La empresa Cofely obtuvo adjudicaciones en el sector sanitario de varias comunidades
La financiación de un hospital gallego, en peligro tras la Operación Púnica

La principal empresa de la trama destapada por la Audiencia Nacional, Cofely, del gigante francés GDF Suez, obvtuvo la adjudicación de la ampliación del hospital de Salnés, financiada con fondos europeos. Europa no pagará los fondos prometidos si la obra no se concluye antes de finales de 2015.

31/10/14 · 11:07

La palabra conseguidor aun no está registrada en el diccionario, pero la RAE puede ir pensando en incluirla en su 24ª edición. La Operación Púnica ha puesto este término de moda. La trama investigada por el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco implica a 51 políticos que consiguieron 250 millones de euros en contratos públicos para una serie de empresas a cambio, presuntamente, de comisiones del 2 o el 3%. De los 250, 160 millones se los agenció Cofely, una filial de la multinacional francesa GDF Suez. Pero, ¿qué tipo de contratos obtenían las empresas beneficiadas por la contratación irregular de servicios? En el caso de Cofely, los relativos a eficiencia, innovación, suministro de luz y alumbrados, mantenimiento, y un largo etéctera de servicios ligados al sector energético. Entre los servicios que prestaba destacan aquellos que se han producido en un ámbito sanitario en constante proceso de privatización y "externalización" de servicios.

En particular, destacan las concesiones en la sanidad pública de Galicia, donde Cofely tiene un contrato de once millones de euros para el suministro eléctrico y la conservación del hospital de O Salnés y quince ambulatorios y la redacción del proyecto, mantenimiento y suministro eléctrico del futuro del centro de salud de Marín. Ayer, la Xunta de Galicia anunció que el Sergas trasladará el contrato con Cofely a la Audiencia Nacional para que el juez investigue o "audite" la contratación de 11 millones de euros, que se produjo en agosto de 2013. El día 29 de octubre, la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública emitía un comunicado en el que reafirma "las advertencias y alarmas, que llevamos realizando desde hace años, de los riesgos de recurrir a la colaboración privada para financiar la construcción y gestión de los centros sanitarios públicos por el incremento de costes, el sometimiento de los centros públicos al interés privado y por los riegos de corrupción".

Pero, además, pone la alerta sobre el riesgo de que el caso Cofely ponga en riesgo las obras de ampliación del Hospital del Salnés, de las que fue adjudicataria Cofely, y que cuentan con un 80% de financiación a través de fondos europeos Feder Galicia, fondos que solo se percibirán si las obras se terminan antes de finales de 2015, algo en lo que puede influir la investigación que lleva a cabo la Audiencia Nacional, dado que, como señala esta asociación por la defensa de la sanidad pública, los contratos públicos no pueden realizarse con empresas sometidas a procesos judiciales. En febrero de este año, la FADSP publicaba un informe [Doc] sobre la situación de la privatización del sector en el que vincula a Cofely-Suez con la propiedad de la aseguradora privada Adeslas por medio del fondo de inversión Hisusa Holding, propiedad en un cien por cien de la empresa matriz, Suez.

Otras comunidades con contratos con Confely

El Sindicato Asambleario de Sanidad de la Comunidad de Madrid (SAS Madrid) ha denunciado, a raíz de la investigación en torno a la Operación Púnica, que, en febrero de 2011, Cofely obtuvo la adjudicación de un lote por valor de 1.202.475,34 euros por la contratación del mantenimiento, conservación y reparación de edificios de los centros de las actuales Áreas 1, 3, 4 y 5, que incluye hospitales como el Gregorio Marañón, el Ramón y Cajal, La Paz o el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Según el SAS Madrid, Cofely rebajó la adjudicación a la mitad de la cantidad inicial, hasta 586.000 euros "quedándose" con la diferencia. Ese año, en pleno ciclo de recortes, el Gobierno regional de Esperanza Aguirre "congeló" la partida para sanidad. La Marea ha denunciado, asimismo, que Cofely se encarga del mantenimiento del laboratorio que analiza las muestras del ébola. Según este medio, Cofely lleva el laboratorio de nivel 3 de Contención Biológica localizado en el Centro Nacional de Microbiología en Majadahonda (Madrid).

El sindicato sanitario pone bajo la lupa otra contratación en el sector sanitario, en este caso en Castilla La Mancha, donde la empresa del grupo Suez se adjudicó el mantenimiento de 40 centros de salud en la provincia de Toledo y el mantenimiento de su Centro de Datos. El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz declaró a los medios regionales que la Junta se desvinculó de los contratos un mes antes de la Operación Púnica, porque Cofely "no funcionaba bien", informa El Porvenir de Castilla La Mancha.

El rastro sanitario de Cofely no termina ahí. Levante-EMV publicaba el 29 de octubre que el alcalde de Manises, Enrique Crespo, obtuvo por 42.600 euros el mantenimiento de las instalaciones de incendios, detección y extinción y detección de gases tóxicos del hospital de Campanar. Otra Comunidad que facilitará los expedientes de contratación a la Audiencia Nacional es Castilla y León, que reconoce haber adjudicado 5,72 millones a Cofely entre 2002 y 2014. Entre ellos, los realizados por la Gerencia Regional de Salud que suman más de 4,77 millones de euros. La Junta de Castilla León defiende la limpieza de todos estos contratos. En el caso de Asturias, los contratos fueron menores, de cantidades inferiores a 50.000 euros, y también se dirigieron principalmente al sector sanitario. Son 408.325 euros en trabajos para el Servicio de Salud del Principado, según información recogida por El Comercio.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto