso hiperbólico- mientras que los reyes sólo hablan de sí mismos y de su poder. El que mata a un bufón, al que hemos encomendado el decir libre y general, mata a la humanidad misma. También por eso los asesinos de París son fascistas. Sólo los fascistas matan bufones. Sólo los fascistas creen que hay objetos no hilarantes o no ridiculizables. Sólo los fascistas matan para imponer seriedad.

Sólo los fascistas matan bufones. Sólo los fascistas creen que hay objetos no hilarantes o no ridiculizables
Pero hay un tercer elemento de horror que tiene que ver menos con el acto que con sus consecuencias. Ahora mismo -lo confieso- es el que más miedo me da. Y es urgente advertir de lo que nos jugamos. Lo urgente no es impedir un crimen que ya no podemos impedir; ni tampoco condenar asqueados a los asesinos. Eso es normal y decente, pero no urgente. Tampoco, claro, espumajear contra el islam. Al contrario. Lo verdaderamente urgente es alertar contra la islamofobia, precisamente para evitar lo que los asesinos quieren -y están ya consiguiendo- provocar: la identificación ontológica entre el islam y el fascismo criminal. La gran eficacia de la violencia extrema tiene que ver con el hecho de que borra el pasado, el cual no puede ser evocado sin justificar de alguna manera el crimen; tiene que ver con el hecho de que la violencia es actualidad pura, y la actualidad pura está siempre preñada del peor futuro imaginable. Los asesinos de París sabían muy bien en qué contexto estaban perpetrando su infamia y qué efectos iban a producir.

El problema del fascismo y de su violencia actualizadora es que se trata siempre de una respuesta. El fascismo está siempre respondiendo; todo fascismo se alimenta de su legitimación reactiva en un marco social e ideológico en el que todo es respuesta y todo es, por tanto, fascismo. El contexto europeo (pensemos en la Alemania antiislámica de estos días) es el de un fascismo rampante. En Francia concretamente este fascismo blanco y laico tiene algunos valedores intelectuales de mucho prestigio que, a la sombra del Frente Nacional de Le Pen, llevan calentando el ambiente desde púlpitos privilegiados a partir del presupuesto, enunciado con falso empirismo y autoridad mediática, de que el islam mismo es un peligro para Francia.

Pensemos, por ejemplo, en la última novela del gran escritor Houellebecq, Sumisión (traducción literal del término árabe “islam”), en la que un partido islamista gana al Frente Nacional las elecciones de 2021 e impone la “charia” en la patria de Las Luces. O pensemos en el gran éxito de las obras del ultraderechista Renaud Camus y del periodista político del diario Le Figaro Eric Zemour. El primero es autor de Le grand remplacement, donde se sostiene la tesis de que el pueblo francés está siendo “reemplazado” por otro, en este caso -obviamente- compuesto de musulmanes extraños a la historia de Francia. El segundo, por su parte, ha escrito El suicidio francés, un gran éxito de ventas que rehabilita al general Pétain y describe la decadencia del Estado-Nación, amenazado por la traición de las élites y por la inmigración. Hace unos días en Le Monde el escritor Edwy Plenel se refería a estas obras como depositarias de una “ideología asesina” que “está preparando Francia y Europa para una guerra”: una guerra civil, dice, “de Francia y Europa contra ellas mismas, contra una parte de sus pueblos, contra esos hombres, esas mujeres, esos niños que viven y trabajan aquí y que, a través de las armas del prejuicio y la ignorancia, han sido previamente construidos como extranjeros en razón de su nacimiento, su apariencia o sus creencias”.

Éste es el fascismo que estaba ya presente en Francia y que ahora “reacciona” -puro presente- frente a la “reacción” -pura actualidad asesina- de los islamistas fascistas de París. Da mucho miedo pensar que a las siete de la tarde, mientras escribo estas líneas, el trending topic mundial en twitter, tras el tranquilizador y emocionante “yo soy Charlie”, es el terrorífico “matar a todos los musulmanes”. La islamofobia tiene tanto fundamento empírico -ni más ni menos- que el islamismo yihadista; los dos, en efecto, son fascismos reactivos que se activan recíprocamente, incapaces de hacer esas distinciones que caracterizan la ética, la civilización y el derecho: entre niños y adultos, entre civiles y militares, entre bufones y reyes, entre individuos y comunidades. “Matad a todos los infieles” es contestado y precedido por “matad a todos los musulmanes”.

Pero hay una diferencia. Mientras que se exige a todos los musulmanes del mundo que condenen la atrocidad de París y todos los dirigentes políticos y religiosos del mundo musulmán condenan sin excepción lo ocurrido, el “matad a todos los musulmanes” es justificado de algún modo por intelectuales y políticos que legitiman con su autoridad institucional y mediática la criminalización de cinco millones de franceses musulmanes (y de millones más en toda Europa). Ésa es la diferencia -lo sabemos históricamente- entre el totalitarismo y el delirio marginal: que el totalitarismo es delirio naturalizado, institucionalizado, compartido al mismo tiempo por la sociedad y por el poder. Si recordamos además que la mayor parte de las víctimas del fascismo yihadista en el mundo son también musulmanas -y no occidentales-, deberíamos quizás medir mejor nuestro sentido de la responsabilidad y de la solidaridad. Pinzados entre dos fascismos reactivos, los perdedores son los de siempre: los inmigrantes, los izquierdistas, los bufones, las poblaciones de los países colonizados. Una de las víctimas de los islamistas, por cierto, era policía, se llamaba Ahmed Mrabet y era musulmán.

El “matad a todos los musulmanes” está de algún modo justificado por los intelectuales que “preparan la guerra civil europea”
Del yihadismo fascista no espero sino fanatismo, violencia y muerte. Me repugna, pero me da menos miedo que la reacción que precede -valga la paradoja einsteiniana- a sus crímenes. El “matad a todos los musulmanes” está de algún modo justificado por los intelectuales que “preparan la guerra civil europea” y por los propios políticos que responden a los crímenes con discursos populistas religiosos laicos. Cuando Hollande y Sarkozy hablan de “un atentado a los valores sagrados de Francia” para referirse a la libertad de expresión, están razonando del mismo modo que los asesinos de los redactores del Charlie Hebdo. No acepto que un francés me diga que defender los valores de Francia implica necesariamente defender la libertad de expresión. Por muy laica que se pretenda, esa lógica es siempre religiosa. No hay que defender Francia; hay que defender la libertad de expresión. Porque defender los valores de Francia es quizás defender la revolución francesa, pero también Termidor; es defender la Comuna, pero también los fusilamientos de Thiers; es defender a Zola, pero también al tribunal que condenó a Dreyfus; es defender a Simone Weil y René Char, pero también el colaboracionismo de Vichy; es defender a Sartre, pero también las torturas de la OAS y el genocidio colonial; es defender mayo del 68, pero también los bombardeos de Argel, Damasco, Indochina y más recientemente Libia y Mali. Es defender ahora, frente al fascismo islamista, la igualdad ante la ley, la democracia, la libertad de expresión, la tolerancia y la ética, pero también defender la destrucción de todo eso en nombre de los valores de Francia.

Da mucho miedo oír hablar de “los valores de Francia”, “de la grandeza de Francia”, de ”la defensa de Francia”. O defendemos la libertad de expresión o defendemos los valores de Francia. Defender la libertad de expresión -y la igualdad, la fraternidad y la libertad- es defender a la humanidad entera, viva donde viva y crea en el dios que crea. La frase de “los valores de Francia” pronunciada por Le Pen, Hollande, Sarkozy o Renaud Camus no se distingue en nada de la frase “los valores del islam” pronunciada por Abu Bakr Al-Baghdadi. Son en realidad el mismo discurso frente a frente, legitimado por su propia reacción asesina, que bombardea inocentes en un lado y ametralla inocentes en el otro. Pierden los de siempre, los que pierden cuando dos fascismos no dejan en medio ni el más pequeño resquicio para el derecho, la ética y la democracia: los de abajo, los de al lado, los pequeños, los sensatos. De eso sabemos mucho en Europa, cuyos grandes “valores” produjeron el colonialismo, el nazismo, el estalinismo, el sionismo y el bombardeo humanitario.

Mal empieza 2015. En 1953, “refugiado” en Francia, el gran escritor negro Richard Wright escribía contra el fascismo que “temía que las instituciones democráticas y abiertas no sean más que un intervalo sentimental que preceda al establecimiento de regímenes incluso más bárbaros, absolutistas y pospolíticos”. Protegernos del fascismo islamista es proteger nuestras instituciones abiertas y democráticas -o lo que queda de ellas- del fascismo europeo. La islamofobia fascista, en Europa y en las “colonias”, es la gran fábrica de islamistas fascistas y una y otro son incompatibles con el derecho y la democracia, los únicos principios -que no “valores”- que podrían aún salvarnos. Buena parte de nuestras élites políticas e intelectuales están más bien interesadas en todo lo contrario.

Descansen en paz nuestros alegres y valientes compañeros bufones del Charlie Hebdo. Y que nadie en su nombre levante la mano contra un musulmán ni contra el derecho y la ética comunes. Ésa sí sería la verdadera victoria de los fascismos de los dos lados.

Este artículo ha sido publicado originalmente en La Directa.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

29

  • |
    qadistu
    |
    03/04/2015 - 11:24am
    Creo que sirve para el &quot;debate&quot;, el artículo de Yael Farache (que cito y enlace abajo). Tenemos que tener cuidado por preservar lo apenas conseguido en occidente, en este país: lo alcanzado sería una clara idea de que la política y la religión deben estar separadas. Esto es lo contrario de las creencias del Islam, donde el ideal es una especie de totalitarismo. Si del catolicismo podríamos decir que es una religión que también tiene alguna semilla totalitaria... que en su globalidad evoluciona demasiado lento (aunque desde dentro es también algo muy &quot;variado&quot;)... parece que para el Islam el Corán es absolutamente &quot;inamovible&quot; (parece que el texto lo ven todo él como dictado directamente por Dios, y contiene pasajes tremendos). Ese texto al parecer está repleto de alimento para cierta posibilidad de &quot;culto a la violencia&quot;, como medio de por ejemplo convertir &quot;infieles&quot;. Y no sé si en el Islam podría ganar una vía &quot;pacífica&quot; de &quot;místicos&quot; que pudieran liderar un movimiento de &quot;desinterpretación&quot; tan radical de su texto como para eliminar de raíz la absurda idea de que se puede imponer a Dios (imponer el &quot;amor universal&quot;). Tampoco el catolicismo parecía querer evolucionar rápido, pero al parecer no da ya tanto pie a justificar la necesidad del uso de la violencia &quot;porque así lo dice Dios&quot;. Precisamente el cristianismo en general es, con sus &quot;fallos generales&quot; como los tiene toda institución..., es la evolución desde una religión de un Dios de miedo y vengativo (el de los &quot;peores&quot; pasajes del antiguo testamento)... hacia un Dios de solo amor, que fluye desde dentro de todos los corazones humanos por igual, y para guiar la vida hacia una progresiva comunión universal. Aparentemente, la religión islámica admite aún menos unas nuevas revelaciones y nuevas &quot;intersecciones fertilizantes&quot; con otras instituciones que estén claramente separadas de ella. Sería quizá pues (y así de simple) una especie de &quot;desastre regresivo&quot; en nuestra &quot;civilización&quot; todo lo que ocurriera a consecuencia de permitir que el Islam tal cual floreciera sin más... -y por muchos más motivos que por las guerras civiles que puedan darse y que encantarán como siempre a los de siempre... a los &quot;banqueros&quot;..., vendedores de armas, capitalismo del shock... esos guerreros &quot;nómadas del dinero&quot;... la mafia sionista, etc. Sabemos que para poder ser &quot;fértiles&quot;, las instituciones deben tener plena libertad de evolución (y acicates para ello), y funcionamiento separado. El hecho &quot;espiritual-religioso&quot; tiene un papel esencial en nuestra evolución y en general para la vida humana - si pasamos una mirada amplia por toda la historia. La religión es una manera institucionalizada de ensalzar y preservar los valores elementales humanos (fraternidad cósmica, etc.)... que radican no en este mundo de formas, sino en nuestro interior o esencia espiritual, más allá de toda forma. Idealmente, por tanto, sería preciso reconocer su importancia, e intentar ver &quot;solo lo bueno&quot; en todas los hechos religiosos..., para poder unirse entre todos a evolucionar, incluyendo a todos..., ayudando y a veces quizá &quot;obligando&quot; a &quot;purificar&quot; -práctica y pacíficamente- cada &quot;institución&quot; - sea o no religiosa. Lo de Yael es este artículo: http://yaelfarache.com/islam-101/ Cita: &laquo;Después hay <strong>un grupo que considera que cualquier crítica al islam como ideología es una forma de racismo.</strong> Son los que acuñaron el término <em>islamofobia</em> que usan para desacreditar cualquier crítica legítima que se pueda hacer al islam sin tener que discutirla. Acusar a una persona de islamofobia es una falacia una porque el islam no es una raza ni una etnia, es una ideología como cualquier otra que se elige voluntariamente. Acusar a una persona de islamofobia es tan irracional como lo sería acusar a alguien que critica al comunismo de comunistofobia. <strong>Hay que saber diferenciar entre una ideología y quienes la practican.</strong> La religión judía estipula que el judío debe circuncidar a sus hijos varones. Si un judío decide no hacerlo, eso no significa que la religión judía no propone la circunsición, lo único que eso significa es que ese judío en particular ha decidido no practicar esa parte de la religión. Si alguien ataca la idea de la circunsición porque la considera una práctica agresiva o medieval, eso no significa que está atacando a los judíos, ni al judaísmo como etnia. Sólo está criticando una práctica religiosa, que es tan criticable como puede serlo cualquier otra, sea religiosa o no. Se puede extrapolar a una práctica secular. Usemos como ejemplo el vegetarianismo. Si un vegetariano elige comer pescado eso no significa que el vegetarianismo es menos &ldquo;radical&rdquo;. Lo único que significa es que ese vegetariano no sigue los lineamientos del vegetarianismo al pie de la letra, y que es menos vegetariano que alguien que no come pescado. <strong>Por lo tanto el islam no puede ser estudiado solamente desde lo que hacen quienes lo practican</strong>, o peor aún: desde lo que hacen tus amigos musulmanes. Aunque ese ejercicio puede ser útil para dar algunos matices a la idea que tienes del islam, no es suficiente para entender la religión. Para entenderla hay que empezar por estudiar sus creencias. Hay que entenderla desde 3 ángulos: <ol> <li>Estudiar <strong>sus creencias</strong> (los textos sagrados)</li> <li>Estudiar <strong>las tradiciones</strong> (lo que transmiten sus líderes religiosos)</li> <li>Estudiar <strong>sus prácticas</strong> (cómo practican la religión en el día a día sus creyentes) &raquo;</li> </ol>
  • Pues yo me declaro islamófobo, sin medias tintas. El Corán es un libro malvado, lleno de preceptos negativos para la humanidad. La única diferencia entre los fundamentalistas y los creyentes &quot;normales&quot; es el rigor y la coherencia interna con la que obedecen sus dogmas. Por motivos idénticos, soy también cristianófobo. Y judiófobo, y budistófobo, y etcéteras varios. http://velozmurcielago.blogspot.com.es/2015/01/soy-islamofobo-que-pasa.html
  • Pues no dejemos que los terroristas maten el sentido del humor, sigamos con las bufonadas: [[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"63563","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"280","typeof":"foaf:Image","width":"590"}}]]
  • | |
    12/01/2015 - 1:31am
    Los que mataron a Muñoz Seca son fascistas. Ya era hora de que lo dijese alguien. En cuanto a la islamofilia de esta izquierda post-68, irreconocible pero conocida, mejor ni entrar. Lástima que Marx no esté vivo para escribir un volumen sobre el Islam igual que hizo con la cuestión judía.
  • |
    Alex
    |
    11/01/2015 - 8:33pm
    Ahora, hay que tener cuidado también de no caer en la recién nombrada &quot;islamofobia-fobia&quot; que es simplemente el temor a criticar a la muy criticable (la más peligrosa de las religiones, muy bien fundamentado por Sam Harris en su libro &quot;The End of Faith&quot;) religión islámica. Ahora la gente no puede esgrimir críticas contra este credo como lo hacemos sin pena contra todas las demás, por miedo a ser tachados de intolerantes. Aguas, porque la censura no puede criticarse por un lado y defenderse por otro
  • |
    Andrea
    |
    11/01/2015 - 1:38am
    Señor Santiago Alba Rico... GRACIAS. Este artículo no es sólo lo mejor que he leído en estos días, sino que podría ser el mejor ejemplo de periodismo honesto e inteligente con que he dado en toda mi vida. Al igual que ti, creo que la islamofobia es precisamente la reacción que buscan los terroristas. Me dan tristeza y rabia a la vez las declaraciones &quot;not in my name&quot; de los musulmanes verdaderos, como si tuvieran que disculparse por algo, como si su fé los hiciera culpables de algo, como si no fuera suficiente que los terroristas estén echando fango en su cultura y en su dignidad. Sus declaraciones son inútiles, porque los cavernícolas subn0rmales del juicio sumario, del &quot;nosotros&quot; y &quot;ellos&quot;, del &quot;me cag0 en su diós&quot;, no tienen ni la voluntad de escuchar ni la inteligencia para comprender. Y los que no vamos a caer en la trampa de los terroristas, los que no generalizamos, tendremos que chuparnos toneladas de basura racista del nuevo fascismo europeo. Me da ganas de vomitar.
  • |
    José Oyarzabal
    |
    10/01/2015 - 11:55am
    Islamofobia? Es miedo del islam, es cierto? Como no tener miedo de una religion&nbsp;con un libro (coran) tan agressivo, violento, racista, anti social? Deveria ser proibido en el mundo &quot;civilizado&quot;. Cuando escucharé hablar de derechos humanos en los paises musulmanos, y derechos de libre pensamiento, pararé de ser islamofobio.
  • |
    Darla
    |
    10/01/2015 - 11:28am
    <br type="_moz" />Yo soy la primera en pedir respeto para las creencias y religiones pero hemos llegado a un nivel que parece que si alguien dice &quot;libertad religiosa&quot; ya hay que quedarse callado. Los musulmanes son los unicos inmigrantes que en vez de adaptarse al pais en el que viven exige que se cambie para ellos, si&nbsp;se habla de celebrar la navidad en los colegios&nbsp;llaman al Estado laico pero si se trata de llevar velo en clase lo llaman libertad religiosa. Se que no son la mayoria pero todos hemos visto a pirados afirmar que España es su territorio y volveran a conquistarlo. Se nos ocurriria a nosotros decir lo mismo sobre America latina? no, porque nos mandan a la mierda y con razon Se pueden hacer parodias de cualquier tipo de religiones pero si haces un p...dibujo de Mahoma puedes llevarte un tiro. Yo no defiendo la islamofibia y nunca me he metido con nadie por sus creencias pero no pueden seguir actuando asi y esperar siempre la otra mejilla.<br type="_moz" />&nbsp;
  • |
    Cormorán
    |
    10/01/2015 - 10:54am
    Creo que hay objetos no hilarantes y no ridiculizables. &iquest;Soy fascista?
  • |
    Carlos Del Moral
    |
    10/01/2015 - 9:45am
    <br type="_moz" />Lo más triste de todos estos dos días de &quot;happy end&quot; (al final las fieras fueron cercadas y abatidas) son las víctimas inocentes de todo este entramado de violencia teledirigida y urdida desde los centros neurálgicos del suprapoder judeoyankee. &iquest;A quien interesa sino a los financieros de Wall Street y de la City, que haya focos de violencia y sangre en el mundo entero?. Solo los fabriacantes de armas (España es una &quot;gran potencia&quot; en ese terreno así como en explotación de trabajadores asalariados) en connivencia con los grandes trusts financieros de Goldman Sachs, Citybank, Rockfeller, Rothschlid,etc, todos casualmmente judíos y sionistas se benefician de las ventas de armamento. Luego basta con una correcta financiación a seres primitivos y montaraces como son casi todos los árabes, crear un ejército de subnormales como Al Qaeda (&iquest;por que desapareció el virtual Bin Laden en una chapucera operación filmada eso si por toodas las CNNs, Fox y demás cadenas goebelsianas de Estados Unidos) y el negociio del terror está garantizado. Casualmente ayer el banco de Santander recorta dividendo y descuenta acciones, las bolsas caen y los especuladores comprar a la baja para vender en diez o quince días cuando todo esté &quot;civilizadamente&quot; calmado. Pura comedia podrida y atroz justifiacación de la violencia. Por otra parte si me siento solidario con los periodistas del Charlie Hebdo y con Houellebecq y suscribo que el Islam es una religión (las otras 2 monoteístas también) para gilipollas y que sus rezos vomitivos, sus mujeres cubiertas, sus imanes gimoteantes me dan asco. Al igual que todos esos camelleros petroleros de Dubai, Emiratos, Kuwait y Arabia, lacayos serviles de Estados Unidos que temen beberse su crudo si Occidente deja de comprarles y desmonta toda la teconolgía desplegada en la península de la Kabba. Esos siniestros tiparracos, crueles y despiadados, siempre vestidos con traje regional, son responsables de la miseria de l mundo conn sus especulaciones del precio del crudo alentados siempre por Wall St. veradadero eje del mal.
  • |
    Susana Gonzales
    |
    10/01/2015 - 6:10am
    A mi me da miedo esos liberales ateos que han promovido el &quot;multiculturalismo, la igualdad&quot; Llevando no al facismo&quot; sino a un clash de culturas. A mi me da miedo cuando esos &quot;liberales progresistas&quot; &nbsp;olvidan la primera Jihad en la batalla de Tours &nbsp;cuando Charles Martel derroto a una banda de enfermos mentales que en el nombre del ISLAM decidieron atacar a Francia. Ha cambiado algo? siguen atacando a Francia!! Es el ISLAM quien&nbsp;esta en guerra contra Francia desde hace siglos!! Sera que Charles Martel era islamofobo? O facista? Cuando se olvida le historia se cometen los mismos errores. &nbsp;No es islamofobia cuando esta saliendo a la luz que los isla mistas han asesinado 2000 &nbsp;civiles inocentes en Nigeria, esta semana. O cuando se está vendiendo mujeres como esclavas sexuales en el levante. O cuando se encontraron tumbas masivas del genocidio de iYazidis. O el genocidio armenio donde asesinaron a 2 millones de cristianos. No es Islamofobia es SENTIDO COMÚN. PROTECCIÓN hacia tu familia. Tampoco es fobia protegerte en contra de desequilibrados mentales. Si leer el corán te inspira ser un sicópata entonces el problema esta en ese libro y en esa religión. &nbsp;Aceptar musulmanes en tu casa es como abrir la puerta a &nbsp;delincuentes, quienes han pretendido matarte anteriormente...tu lo harías? yo no. Habría que ser muy estúpido. Pero &nbsp;es mas estúpido no admitir que se ha sido estúpido admitiendo asesinos en potencia a tu casa. Punto.&nbsp;
  • | |
    10/01/2015 - 1:33am
    El Islam fue inventado como mafia organizada, perfectamente, pa la <em>protección</em> de la gente, y la gente debía tener <strong>sumisión</strong> al Islam, que eso significa, en el idioma árabe, y <em>muslin</em>, el equivalente a creyente, <strong>sumiso</strong>. Dicen investigaciones sobre el origen de las diversas mafias italianas que todas tienen su origen en la influencia del Islam en ese sur italiano. No es una religión, <strong>es una ideología de la sumisión</strong>, bien ornamentada de cuchufletas atrayentes de todo tipo: desde libertades pal bajo vientre hasta <em>promesas</em> paradisíacas si se muere en defensa, loa, amor&nbsp; a esa <strong>Sumisión</strong>. Todo el <strong>Corán</strong> está plagado de semejantes sandeces. Que no tendrían más preocupación que la mala vida que el Islam da a los que están en contacto con semejante Cosa. Pues salpica. Y los que hayan leído hasta acá ya estarán con el dedito tieso señalándome como NO <strong>sumiso</strong>, como antislam, como tos esos motetes que inventan para no ver el problema real. Por ignorancias, miedos y odios diversos sobre, de, para, con el Islam. Nos dicen que los asesinos no son ya islámicos, nos cascan que nada tienen que ver con el Islam, nos cuentean que... Nos jodamos y seamos <strong>sumisos</strong>. Pero los <em>yihadistas</em> y esos asesinos han surgido del magma nutricio esencial a ese islam, que son todos sus creyentes. Y las soluciones no son callar y respetar <em>sumisos</em> a ningún islam o mafia. También existe la palabra que habla y demuestra que to eso es mentira y crimen organizado, y sólo con la palabra que nos dejen ir y venir por ese islam, sermoneando sus mentiras, maldades y fealdades. Todo de forma absolutamente pacífica y respetuosa con la verdad, la bondad y la belleza, la racionalidad estricta, la historia, datos, pelos y señales. &iquest;Nos dejarían los <strong><em>morankos</em></strong> hacer eso, que ellos mismos hacen ya contra el cristianismo en Europa, cuando no surgen estos cuatro <em>chalaos</em> matando...? &iquest;Nos <strong><em>respetarían</em></strong> que sólo con la racionalidad y la ciencia, la palabra desmontáramos <strong>la Sumisión</strong>...? <strong>La respuesta es NO</strong>, con lo que ser <em>pacíficos</em> con semejantes bichos es ser suicidas, de llevar la misma política de respeto a quien no respeta ni respetará en libertad, igualdad o amor, ya que la ellos están todos convencidos de que o estás con ellos o contra. No hay tu tía. No pido una cruzada, no pido ir a matarlos. Simplemente pido que ni agua, de forma muy pacífica, claro, clara, al unísono y firme.
  • |
    Amores Perros
    |
    10/01/2015 - 12:16am
    Discrepo ampliamente con algunas aseveraciones: 1- &quot;Los atentados están fuera de todo marco religioso&quot;. &iquest;La yihad está fuera de todo marco religioso? &iquest;Lo está el ISIS, Al Qaeda y los miles de clérigos que apoyan esto? &iquest;Lo está la represión iraní y el estado teocrático impuesto por Jomeini en su dia? &iquest;La demolición de los budas&nbsp;en Afganistán? &iquest;Lo está el decálogo fundamentalista del Likud? &iquest;Las cruzadas, la Santa Inquisición, la extirpación de idolatrías, las bulas alejandrinas del Papa Borgia? &iquest;Nada tiene esto que ver con los marcos religiosos? Yo creo, más bien, que en toda religión, especialmente en las monoteístas, han anidado&nbsp;conductas y doctrinas antagónicas entre sí. Al igual que en casi toda cosmovisión. Reducir el Islam o el cristianismo a sus dimensiones más fundamentalistas equivale a decir que aquellas manifestaciones no tienen nada que ver con la religión. 2- &quot;Son fascistas&quot;. No necesariamente, detesto, como usted el fascismo, pero no es inteligente calificar como fascista toda conducta ética y política que consideremos abominable. Son fundamentalistas&nbsp;religiosos. 3- Existe un &quot;fascismo laico&quot; en Francia. El laicismo bien entendido, como defensa de la libertad de conciencia es, por esencia, contrario al fascismo. Y a la islamofobia&nbsp;también: en toda concepción laica tiene que haber espacio para la convivencia pacífica con cualquier religión que respete la libertad de conciencia de los demás, sean estos religiosos, ateos o fans de Alaska y los Pegamoides. La islamofobia nos hiere&nbsp;en nuestra propia condición de laicos. Los islamófobos no son verdaderos laicos o hacen un uso pervertido del término. Dicho todo esto, me parece un buen artículo y comparto, por lo demás casi todos sus términos. Creo que tenemos ahora una ardua tarea en el pensamiento crítico, que es aprender a deslindar la xenofobia y el eurocentrismo de la defensa de un patrimonio universal como es la libertad de conciencia. Libertad que debe defenderse sin aderezos identitarios que intenten patrimonializarse.&nbsp;
