El tribunal juzga poco creíbles las previsiones de pérdidas presentadas por la compañía
La Audiencia Nacional no cree los argumentos de FNAC para acogerse a la reforma laboral

Un auto de la Audiencia Nacional impide a la empresa aplicar la reforma laboral para imponer dos rebajas salariales menores. El tribunal considera que tomar en cuenta las previsiones de pérdidas de la cadena supondría “un acto de fe”.

, Redacción web
22/07/14 · 14:00
Huelga en una tienda barcelonesa durante el día de Sant Jordi. / Bárbara Boyero / Diso Press

“Dar por cierta la existencia de pérdidas previstas afirmada por la empresa […] exige de la Sala un acto de fe”. Así define la Audiencia Nacional la pretensión de FNAC España en un auto por el que declara nulas dos medidas de rebaja de sueldo impuestas por la empresa en todos sus centros de trabajo. El texto fue dado a conocer ayer lunes por los sindicatos (CC OO, UGT y CGT) que habían recurrido el copago del seguro sanitario y la reducción de los complementos salariales recibidos por directivos y jefes de sección.

La empresa se había acogido por segunda vez en un año a uno de los preceptos de la última reforma laboral, que permite a la parte empresarial modificar de forma sustancial las condiciones de trabajo -incluyendo horarios y salarios- con la simple previsión de datos económicos negativos. Así, FNAC ha presentado ante la Audiencia Nacional una previsión de 4 millones de euros en pérdidas para 2014 que contrasta con los beneficios de 10'3 , 4'2 y 5'4 millones de euros respectivamente en 2011, 2012 y 2013, según su propio informe de cuentas anuales. La fuente de estas previsiones es un estudio sectorial elaborado por la consultora GFK Temax Spain.

Según la Audiencia Nacional, la previsión de recorte de ventas de un 5,2% “no es aceptable” debido a que esas cifras resultan “de aplicar mecánicamente a la empresa las previsiones para todos los sectores donde opera (no las concretas para la propia empresa)”. “Además exige de la Sala un acto de fe sobre un informe de otra empresa del que la demandada se limita a extraer un dato”. FNAC España ya ha anunciado a Europa Press que no recurrirá el auto, por el que tendrá que devolver a la plantilla afectada las cantidades que han dejado de cobrar desde abril de 2014.

En marzo de 2013 la empresa ya se había acogido al artículo 41 de la reforma laboral -el que permite las modificaciones sustanciales del contrato de trabajo- para prorrogar por un año el copago del seguro sanitario y la rebaja de hasta un 50% en las bonificaciones por objetivos para directivos y jefes de sección. Entonces, las medidas salieron adelante con el apoyo de CC OO y UGT, “probablemente porque pensaron que serían temporales”, explica Carlos Morales, de la sección sindical de CGT en el centro de Triangle (Barcelona).

Según las cuentas de la empresa entregadas a la Audiencia Nacional, el recorte de 2013 supuso para FNAC España un ahorro de 726.000 euros por la rebaja de las bonificaciones de venta y 310.000 euros por el copago por parte del trabajador de un 50% del seguro médico privado. Esta última medida afectaba a unos 1.146 trabajadoras y trabajadores (de una plantilla de poco más de 2.000), y su impacto en la nómina no era espectacular: para un seguro convencional (sin incluir a terceras personas como beneficiarias) el copago supone poco más de 13 euros mensuales. Además, este seguro es opcional, aunque la inclusión de algunos niveles básicos de asistencia dental podía hacerlo atractivo para la mitad de la plantilla, que trabaja a tiempo parcial y cobra alrededor de 600 euros.

Según Ferrán Moltó, también de CGT, la inclusión de este tipo de medidas, más que a un objetivo de ahorro, "obedece a una estrategia de la empresa de 'quemar' a la plantilla" para aceptar despidos mucho más baratos que un despido improcedente. Un trabajador o trabajadora no conforme con la modificación sustancial de su contrato se va con 20 días de indemnización por año trabajado, frente a los 33 días de indemnización que desde febrero de 2012 corresponden a la extinción no justificada de los contratos indefinidos. Que el puro ahorro no es motivo suficiente para presentar esta modificación de los contratos también lo avala la Audiencia Nacional en su auto: “La Sala considera que no hay elementos para entender que la modificación aplicada en la forma de prestación de los servicios sanitarios tienda a prevenir una “evolución negativa” de la empresa”.

Tags relacionados: Audiencia Nacional FNAC laboral
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto