Extracción de oro
Asturias da más permisos a una minera sancionada por contaminar aguas

La empresa minera de oro Kinbauri cuenta ya con varias sanciones por contaminar el río Cauxa, afluente del Narcea.

05/03/14 · 8:00
Edición impresa
La minera Kinbauri tendrá que pagar 80.000 euros por los vertidos de su planta de Belmonte. / Ramón Varela

La mina de oro situada en el valle de Boinás, en el concejo de Belmon­te de Miranda, Oviedo, que explota la multinacional Kinbauri Gold, cuenta con un nuevo expediente por contaminación. La minera ha sido ya multada con 84.000 euros por contaminar el río Cauxa, afluen­te del Narcea, y ahora cuenta de nuevo con otra de­nun­cia. La Coor­dina­dora Ecolo­xis­ta d’Astu­ries denunció en febrero los vertidos contaminantes con metales pesados, como selenio, cianuro, arsénico, mercurio, fluoruros, zinc, níquel y cobre, que se vertieron al río Cauxa. La organización am­bien­tal acaba de recibir una notificación de la Confederación Hidro­gráfica del Cantábrico (CHC) que confirma que la compañía mi­nera Kin­bau­ri Gold ha llevado a cabo vertidos incon­trolados a las aguas del río Cau­xa y tendrá que hacer frente a una sanción de 30.000 euros de multa y otra de 54.389 de indemnización por los daños producidos en el dominio público hidráulico. Mien­tras, sigue adelante el nuevo expediente.

Metales pesados en el río

Según indica la resolución administrativa de la CHC, se han incumplido de manera grave y reiterada los valores límite de emisión de vertido im­pues­tos en la Autorización Am­bien­tal a la explotación dada por el Principado de Asturias en abril de 2008. Los metales pesados vertidos son sustancias peligrosas, tal como se recoge en el RD 60/2011, de 21 de enero, sobre las normas de calidad ambiental en política de aguas. “Los vertidos suponen un claro impacto en las aguas y la vida de éstas”, ha declarado Fructuoso Pontigo, representante de la Coordinadora Ecolo­xis­ta d’Asturies, que acusa al Gobierno regional de “no poner freno a los constantes incumplimientos de la empresa minera”. Desde esta organización se recuerda que el Parlamento Europeo, en 2010, recomendó la prohibición total en la Unión Euro­pea (UE) del uso de la minería que emplea las balsas de cianuro.

Balsas de cianuro

La explotación de Belmonte de Mi­ran­da cuenta con una gran balsa, del tamaño aproximado de un estadio de fútbol, que almacena gran cantidad de cianuro y si se desbordara provocaría una gran catástrofe ambiental. Sin embargo, el Gobierno de Asturias ha facilitado a la minera Kinbauri nuevas autorizaciones para llevar a cabo prospecciones en los concejos de Bel­monte, Tineo, Allande y Cangas del Narcea.

Por su parte, la Coordinadora Ecoloxista, tras conocer la resolución de la CHC, ha solicitado al Gobierno asturiano la inmediata cancelación de las operaciones de la mina de oro y la planta de tratamiento, pues estos vertidos “suponen un peligro para la salud de las personas y los ecosistemas”. Eso mismo se indica en el escrito de la CHC, que expresa que tales circunstancias “ponen de manifiesto que la citada autorización resulta susceptible de ser revocada, teniendo en cuenta la naturaleza de su incumplimiento”. En la misma línea, varias asociaciones de pescadores ligadas al curso occidental del río Narcea –del que es afluente el Cauxa– han pedido explica­cio­nes a la Confederación Hidro­grá­fica del Cantábrico y a la Consejería de Agroganadería y Recursos Autócto­nos del Principado, y plantean la posibilidad de iniciar acciones legales contra la compañía.

Por su parte, la empresa ha llevado a cabo una política de ‘lavado’ de imagen. En verano de 2010, la minera efectuó una suelta de 10.000 alevines de trucha común en el río Cauxa, en un acto mediático en el que participó también la Real Asociación Asturia­na de Pes­ca Fluvial. Kinbauri subrayó entonces ante los medios de comunicación que el cauce del río estaba en muy buen estado y mostró su “claro apoyo en la defensa del medio ambiente”.

Por otra parte, desde la Plata­for­ma Salvemos Cabana, que lucha contra el proyecto minero de Cor­coesto (entre los ayuntamientos de Cabana de Ber­gan­tiños, Coristan­co y Ponteceso, en A Coruña), se apunta que la mina de oro de Kinbauri fue utilizada por la cana­diense Edgewater Explora­tion y su filial gallega, Mineira de Corcoes­to, para vender el concepto de “minería responsable” y promocionar esta explotación, actualmente cancelada por la Xunta de Galicia, en la Costa da Morte.

Multinacional canadiense en Asturias

Kinbauri Gold es una compañía canadiense que lleva adelante en Asturias una explotación aurífera en Belmonte de Miranda. La multinacional está especializada en la búsqueda y extracción de metales preciosos. En 2007 se hizo con los derechos mineros del denominado “cinturón de oro del Narcea”, pasando a explotar los complejos mineros de Boinás-El Valle, en el concejo de Belmonte de Miranda, y Carlés, en el de Salas. La transnacional ha sido denunciada por sus reiterados incumplimientos ambientales. Desde septiembre de 2009, Kinbauri forma parte del conglomerado empresarial canadiense Orvana Minerals.

Tags relacionados: Asturies minería Número 217
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • | |
    05/03/2014 - 9:11am
    Fantástico, y qué esperan? En fin, el paraíso natural pasará a ser historia a este paso. Esperemos que no den permisos a las empresas del fracking, entonces sí será ya el fin...