  • |
    Caro
    |
    09/01/2015 - 7:21pm
    Condeno profundamente el asesinato de la gente de Charly Hebdo. Personalmente, no me parecen graciosas algunas de las portadas de la revista sino ofensivas. Veo terrible que el actuar de unos pueda conceder un granito de arena al prejuicio hacia una comunidad entera que ya la tiene bastante difícil. Es triste que, independientemente de la ideología que se tenga, trabajar con el humor pueda tener un final así.Pero en el mundo mucha gente ya pasó, está pasando o pasará lo mismo que las víctimas, sus familiares y los que lo vieron todo. Y seguirán existiendo noticias como éstas. Los grandes &nbsp;deciden en qué dirección gira el mundo y para ello utilizaran toda &nbsp;masacre, noticia, escándalo, atentado, protesta que tengan a mano&hellip;ya sea llevándolos a cabo, incluso a través nuestro o dándoles el carácter de argumentos, muchas veces con nuestro visto bueno. No olvidemos que la agresión es una reacción muy común a la ofensa. Mucho más cuando eso es lucrativo y vende. Respeto el luto en Francia, es horrible lo que ha ocurrido. Sin embargo, no deberíamos perder la oportunidad de abrir los ojos. Nosotros estamos ocupados llorando a nuestros muertos, huyendo, conmoviéndonos, protestando&hellip;mientras tanto, ellos deciden. &nbsp;
  • |
    Marie
    |
    09/01/2015 - 5:38pm
    Gracias por este análisis. Faltamos mucho de este tipo en los medias franceses.&nbsp;
  • |
    Yo soy Charlie
    |
    09/01/2015 - 10:00am
    Tanto el islam como el cristianismo (por poner los ejemplos más cercanos que tenemos) sí que son auténticos fascismos. Nos desviamos muy pronto del centro del problema, que no es ni más ni menos que las regiliones y sus religosos que matan y mueren por unas creencias religiosas que no son más que fascismo y dictadura puros. &quot;El dedo y la luna&quot;, tú también te has desviado, pero además has llegado hasta el final del desvío, menuda columpiada. Saludos.
  • |
    Anonimo
    |
    09/01/2015 - 9:36am
    lo que me faltaba censura en la red mi comentario pasado no fue publicado jamas vuelvo a este sitio a la black list
  • |
    Anonimo
    |
    09/01/2015 - 9:33am
    &iquest;Y que esperaban? &iexcl;flores!, pues no, dicen que tanto va el cántaro al agua hasta que se revienta, tanto han fastidiado día tras día a los musulmanes que ya se habían tardado en hacer algo, eso suponiendo que realmente esto sea planeado por musulmanes, si estuviesen jodiendo a los cristianos tanto como joden a los musulmanes en menos de tres días los cristianos ya lo hubieran hecho pero estos tardaron en hacerlo muchos años, hasta ahora yo no conozco mas radicales y menos tolerantes que los cristianos y los capitalistas, tan solo hay que cuestionar sus creencias para que te acierten un golpe en la cara, y el que este libre de pecado..... ahora también esta la otra cara, sera que este hecho realmente fue planeado por extremistas o fue por algún gobierno oportunista que planea alguna guerra santa para obtener beneficios. Eso lo sabremos mas adelante por lo tanto si te vas a burlar de alguien ya sea persona religión o cualquier creencia debes afrontar las consecuencias que esto conlleva, el ser parte de un medio de comunicación no te da derecho de burlarte de los demás sistemáticamente amparándole en la libertad de expresión.
  • |
    Gisela
    |
    09/01/2015 - 1:17am
    Algo que también se nos olvida y que sin embargo mueve el mundo es el factor de la economía Francia aun con sus grandes discursos sobre igualdad y fraternidad es una gran potencia productora de armas y sin guerras no se venden armas. Así de simple. Concuerdo en que por desgracia quienes quedan enmedio y aplastados&nbsp;son los de abajo, lo malo es que esos de abajo y de enmedio se tragan muchas veces los argumentos que les dan los de arriba, los que controlan los medios masivos de información y se dejan llevar por las teorías del miedo que son las que sustentan los estados fascistas.
  • |
    mechi
    |
    09/01/2015 - 12:32am
    Corrección: la significación de&quot;Tolerancia&quot; se emplaza y corresponde con los&quot; valores de Francia&quot;, frente a la genuina defensa de derechos y éticas comunes.
  • |
    dav
    |
    08/01/2015 - 8:36pm
    este articulo es sencillamente....brutal....inteligente y muy muy didactico...tendría que leerlo todo el mundo.
