Organizaciones de la sociedad civil se trasladan a La Realidad para mostrar su apoyo
Los zapatistas organizan el dolor y la rabia

El pasado 2 de mayo moría asesinado por paramilitares José Luis Solís López, 'Galeano', un maestro de la Escuelita de la Libertad según los Zapatistas.

, Chiapas (México)
19/05/14 · 11:57
Por primera vez, los zapatistas han publicado la foto de su compañero Galeano sin pasamontañas.

inforelacionada

“Porque somos zapatistas, si no hace rato que hubiéramos tomado venganza y se hubiera hecho una matazón”, comentan en uno de los últimos comunicados del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). El pasado 2 de mayo fue asesinado brutalmente José Luis Solís López, conocido como Galeano, en la comunidad de La Realidad, Chiapas (México).

Según el informe de la Junta de Buen Gobierno, fueron “paramilitares pertenecientes a la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos Histórica (CIOAC-H), al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y al Partido Acción Nacional (PAN)” los que asesinaron a Galeano de tres tiros cuando estaba “rodeado, desarmado y sin rendirse”. Fue un ataque en contra de bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en vísperas de un encuentro que los zapatistas tendrían con otras organizaciones indígenas y pueblos originarios y en el cual se preveía podría reaparecer públicamente el Subcomandante Marcos tras una ausencia de casi seis años.

Galeano fue votán (maestro) en la Escuelita de la Libertad según los Zapatistas, pertenecía al Caracol de La Realidad y es el primer indígena base de apoyo zapatista que matan los partidarios del Gobierno desde 2003. Durante el ataque hubo varios heridos y destruyeron la escuela y la clínica de este lugar emblemático del zapatismo.

Tras el asesinato, algunos medios comerciales de México lo trataron como un enfrentamiento intercomunitario y dieron sólo la versión de los “atacantes” sin esperar el informe de la Junta de Buen Gobierno zapatista de La Realidad o de organizaciones de derechos humanos que estaban mediando conflictos en la zona. “No se trató de un problema de comunidad, donde los bandos se enfrentan enardecidos por el momento. Fue algo planificado (…). Lo rodearon 15 o 20 paramilitares”, puntualizan los zapatistas en su investigación.

El asesinato de Galeano revela la continuidad de la estrategia contrainsurgente del Estado mexicano frente a un conflicto armado no resuelto desde 1994. Frente a este ataque, los mayas zapatistas piden justicia y no venganza, reiterando su apuesta por la paz.

Organizando la rabia, lágrimas de rebeldía

Hasta hoy llegaron ya más de 75 cartas de solidaridad de varias organizaciones y personas de diversos rincones del mundo que expresaron su repudio a los ataques paramilitares y su solidaridad con las bases de apoyo zapatistas y la familia de Galeano. Se solidarizaron con los zapatistas desde la activista india Arundhati Roy hasta la organizadora afroamericana Angela Davis, pasando por Noam Chomsky o la periodista y escritora Naomi Klein, entre centenares de personas más.

También los pueblos y naciones indígenas que conforman el Congreso Nacional Indígena exigieron “el fin de la guerra en contra de nuestros hermanos y hermanas zapatistas, y el castigo a los responsables intelectuales y materiales” del asesinato de Galeano.
 

En varias ciudades del mundo se han organizado manifestaciones de solidaridad en las calles y plazas. También desde México, en donde se han anunciado caravanas de apoyo hacia La Realidad para “abrazar a los familiares de Galeano y a las bases de apoyo” y se están organizando actividades solidarias en espacios públicos entre el 18 y el 24 de mayo.

Las bases piden la intervención del EZLN

Parte de la Comandancia del EZLN, entre ellos los subcomandantes insurgentes Moisés y Marcos, se trasladó a La Realidad. La Comandancia llegó porque la Junta Hacia La Esperanza del caracol de La Realidad decidió retirar su participación en la investigación de los hechos y “pasar a las manos de la Comandancia General del EZLN todo el asunto, para que investigue bien y para que se haga justicia.” “Las investigaciones las está conduciendo el Subcomandante Insurgente Moisés.  Él estará informando de los resultados, o él a través mío”, expresó Marcos.

Algunas de las decisiones que los zapatistas tomaron desde La Realidad fueron suspender por tiempo indefinido la reunión con los pueblos originarios y sus organizaciones en el Congreso Nacional Indígena, además de otros eventos.

Decirles que no están solos

Algunas organizaciones mexicanas decidieron desplazarse a La Realidad en los próximos días y organizar actividades de sensibilización en sus espacios, calles, plazas de varias regiones del país.

En el último comunicado firmado por el Subcomandante Marcos se anuncia que el próximo 24 de mayo se hará un homenaje al compañero asesinado, Galeano, en todos los caracoles, “y que estaría bueno si ese día también hacen ellos algo en sus lugares, según su modo de cada quien y sus tiempos.”

Además, hacen una especial invitación a los medios libres “o alternativos o autónomos o como se diga, o sea los que no son de paga. Los medios de paga no están invitados, ni los vamos a recibir.”

Marcos se despide de esta carta insistiendo en una de sus postdatas sobre una idea: “Si me piden que resuma nuestro trabajoso andar en pocas palabras serían: nuestros esfuerzos son por la paz, los esfuerzos de ellos son por la guerra”.

La Realidad, lugar emblemático del zapatismo

Este poblado de bosque tropical durante 1994 fue emblemático del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) porque se convirtió en el cuartel general de la dirigencia encabezada por el Subcomandante Marcos,  y ahí tuvo sus primeros encuentros con el Gobierno federal y con la sociedad civil nacional e internacional. En febrero de 1995 el Ejército mexicano entró hasta la comunidad para detener al líder zapatista, quien tuvo que huir con cientos de niños, mujeres y ancianos a la selva Lacandona para no ser reprimidos por las tropas militares.

En La Realidad, un pueblo maya tojolabal, el EZLN construyó en el 2003  el Caracol Madre de los Caracoles del Mar de Nuestros Sueños, administrado por la Junta de Buen Gobierno Hacia la Esperanza, el primer espacio para organizar su autonomía. Sin admitir recursos del Gobierno, con su propios esfuerzos y trabajo diario, los indígenas zapatistas hicieron de este lugar el primer de los 32 Municipios Autónomos Rebeldes. Ahí nació la primera generación del EZLN.

Tags relacionados: Chiapas EZLN México zapatismo
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0