Victoria tras siete años de lucha contra la macrourbanización
"Se quedaron con un espacio protegido en el pantano de Valdecañas que es de todos"

Paca Blanco, portavoz de Ecologistas en Acción de Extremadura, explica la ilegalidad del proyecto y apunta que van a pedir que se ejecute la decisión del Tribunal Supremo contra el complejo urbanístico lsla Valdecañas.

07/03/14 · 8:00
Paca Blanco celebra la ilegalización de la urbanización Valdecañas, situada al fondo. / Fotógrafos por la Naturaleza de Castilla-La Mancha (Fonacam)

“La sentencia deja muy claro que hay que derribarlo todo y vamos a pedir que se ejecute. Además, se deberían exigir responsabilidades políticas. PP y PSOE decidieron hacer legal lo ilegal”, explica Paca Blanco, portavoz de Ecologistas en Acción de Extre­madura. Blanco se refiere al complejo urbanístico Isla Valdeca­ñas, cuya demolición ha ordenado recientemente el Tribunal Supremo que establece “la reposición de los terrenos” a su estado original.

El Supremo ratificó en febrero las dos sentencias anteriores, de 2012 y 2011, que declaraban las obras del complejo urbanístco ilegales. Tras siete años de lucha y las denuncias de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extre­madura (Adenex) y Ecologistas en Acción, y, sobre todo, el empeño de la activista Paca Blanco y los abogados José María Trillo y María Ángeles López, esta sentencia es ya una de las grandes victorias de los grupos ecologistas en el Estado español.

41 millones de fianza

El 13 de enero de 2012, un auto del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJE) daba la razón a las organizaciones ecologistas y concedía la ejecución provisional de la sentencia de 9 marzo de 2011 que declaraba la nulidad del proyecto urbanístico, porque se asienta en un espacio protegido de la Red Natura 2000, es Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección Ambiental (ZEPA). Sin embargo, el TSJE solicitaba a las organizaciones ambientales denunciantes 41 millones de euros como indemnización para poder ejecutar la sentencia.

A 163 kilómetros de Madrid, entre los términos de El Gordo y Berrocalejo, en Cáceres, se encuentra el embalse de Valdecañas que recoge las aguas del río Tajo. En la cola del pantano se forma una gran isla, un espacio natural de gran belleza en el que se ha levantado la primera fase de la macrourbanización de lujo Marina Isla de Valdecañas.

"Alguien que paga más de 570.000 euros no es un pobrecito. Sabían que estaban comprando algo que es ilegal" Son 133 hectáreas que se alzan sobre el embalse que cubre una extensión de unas 7.300 hectáreas, entre las sierras de Gredos y Guadalupe. La macrourbanización está diseñada para alojar a ‘selectos’ propietarios, se publicita en su página web como “el complejo de ocio más importante de Extremadura”. La web del complejo urbanístico anuncia las viviendas como: “Villas independientes, de 275 a 560 m2 construidos en parcelas de 800 m2, con magníficas vistas, junto al campo de golf y con todas las comodidades...”.

Las mansiones cuestan más de 570.000 euros y ya se ha construido la primera de las tres fases previstas. Más de 130 viviendas, algunas ya habitadas, de las 300 planeadas, uno, de los dos hoteles proyectados, con 80 habitaciones, un campo de golf de 18 hoyos, un puerto con 150 amarres y un complejo deportivo...“Ahora se dice: ‘Pobres propietarios’. Estos señores sabían bien en lo que se metían, conocían muy bien la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura. Alguien que paga más de 570.000 euros no es pobrecito... Sabían que estaban comprando algo que es ilegal.”, afirma Blanco.

Promesas de trabajo

En la zona, y en el pueblo de El Gor­do, localidad donde vivía Paca Blanco y que tuvo que abandonar tras cinco años de acoso e incluso agresiones, ven la sentencia como una desgracia. Les prometieron puestos de trabajo. Con ése argumento se justifica la urbanización en la web: “Un complejo turístico y de ocio que supone la creación de múltiples puestos de empleo estable, con una inversión de 200 millones de euros... Nos han vendido humo. No se han creado puestos de trabajo y las personas empleadas en el hotel de lujo trabajan por horas con contratos precarios. No tenemos trabajo, seguimos siendo igual de pobres”, relata Blanco.

La prensa local extremeña repite también otro argumento: ¿cómo se va a pagar la demolición de estas casas? “Me quedo perpleja cuando escucho a la gente en Extremadura decir que ahora vamos a tener que pagar la demolición nosotros... Claro, también pagamos cuando la maquinaria pesada entra en un poblado chabolista y dejan en la calle a decenas de familias pobres o cuando los antidisturbios echan de sus casas a una familia”, señala Blanco.

"No me extraña que PP y PSOE, que modificaron la ley del suelo de Extremadura con efectos
retroactivos de cinco años, para permitir la urbanización, estén pensando recurrir a todo"
Por su parte, la Junta de Extrema­dura ya ha anunciado que recurrirá la sentencia del Tribunal Supremo al Constitucional. “Sí, dicen que la van a recurrir, otra cosa es que el Constitucional lo admita a trámite. No me extraña que PP y PSOE, que modificaron la ley del suelo de Extremadura con efectos retroactivos de cinco años, para permitir la urbanización, estén pensando recurrir a todo... No sé si podrán modificar la Constitución también [en referencia al artículo 9.1: “Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”]. Nosotros hemos actuado de acuerdo a la ley. Ya denunciamos en 2007, cuando secaron el río Tajo para iniciar las obras, que aquello era ilegal. Los delincuentes son ellos”, dice Blanco.

Ahora los propietarios de las mansiones de lujo se apresuran a poner anuncios en las páginas web para tratar de vender sus residencias. Muchos han anunciado querellas contra la inmobiliaria Vertical Real que les vendió las exclusivas "villas independientes" en un entorno "con magnificas vistas".

Entre la familia Borbón y los López-Ibor

El cerebro del pelotazo urbanístico es José María Gea, enriquecido durante los años '90 con la promotora Islantilla gracias a las sucesivas urbanizaciones que llevó a cabo en toda la costa de Huelva. Después el empresario constituyó Marina Isla Valdecañas S.A. para levantar la macrourbanización con la ayuda del arquitecto Fernando Mendoza. Las viviendas se venden a través de la inmobiliaria Vertical Real State S.L., relacionada con el hijo de Pilar de Borbón, Beltrán Gómez-Acebo, sobrino del rey. El propietario de la inmobiliaria es Jaime López-Ibor Alcocer, nieto del psiquiatra franquista Juan José López-Ibor y sobrino del empresario Alberto Alcocer.

Según señaló el año pasado la promotora, un sobrino, y otros familiares del rey, han comprado casa allí, también cantantes y otros personajes de la 'alta sociedad', junto a directivos del Banco Santander, Bank of America o Telefónica, entre otros.

"No soy una loca, trasnochada y mayor que suelta tonterías, como están diciendo por ahí:  que yo quiero irme al pantano a comer una tortilla de patatas...Bueno, pues también... Ellos se han quedado con un espacio precioso en el pantano de Valdecañas, donde íbamos a pescar, a pasear... y ahora lo disfrutan unos pocos”, concluye Paca Blanco.

 

Tags relacionados: Cáceres
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

5

  • |
    Míriam
    |
    14/11/2014 - 8:48pm
    <h3 class="art_h3" style="text-align: justify;">Rodríguez Ibarra socialista de pacotilla. Es inadmisible que espacios protegidos como el maravilloso pantano de Valdecañas se conviertan en reductos para semejantes ricachos estúpidos, que apestan a lucro y a estafa, y que lo único que hacen es reirse de los que no tienen ni siquiera un techo donde dormir. Los puestos de trabajo que puedan haberse creado serán precarios y mal pagados. En definitiva, modernos esclavos. Además con tanta cloaca, van a infectar esas aguas limpias con sus miserias&nbsp; &iexcl;Qué asco! Puede ser que un día la tierra se abra y el pantano se trague esas mansiones.&nbsp; Justicia Divina. &iexcl;Bien por Pepa Blanco y por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura! Ojalá hubiese muchas personas comprometidas con la defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente.</h3>
  • |
    Roberto
    |
    11/03/2014 - 4:33pm
    Desde luego yo no conozco la vida laboral de Paca Blanco, pero aunque fuera cero, el trabajo desarrollado durante todos estos años por un bien común, en contra de enemigos tan poderosos que solo buscaban el bien propio, se merece, por mi parte una pensión mucho más que nuestros parlamentarios y expresidentes que quedan con pensiones escandalosas tras una gestión escandalosamente favorable a intereses &quot;capitalistas&quot; y contraria a los ciudadanos (trabajadores y empresarios, que andan juntos en el fango aunque interese enfrentarlos). Respecto a la pérdida de puestos de trabajo, &iquest;alguna vez empezaremos a pensar en el futuro, en las siguientes generaciones?, &iquest;nos daremos cuenta a tiempo de que el crecimiento es una ley incompatible con cualquier realidad, dentro de nuestro planeta?, &iquest;seremos capaces de frenar a tiempo, antes de estrellarnos?, &iquest;encontraremos un modelo de sociedad sostenible, en equilibrio con el entorno, que no fagocite todo lo que toca, incluidas las personas?, &iquest;qué persona puede estar de acuerdo con este sistema?... ya sé la respuesta, los que viven del esfuerzo y sacrificio de los demás. Yo también quiero cambiar este sistema donde el capital manda y somete a políticos para controlar a los ciudadanos.
  • |
    Antonio Soler
    |
    08/03/2014 - 11:18am
    Pedir fondos a la UE para luego saltarse la ley...España esta llena de estos ejemplos y este es uno mas de como el &quot;progreso&quot; se canaliza adecuadamente hacia ciertos personajes utilizando estas estrategias. Se apoya la creación de espacios protegidos pero a sabiendas de que mas tarde unos pocos van a poder saltarse estas normativas ya que tienen la connivencia de ciertos poderes públicos. El tema de la creación de empleo siempre es relativo si. En primer lugar me gustaría saber cuantos puestos de trabajo se crearon de los que se prometieron cuando se redacto el proyecto,&nbsp; cuanto peso relativo tiene en la zona, y sobre todo que condiciones laborales. Porque si no, poner como ejemplo al jardinero del campo de golf, personal de los establos o del hotel y querer utilizarlo como argumento para defender que se crean puestos de trabajo, es a mi parecer un poco vago, ya que por supuesto que son puestos de trabajo y tienen&nbsp; todo su derecho a querer mantenerlos. Por otro lado, a mi entender este modelo de turismo de lujo &quot;comprometido&quot; con el entorno, respetuoso, etc, es harto cuestionable aseverar que revierten en el entorno esa riqueza que generan, a parte de consumir recursos básicos en cantidades ingentes como el agua por poner solo un ejemplo y no hablar del impacto medio ambiental que generan en el entorno. Todo ello para &quot;crear&quot; un espacio que podamos &quot;disfrutar&quot; las personas, pero claro no todos, solo unos pocos. Por último me parece un tanto de mal gusto el pretender desprestigiar a alguien diciendo que cobra una pensión que pagamos entre todos después de haber trabajado/cotizado poco??!!! Supongo que conocerán la vida laboral de la Sra. Blanco para poder decir eso? Y además que tiene que ver la velocidad con el tocino?? Que resulta que ahora hay que ser capitalista convencido para poder cobrar una pensión?&nbsp; Me parece que el estado de bienestar&nbsp; se creo en base a otros muchos valores, no solo monetarios, y es precisamente este capitalismo neoliberal y estos modelos de desarrollo los que pretenden desmontarlo.
  • |
    javier
    |
    08/03/2014 - 9:59am
    Tranquilo, Jaime, ya harán lo que sea necesario para no derribar nada. La realidad es que primero se saltaron la ley y luego la modifi aron. En cuanto a la integración en el entorno, discrepo totalmente: es un bodrio artificialmente elitista. Y efectivamente, los que perderán, caso de hacerse justicia, serán los trabajadores. Como siempre.
  • |
    Jaime
    |
    07/03/2014 - 5:28pm
    Es una pena que se haya hecho mal por parte de los políticos, que primero sacaron dinero a Europa solicitando que 1/3 de Extremadura fuese zona protegida para después querer saltarse la ley; pero la realidad es que la &quot;macrourbanización&quot; - que he tenido la oportunidad de visitar cuando pasé 2 días en el hotel - está&nbsp;bastante integrada y a mi me pareció&nbsp;preciosa, y más si la comparas con todas las urbanizaciones desperdigadas por la costa española y por el interior. Lo de que no crea empleo, es una opinión de la Sra. Blanco harto discutible, que rebatirían fácilmente todos los trabajadores y familias que directamente o indirectamente viven de la urbanización. Cuando estuve en la isla - después de esta última sentencia - pregunté a la gente que trabajaba ahí que me iba encontrando en mis paseos (en el hotel, en el campo de golf, en la hípica, en la conservación, etc.) y la opinión era unánime &iexcl;Mi empleo es real! Claro que también decían que la Sra. Blanco apareció por El Gordo justo a la vez que el proyecto, que en una entrevista ella misma se declara&nbsp;anticapitalista&nbsp;y antisistema, lo que no le impide cobrar una pensión que pagamos todos después de haber cotizado muy pocos años y por tanto, sus motivaciones pueden ser muy dignas, pero su actuación puede quedar en entredicho por un posible oportunismo. Para rematar, estoy convencido que no se va a derribar (entre otras cosas porque si se hace lo pagaremos todos y no los políticos) y porque proyectos más aberrantes&nbsp;con sentencias igual de claras se han quedado en el limbo.