La Asamblea de Gamonal denuncia abuso de poder y detenciones arbitrarias

Los 47 detenidos durante las protestas en el barrio burgalés afrontan cargos de atentado a la autoridad, desórdenes públicos y daños.

05/03/14 · 11:35
Pancarta exhibida durante la movilización del domingo 12 de enero en las calles de Gamonal / Doris Gutiérrez / DISO Press

Un total de 47 personas fueron detenidas, entre los días 10 y 13 de enero, en las protestas que impidieron la construcción de un bulevar en el barrio burgalés de Gamonal. De ellas, 11 son menores de edad. Los cargos de los que se les acusa son atentado a la autoridad, desórdenes públicos, daños y destrozos.

“En líneas generales podemos identificar un perfil común a casi todas las detenciones. En la mayoría de los casos se trata de gente joven que fue detenida de forma totalmente arbitraria y aleatoria”, afirma el Grupo de Apoyo a las personas encausadas de la Asamblea de Gamonal, nacida durante las protestas. Este grupo ha realizado un informe [adjunto al final del artículo], a través de entrevistas con los detenidos, familiares y testigos presenciales de los hechos. “Son varios los testimonios de personas que señalan que, mientras se dirigían a su casa tras haber pasado un rato de ocio en compañía de sus amistades o simplemente aparcaban el coche tras una jornada de trabajo, fueron interceptados por la policía, que procedió a su detención”, continúa el informe.

El informe subraya también la “brutalidad policial” en todo el transcurso de las protestas, especialmente en la Calle Victoria, donde la policía cargó, según detalla el informe, contra gente que no estaba participando en las protestas. “Esta situación provoca que mucha de la gente allí concentrada decida correr o alejarse rápidamente ante el riesgo de ser golpeada por los antidisturbios. Algunas personas logran poner distancia, otras se refugian en portales y establecimientos de la zona. Es entonces cuando tienen lugar una serie de detenciones por parte de los policías que entran a la fuerza en portales, golpeando e intimidando a la gente que se encuentra en estos inmuebles”.

Las cargas y detenciones por parte de los agentes policiales comenzaron, según testigos presenciales citados en el informe, después de que acabaran las protestas. “Parecía como si tuvieran que lograr un cupo de detenidos para posteriormente presentarlos como chivos expiatorios de los disturbios”, afirmaba uno de los testimonios que aparecen en el informe. En uno de los casos descritos en el informe, la policía detiene a un grupo de jóvenes dentro de un portal. Uno de ellos llevaba una bolsa en la que, según confirma un matrimonio testigo de los hechos, había una botella de refresco, pero la policía apunta que “llevan piedras y gasolina”.

En el caso de las 17 personas detenidas el sábado 11 de enero, a pesar de que la propia juez que instruye la causa señalara, dos días después, la falta de información en los atestados policiales, la reclamación a la policía de un informe “más completo” se tradujo en un día más de privación de libertad para los detenidos.

Estado de excepción

El informe del Grupo de Apoyo a los Encausados denuncia también como, en los días en los que tuvieron lugar las protestas y los siguientes, las calles del barrio de Gamonal estaban vigiladas por decenas de policías. “Cacheos, seguimientos, entrada en locales privados de chavales sin orden judicial, identificaciones de personas que acababan de salir de asambleas o volvían de manifestaciones”, fueron “habituales frecuentes”. El acoso policial se ha mantenido en el tiempo. Según señala el informe, al menos dos de los procesados han recibido visitas de agentes de policía en un local que tienen alquilado junto a su grupo de amigos.

El grupo de la Asamblea de Gamonal han puesto en marcha iniciativas de solidaridad con los detenidos, como manifestaciones o actividades recaudatorias para pagar las fianzas y otros judiciales, como la venta de camisetas. Por ahora, el dinero recaudado ha servido para pagar las fianzas de tres de los encausados, de 3.000 euros cada una. Las otras tres personas para las que la juez pedía una fianza la han pagado con la ayuda de sus familiares.

Según la información del Grupo de Apoyo a los Encausados, Telefónica, la UTE formada por Copsa y Aroasa SL., adjudicataria de las obras del bulevar que dio origen a las protestas, y el Ayuntamiento de Burgos van a reclamar daños a los encausados por las protestas en Gamonal. La caja de ahorros Caja Círculo y la aseguradora Plus Ultra también podrían presentarse como acusación particular en las causas de los detenidos en Gamonal. “Se está pensando en algún tipo de presión contra estas empresas, como una campaña de cierre de cuentas en Caja Círculo, pero aún no hay nada definido”, señalan a DIAGONAL desde el grupo.

Tags relacionados: Burgos Gamonal
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto