Mariana Moisa
Portavoz la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local de El Salvador
"En El Salvador hay 120 mujeres privadas de libertad por delitos de aborto"

Mariana Moisa explica a Diagonal que ninguno de los partidos salvadoreños ofrece alternativas a las mujeres. Ellas sufren la pobreza y la penalización del aborto. Todos los supuestos del aborto están prohíbidos e incluso existen mujeres encarceladas por delitos del aborto.

, San Salvador (El Salvador)
08/03/14 · 8:00
Mariana Moisa, durante una charla en Madrid el año pasado. / Adolfo Luján / Diso Press

Mariana Moisa es antropóloga, comunicadora social, activista feminista y artista. Actualmente trabaja como Responsable de Comunicación de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local de El Salvador.

Repasando los programas de los principales partidos vemos que en ninguno de ellos se entra de forma clara en temas como mujer, género,… y sólo se indican medidas bastante vagas. ¿Qué valoración hacen desde Colectiva Feminista de estos programas?

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) tiene una propuesta de continuidad. El Gobierno de Funes ha invertido una cantidad importante de dinero en el proyecto “Ciudad Mujer” y ha tenido voluntad de impulsar el cumplimiento de la ley de igualdad de oportunidades de las mujeres. Otra cuestión que se ha tratado y que desde las asociaciones de mujeres siempre se había incidido  es reconocer la violencia contra las mujeres.

Los candidatos del FMLN han anunciado el seguimiento del programa “Ciudad Mujer”, que puede tener una crítica feminista al ser muy asistencialista pero recoge otros elementos como tratar la salud de las mujeres desde la mirada de derechos sexuales y reproductivos.

Sobre el aborto, ningún partido tiene una propuesta alejada de dogmas religiosos más bien todo lo contrario: coquetean con las iglesias, dicen que están en favor de la vida Las propuestas de otros partidos, como UNIDAD, proponen por ejemplo las salas para amamantar, las casas cariño,… que son un reforzamiento del estereotipo  de la mujer. En este sentido, como feministas, nos interesa más la visión del FMLN. No estamos felices porque hay problemas que son fundamentales para las mujeres pobres de este país como es la penalización del aborto.

En este sentido ninguno tiene una propuesta alejada de dogmas religiosos más bien todo lo contrario: coquetean con las iglesias, dicen que están en favor de la vida, ese discurso que tanto le gusta a la iglesia y que al final se impone. Es un gran vacío no atender esta problemática. Según nuestras investigaciones hay alrededor de 120 mujeres privadas de libertad por delitos de aborto. Este tema está ausente en todas las propuestas, incluido el FMLN.

En el programa de ARENA se habla en forma muy general de empoderamiento de la mujer, de facilitar el acceso a cargos directivos...

Sí, pero en ninguna de ellas se explica cómo se van a lograr. Las propuestas se quedan mucho en el aire y no se explica cómo se van a implementar. Así como alguna propuesta del Frente si se concreta como en “Ciudad Mujer”, en las propuestas de ARENA no se sabe cómo lo haría. Sin embargo como partido podemos decir que ARENA tiene muchas más mujeres en puestos de dirección, en alcaldías… que el FMLN aún cuando el Frente tiene el compromiso en sus estatutos de promover la actividad de la mujer en la política.

Desde el FMLN se apunta que hay más mujeres que votan a ARENA que al FMLN.

Bueno, yo creo que esto es relativo. Habría que hacer un análisis cultural en el país, creo que unos años atrás las mujeres sí votaban más a la derecha. A las mujeres nos han educado en la subordinación en este país. El conservadurismo se ha promovido más entre las mujeres y lo que suena conservador las mujeres lo vamos a asumir porque es nuestro mandato social. Entonces, obviamente, vamos a responder más a esas ideas conservadoras.

Hay programas sociales que benefician directamente a las mujeres al ser la población más pobre. Somos mayoría, pero mayoría pobre Otro motivo es que en El Salvador hay más población femenina, por la emigración, por la guerra,… Esto hace que haya más mujeres en El Salvador, mujer subordinada en su mayoría y conservadora, por tanto es normal que voten más a la derecha.

Pero ¿qué ha pasado en estas elecciones? El FMLN ha ganado en 13 departamentos y esto no responde a que las mujeres hayan dejado de ser conservadoras. Responde a que hay programas sociales que benefician directamente a las mujeres al ser la población más pobre. Somos mayoría, pero mayoría pobre. Los programas sociales del anterior gobierno han estado enfocados principalmente en paliar la pobreza. Ha  habido un cambio, pero más conductual que cultural. Las mujeres no han dejado de ser subordinadas o conservadoras lo que han tenido es una ayuda más directa.

Entonces el FMLN ha centrado sus programas sociales a las zonas rurales más pobres y esto ha beneficiado indirectamente a las mujeres.

Si, como el programa PATI (Programa de Apoyo Temporal al Ingreso) donde las mujeres reciben directamente el dinero, aunque luego no son ellas las que deciden qué hacer con ese dinero. Desde nuestro punto de vista se refuerza el rol de que la mujer es la encargada del hogar, pero es cierto que la mujer se va a preocupar más de usar bien ese dinero. Este programa, que puede ser cuestionable desde una visión feminista, ha paliado necesidades y esto es lo que cambia la tendencia del voto.

El proyecto estrella del FMLN “Ciudad Mujer” también ha recibido críticas por ser demasiado asistencialista. También la Primera Dama VandaGuiomar ha sido criticada por ser demasiado “protagonista” en este proyecto.

Esto no ha sido sólo de este Gobierno. Todas las Primeras Damas tienen un cargo público que no ha sido sometido a votación popular, eso ya es un error en un panorama de democracia. La cuestión es qué papel asume durante el mandato. Este caso decidió ser una mujer activa. Ha tenido errores terribles y se ha cargado programas que eran interesantes, producto de la lucha feminista. Pero, también ella ha tenido una visión transformadora, subversiva, feminista aunque no se defina como tal. Tiene muchas cosas que le podemos criticar pero es la primera Secretaria de Inclusión Social y se ha centrado en beneficiar directamente a las mujeres.

El caso de Beatriz y su petición para poder realizar un aborto por deformación del feto fue un caso muy impactante en España. ¿Causó tanto debate dentro del país? ¿Es la regulación del aborto un tema que preocupe a la sociedad salvadoreña?

Creo que tuvo un impacto distinto. A nivel internacional tuvo un impacto muy importante, es un caso muy emblemático que sirvió como elemento para la discusión. ¿Qué pasó en El Salvador? El impacto ha sido positivo a nivel de la población, donde ha servido para un pequeño cambio en el imaginario de las personas.

Nosotras teníamos un discurso que se centraba en la salud de la mujer y su derecho a la vida y los grupos fundamentalistas y antiderechos, con muchos más recursos al ser grupos de poder de la oligarquía de El Salvador, tenían dinero para insertar en los principales periódicos del país panfletitos muy duros hablando de asesinatos, con fotos horrendas… y esto generó mucho rechazo en la población.

El tema no era el aborto sino el derecho a la salud y a la vida de una mujer que tiene familia, un hijo pequeño y que la estaban llevando a la muerte. Esta empatía permitió un pequeño avance en la población al hablar sobre la salud de las mujeres. ¿Qué nos sucedió? A pesar de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares, el Gobierno no hizo nada. La sala de lo Constitucional no falló a favor de ella y no resolvió en tiempo, se tardó lo suficiente como para que esa pequeña palabra “interrupción” no existiera y llegáramos a la fecha para llamarlo a nivel médico “parto inducido”. De esta forma no se sentaba un precedente a nivel jurídico. ¿A costa de qué? De la vida de una mujer pobre, que no vale nada para las autoridades. ¿Ganamos o perdimos? Sinceramente creo que ganó Beatriz. Está viva, tiene a su hijo y pese a que alargarle el embarazo ha tenido consecuencias físicas y psicológicas ahora es una mujer fortalecida, con una red de apoyo amplia, ha conocido a otras mujeres… ¡ganó Beatriz! Desgraciadamente, a nivel jurídico otras mujeres no ganaron.

Entonces, ni en campaña ni fuera de ella es un tema que se cuestione socialmente en la calle o en el Parlamento.

Si se trata, tanto el derecho al aborto como los derechos del colectivo LGTBI. Se tratan muchas veces como una forma de coartar al FMLN por parte de la derecha y los medios. Le preguntaban al candidato del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, o al expresidente Mauricio Funes para enseguida tacharlos de proaborto, de asesinos,… lo mismo que a nosotras, pero esta vez tuvo menos impacto. Lo mismo con la comunidad LGTBI, los grupos fundamentalistas acompañados del partido ARENA salieron el día 28 de diciembre en una marcha para promover la familia tradicional y tampoco tuvo mucha aceptación entre las personas. El Salvador está cambiando, hay pequeños movimientos y culturalmente se está avanzando.

El colectivo LGTBI y en especial el colectivo transexual denuncia problemas para votar debido al sistema de censo con foto que hay en El Salvador. ¿A qué problemas se enfrentan estos colectivos en elecciones y en general en el día a día?

Tras muchas presiones el Tribunal Supremo aceptó observadoras de las elecciones del colectivo, casi todas mujeres transexuales. La Constitución está ahí y nadie puede discriminar por esto. En esta ocasión estaban contentas porque habían podido votar, se están legitimando al ser observadoras y al poder votar. Estas cosas no gustan a los grupos que mencionábamos anteriormente. Todo el año pasado han estado con una campaña de promoción del odio, de lesbofobia, de homofobia… hay muchos casos de agresiones a la comunidad.

Por lo que estamos viendo la estrategia de ARENA ha sido de ataques más que de proposiciones en todos los temas de la campaña.

A todo tienen una respuesta muy fascista. Desde el principio de la campaña su primer mensaje en un anuncio ya era facho, no se puede decir de otra manera. Desde el principio es un mensaje de llamar a la gente a ser cero tolerante, radicalizando el discurso: a las maras matémoslas, a los homosexuales matémosles. Represión en cada una de sus propuestas. Y la gente al venir de una situación de guerra ha dicho no a volver a esa situación.
 

Tags relacionados: aborto El Salvador
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    sonia
    |
    Sáb, 03/08/2014 - 17:55
    Lo que se esconde detrás de la agresividad antiabortista: http://xurl.es/el-aborto-de-eva
  • Tienda El Salto