  • |
    Paco
    |
    08/01/2015 - 8:14pm
    Vaya artículo más capcioso. Por mi parte pienso que mientras los occidentales no aprendan a respetar las religiones de los demás y sigan invadiendo países, nadie estará a salvo de dos tiros en la nuca.
  • |
    JoséVicente Pascual
    |
    08/01/2015 - 7:31pm
    Ya lo decía Stalin: &quot;Si discutes con ellos, llámalos fascistas. Mientras se defienden&nbsp;de esa acusación dejarán de argumentar&quot;. Justo lo que hace el autor del artículo. Muy ágil en la finta, Flanaghan.
  • |
    Ángel
    |
    08/01/2015 - 7:22pm
    Encuentro un error estirar el termino &quot;fascista&quot; de esa manera.Es falso y solo contribuye a confundir aun mas al personal. Los grupos armados como E.I. o en general los llamados &quot;yhijadistas&quot; son otra cosa ,otra cosa con un trasfondo que se apoya en interpretaciones de la religión (que siempre es tan ductil) y aportaciones económicas&nbsp;cuyos principales paganos están en el golfo Persico&nbsp;y la&nbsp;endiablada política&nbsp;exterior de los países de la Otan&nbsp;,&nbsp;Israel&nbsp;,&nbsp;Irán Pakistán&nbsp;etc.. Fascistas son los señores del frente nacional siempre dispuestos a sacar partido del miedo.
  • |
    Pablo
    |
    08/01/2015 - 6:03pm
    si bien eres de letras&nbsp; y cuando 5 le sumas &iquest;Y que resultado? pues 22 y no 21 2017...2022...?
  • |
    Pablo
    |
    08/01/2015 - 5:03pm
    Esto es lo que se llama <strong>oportunismo intelectual</strong>. Crítico con la sociedad y sus concepciones éticas&nbsp;que nos ayudan a convivir llamando la atención en un momento dramático. He de decir que la estructura es terrible y el argumento de comparar los valores laicos racionales de un país como francia a los valores de unos radicales islamistas&nbsp;son poco creíbles y repetir la palabra &quot;fascista&quot; tantas veces cansa la vista. La diferencia entre uno y otro es que unos de ellos (pero cual?) te permite gozar de libertades que en el otro sería impensable.&nbsp; &iexcl;Claro que Holland y el resto de los politicos van a condenar esos tweets, por supuesto! Espera. Tus palabras delatan una falta de comprehensión de la cultura Francesa, seguramente por no haber vivido y estudiado ahí. Si bien eres hombre de letras las elecciones&nbsp;son cada 5 años (2017....2022...?)&nbsp; Pabs,
  • |
    La Juani
    |
    08/01/2015 - 5:03pm
    Prefiriendo este artículo con mucho a la mayoría de lo que se puede leer, aunque le encuentro un error muy gordo. Hemos asumido ya porque sí, porque han logrado su objetivo de metérnoslo hasta la médula como cualquier reacción de miedo instintiva, que lo que nos cuentan sobre quién ha cometido el atentado y por qué es una verdad incuestionable. A nadie le parece raro que unos fanáticos descerebrados sean capaces de planificar tan bien un atentado, pero se olviden el carnet en el coche, que estando Francia hace tiempo en alerta máxima y siendo Charlie Hebdo un objetivo declarado, les haya resultado tan fácil conseguirlo. Que además los autores no estuvieran más vigilados, habiendo estado en prisión por reclutar yihadistas. Que esa prisión fuera tan breve...Si todas estas preguntas que cualquier periodista serio de un medio crítico debería estar haciéndose se obvian completamente, &iquest;qué vamos a esperar de la reacción de la gente poco informada? Terror siento, desde luego.
  • |
    Ernesto
    |
    08/01/2015 - 4:36pm
    Es que dos tiros ya se meten. Los unos contra los otros y los otros contra los unos. Respecto a tus perversiones sexuales, bien que las canalices dibujando. La respuesta es no, eso no te convierte en un fascista. Según el sentido de lo que quieras transmitir sólo te convierte en un tonto. Y tontos útiles es lo que andan buscando. No le des muchas más vueltas, tú dibuja, dibuja, mejor que estés entretenido. Y que nunca ningún fanático te mate por ello, sea lo que sea lo que acabes pariendo.
  • |
    markos
    |
    08/01/2015 - 2:17pm
    Curioso, yo considero muchisimo mas peligroso que te metan dos tiros... sera que soy raro. Hoy dibujare a mahoma comiendose una polla... dime, eso es &quot;islamofobia&quot;, soy un &quot;fascista&quot;?? Anda se vayan a la mierda un ratito, vale? Bien, pues eso.
  • Boletín