Décimo día de huelga en el sector del doblaje de la comunidad de Madrid
El doblaje madrileño se calla para hacer oír su voz

El 8 de junio del pasado año expiraba el convenio regional del sector del doblaje. El sindicato de Artistas de de Doblaje de Madrid (ADOMA) comenzaba las conversaciones meses antes de esa fecha para tratar de evitar que, en aplicación de la nueva reforma laboral, se quedasen sin un convenio propio que regule el sector y le provea una estabilidad laboral mínima.

20/03/14 · 10:56
Imagen de la campaña de los dobladores madrileños contra la vulneración del derecha a huelga

El 8 de junio del pasado año expiraba el convenio regional del sector del doblaje. El sindicato de Artistas de de Doblaje de Madrid (ADOMA) comenzaba las conversaciones meses antes de esa fecha para tratar de evitar que, en aplicación de la nueva reforma laboral, se quedasen sin un convenio propio que regule el sector y le provea una estabilidad laboral mínima.

Sin embargo las negociaciones con la patronal regional (AMEDY) no se pudieron cerrar. Según informa a Diagonal, Adolfo Moreno (presidente de ADOMA) en la mesa de negociaciones la patronal acudió con una propuesta de rebajas salariales medias del 15% respecto al convenio de 2009. Un convenio que mantenía los mismos salarios que en el año 1993 y desde el que no se habían aplicado las subidas correspondientes al IPC. Los trabajadores no aceptaron la propuesta y exigieron mantener al menos las mismas condiciones para firmar el nuevo convenio. Desde entonces, los encuentros entre patronal y trabajadores se siguieron celebrando mientras el sector trabajaba sin disponer de un convenio propio.

Golpe de efecto

La situación se recrudeció el pasado 12 de febrero cuando ADOMA recibe un correo electrónico que le informa de que su interlocutora, la Asociación Madrileña de Empresas de Doblaje y Postproducción, se disuelve. “Ahora mismo estaríamos sin convenio y sin un interlocutor válido con quien negociar uno nuevo. A lo mejor esa es la intención de la patronal, que no podamos firmar y tratar de moverse a partir de ahora en aguas turbulentas. Que se trabaje en las empresas sin una regulación propia que nos provea de una estabilidad mínima”, declara a Diagonal, Adolfo Moreno.

A grandes males...

A partir de la disolución de la patronal, ADOMA ya sólo puede mantener conversaciones con empresas a título particular. El 10 de marzo los dobladores madrileños se ponen en huelga para tratar de forzar a la patronal madrileña a que firme un nuevo convenio que regule el sector. “Espero y confío que (la huelga) dure lo menos posible. Hay contactos con las empresas pero a día de hoy los movimientos que están haciendo no son concluyentes. Nosotros queremos firmar al menos por las mismas condiciones de 2009”, remarca Adolfo Moreno para concluir que ellos son los primeros afectados por la decisión de no trabajar hasta que se solucione la firma de un convenio.

Muestras de Solidaridad desde otras comunidades

Anatomía de Grey o Mentes Criminales son algunas de las series afectadas por la huelga madrileña que, según ADOMA, los empresarios han tratado de llevarse a otras comunidades para que se sigan doblando al castellano. Sin embargo, tanto los trabajadores catalanes (L’AADPC) como los gallegos (Apradoga) han manifestado su solidaridad con los dobladores madrileños y se han negado a aceptar los trabajos de doblaje que les están llegando desde Madrid.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto