El salvador I la oposición de derecha no reconoce el resultado e intenta desestabilizar el país
El FMLN gana la segunda vuelta de las elecciones salvadoreñas

La exguerrilla del FMLN mantiene la presidencia de El Salvador tras ganar la segunda vuelta de las elecciones salvadoreñas. En esta ocasión gobernará Salvador Sánchez Cerén, un histórico del partido, partidario de la integración del país en el ALBA.

, San Salvador (El Salvador)
14/03/14 · 13:14
Festejos por el triunfo del candidato del FMLN Salvador Sánchez Cerén / Diego Díaz Núñez

Finalmente, y tras tres días de recuento electoral, el 13 de marzo el Tribunal Supremo electoral de El Salvador dio los datos oficiales: 50,11% para el FMLN y 49,89 para ARENA, confirmándose de esta forma la victoria de Salvador Sánchez Cerén en las elecciones presidenciales. La victoria del Frente fue por un estrecho margen de algo mas de 6.000 votos frente a los más de 300.000 de diferencia de la primera vuelta celebrada en Febrero.

Durante estos tres días de recuento electoral la tensión ha ido en aumento en las calles de San Salvador. Desde el primer momento y pese a no estar nunca por encima en los resultados, el partido derechista de ARENA se ha autoproclamado vencedor de las elecciones y ha cargado contra el propio Tribunal y contra el sistema electoral salvadoreño. Norman Quijano, líder del partido y candidato a la presidencia, ha rechazado desde el mismo domingo los resultados y todas las declaraciones realizadas van encaminadas a denunciar un posible fraude electoral, pero sin presentar una prueba válida.

El FMLN y sus candidatos de la fórmula presidencial, Sánchez Cerén y Óscar Ortiz, han llamado desde el primer momento a la calma a la hora de celebrar la victoria y esperar hasta que esta fuera confirmada por el TSE. Una vez declarado oficialmente vencedor y por tanto futuro presidente, Sánchez Cerén declaró estar abierto a conversar con todos los sectores del país para lograr un Gobierno estable para los próximos cinco años.

¿Pudo haber fraude?

Pese a los intentos de deslegitimar las elecciones desde la derecha, es prácticamente imposible un fraude como el que denuncia ARENA.Todo el proceso está controlado por personas de ambos partidos. Desde las mesas de votación o juntas de recepción de voto (dos por partido) y vigilantes (también dos por partido) hasta el Tribunal Supremo Electoral. Todas las actas y documentos se rellenan por quintuplicado e incluso durante estos días fue retrasmitido por streaming el recuento de todas las actas del país.

Las sospechas de fraude en todas las elecciones tras la firma de la paz provienen de un ámbito donde ARENA siempre mantuvo el control: compra de votos, presiones patronales para votar a la derecha (pidiendo fotografía del voto), voto con DNI falsos de personas no salvadoreñas… técnicas en todo caso previas al voto y no en el recuento de los mismos.

¿Qué esperar a partir de hoy?

Todos los organismos internacionales presentes en las elecciones han validado el proceso electoral, desde el Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador hasta los observadores internacionales de varias instituciones como la Organización de Estados Americanos. De la misma manera se han pronunciado otros estamentos como la Embajada estadounidense en El Salvador, el Comité Cívico Empresarial Salvadoreño de empresarios salvadoreños en EE UU e incluso las Fuerzas Armadas tuvieron que declarar su lealtad al presidente electo después de que Norman Quijano pidiera su intervención en el país.

Desde ARENA se mantienen las declaraciones no aceptando los resultando y llamando a la movilización de sus votantes y sus cargos electos. Se está intentado crear un ambiente similar al de Venezuela con caceroladas, cortes de carreteras e incluso con declaraciones de estar “en pie de guerra” como hizo Quijano el domingo por la noche. En cuanto a la vía institucional, desde ARENA se continúa pidiendo el recuento voto por voto, algo no establecido en el sistema electoral salvadoreño y que el TSE rechazó desde el primer momento. Se pide también la revisión de los votos nulos o la recusación del presidente del TSE para intentar aumentar las dudas del proceso e intentar aumentar de esta manera la presión en la calle.

El FMLN, tras declararse su victoria final en el recuento, ha realizado una llamada a los empresarios del país para trabajar juntos por el futuro del país y ha pedido a los organismos internacionales que validen la victoria de Sánchez Cerén en el proceso electoral.

Tags relacionados: El Salvador
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto