Nuevo vuelo de la vergüenza
Paralizan la deportación de dos jóvenes senegaleses

Modou y Baidy, ambos padres desde hace pocos días, iban a ser expulsados a Senegal en un vuelo de deportación masiva que está programado para hoy a la 13h desde Barajas.

20/11/14 · 11:38
Una pasajera asiste a la deportación de una persona que se resiste a su propia expulsión. La web Antigonia.com ha recopilado imagenes como esta captadas antes y durante este tipo de vuelos. / Antigonia.com

El Juzgado de Instrucción número tres de Tarragona confirmó ayer la suspensión de la expulsión de Modou. Originario de Senegal, había sido detenido la tarde del martes en Reus, cuando acudía a la comisaría a firmar, “por el mero hecho de encontrarse en situación irregular y con una orden de expulsión de septiembre de 2013”, informan desde la Campanya pel Tancament dels CIE de Barcelona, desde donde señalan que Modou ha estado “a punto de ser separado de su familia: una hija que hoy cumple quince días de vida y su esposa". Ambas disponen de permiso de residencia.

Modou iba a ser parte del flete de un vuelo de deportación masiva programado para hoy. Fue detenido un día después de que iniciara los trámites para solicitar el permiso de residencia a través del arraigo social, con una cita ya fijada para el 21 de noviembre en Delegación de Gobierno. “La paralización, en el último momento, de su deportación ha sido posible gracias a las medidas cautelarísimas presentadas ayer por sus abogados y el trabajo de apoyo de toda una red de activistas que se han implicado en el caso”, señalan desde la Campanya per Tancament dels CIE. 

A la paralización de la deportación de Modou se suma la de Baidy, también de Senegal y cuya deportación iba a ser en el mismo vuelo masivo que saldrá hoy a la 13h desde Madrid. Baidy llegó a España hace ocho años en patera, según explica a Diagonal Patricia Orejudo, miembro de la Comisión Cerremos los CIE del Ferrocarril Clandestino. Al tener conocimientos sobre navegación fue quien condujo la patera, lo que provocó que la Guardia Civil, al llegar a las costas españolas, le denunciara por tráfico de personas.

En Málaga hizo familia y, dos días después de que naciera su hija, antes de que les diera tiempo a él a su pareja a inscribirla en el Registro Civil, Baidy fue detenido en una estación, “en el típico control racista”, puntualiza Orejero. Ni si quiera admitieron las peticiones para que le llevaran al Registro Civil para reconocer a su hija.

El juez ordenó una estancia de 40 días de máximo en el CIE de Aluche pero, finalmente estuvo cerca de 60. Desde la Comisión Cerremos los CIE señalan que esta prórroga era con la intención de incluir a Baidy en el vuelo de deportación masivo programado para hoy. “Esto evidencia toda las mentiras del Gobierno sobre que están echando a delincuentes. Están echando a padres de familia, gente que no tiene problemas con la justicia, con hijos en España. Son gente que lleva aquí años y a los que están alejando de sus familias”, subraya Arejero. Finalmente Baidy fue liberado ayer del CIE de Aluche.

Nuevo vuelo de deportación masiva

La prórroga del internamiento de Baidy en el CIE de Aluche fue lo que dio pistas a la Comisión Cerremos los CIE sobre la existencia de este nuevo vuelo de deportación masiva, que saldrá a las 13h desde Barajas y en el que también iban a incluir a Modou. Desde la Comisión no saben cuánta gente será expulsada del país con este vuelo, pero, señalan que, según la información que han recibido, en el CIE de Aluche han ingresado en las últimas semanas a cerca de 50 personas procedentes de Senegal.

Desde la Campanya per Tancament del CIE denuncian que las 'deportaciones express' son una práctica poco conocida pero cada día más común. En los casos en los que no hay suficientes personas en los CIE para llenar el vuelo, la policía nacional “inicia las actuaciones de persecución discriminatoria de los ciudadanos del país de destino”.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar