Participantes en diferentes asambleas de barrio del 15M hablan sobre la actualidad del movimiento
"Si tenéis una alternativa, me llamáis"

Los grupos surgidos de las acampadas de 2011 encaran un curso difícil marcado por el debate organizativo.

04/11/13 · 8:00
Edición impresa
Asamblea en Madrid durante la movilización del 19 de octubre. / Juan Martín Zarza

inforelacionada

Nieves, una administrativa de 39 años en paro que vive en la localidad de Camas (Sevilla), cuenta que antes del 15M no participaba en ninguna asociación o movimiento social. Hoy forma parte de varias comisiones de las asambleas que surgieron con las acampadas indignadas en mayo de 2011. Tras dos años de movimiento, explica que una de las frases que escucha a antiguos conocidos de las asambleas, desenganchados “pero nunca del todo”, es “cuando tengáis una alternativa, me llamáis”.

Alternativas no les faltan a las asambleas, pero esta sensación es compartida por individuos y colectivos: una agenda sobrecargada de citas que no llegan a prender o que no son tan masivas como la exigencia de la coyuntura social y económica recomienda. En las últimas semanas, al margen de manifestaciones como la del aborto, de convocatorias para evitar desahucios o la huelga de educación, se han convocado distintas movilizaciones “a la manera 15M”. El Jaque al Rey (28 de septiembre), Fuera la Mafia, Hola Democracia (el 5 de octubre) o Toma tu Ágora (el día 19) han sido las últimas manifestaciones de un largo ciclo en el que se dejan ver signos de cansancio. Así lo interpretan Diana Trigueros y Jesús Ramos, quienes participaron en el grupo motor de la convocatoria del 19 de octubre, una movilización que, recuerdan, fue el resultado de un consenso que pasó por más de 60 asambleas de barrios, pueblos y grupos de trabajo de MAdrid.

La menor participación en las últimas convocatorias y su escaso eco territorial son algunos de los síntomas de un ciclo en el que la “actitud 15M”, como la define Trigueros, se ve interferida por distintas propuestas que “no se comparten”, señala esta activista. Frente a esto, Trigueros y Ramos defienden un modo de hacer lento porque se produce tras un periodo de discusión en el que se nivelan las voces, en las que se participa desde distintos espacios. Fue el caso del 19O, una manifestación cuyo lema, recorrido y difusión en redes sociales fueron decididos en las asambleas.

No es un problema sólo de número. El panorama de las asambleas sigue siendo abigarrado al menos en Madrid, donde la organización a menudo se estructura por proyectos como los bancos de tiempo o los bancos de alimentos, o por afinidad temática: ahí están las coordinaciones sobre vivienda que ya alumbraron la primera recuperación de un piso del ‘banco malo’ en esta región. En Sevilla, Nieves cuenta que la diversidad de asambleas, “las que ya estaban y algunas que han ido surgiendo”, ha hecho necesario incluso una asamblea coordinadora específica de las que se encuentran en la zona del Aljarafe, en el área metropolitana de la ciudad. Pero en Madrid, otra activista detecta que “las reuniones se vacían de jóvenes de entre 25 y 35 y sólo vamos quedando los mayores”. Así se lamentaba en twitter una veterana militante del barrio madrileño de Chamberí.

Huelga social

En el abanico de prácticas que se están llevando a cabo son recurrentes algunos conceptos que las distintas iniciativas “tunean” y tratan de adaptar a su contexto. Tras la celebración de un encuentro de movimientos europeos en 2012, el concepto de ágora ha sido adaptado por el grupo motor del 19 de octubre y fue retomado en Roma, en la segunda edición de Ágora99, que tuvo lugar el fin de semana del 1 al 3 de noviembre. Asimismo, la idea de “huelga social” planteada desde el Hub Meeting de Barcelona también ha sido adaptada para plantear “una superación de la huelga sindical que incluya dentro de ella todas las partes sociales excluidas de lo laboral”, según explican desde el Comité Dis­perso de Barcelona.

Al margen del recorrido de algunas de estas propuestas, el hecho de que se repliquen y se trabaje sobre ellas en distintos lugares muestra que “el 15M nunca fue un actor, sino una forma de actuar; por eso uno de los lemas que han circulado este año alrededor de su segundo aniversario ha sido ‘no hemos vuelto, porque nunca nos hemos ido’”, resumen desde el Comité Disperso. “No es un sello, es un actitud de escucha, abierta a la transformación”, abunda Diana Trigueros, quien recuerda que una fortaleza –y una debilidad para quien se sitúa fuera del 15M– es que desde el comienzo se trató de un movimiento crítico y autocrítico.

El debate organizativo también ha estado atravesado por lo electoral. María Velázquez, una trabajadora cultural que participa en la asamblea 15M de Valladolid, percibe que esta discusión se da además en una cuenta atrás. “Este curso es complicado porque junto con la mayor represión que supondrá el nuevo Código Penal se van cerrando también las opciones electorales”, explica. Algo que, asegura, no es bueno porque “tras el bipartidismo de PP y PSOE no sería bueno un bipartidismo de IU y UPyD”. Pero el debate es complicado y las tergiversaciones o exageraciones de algunos medios sobre presuntas –o reales– opciones electorales con marca 15M no ayudan. “El 15M es una golosina para los partidos, porque a día de hoy tiene un apoyo del 78% de la población, más que el año pasado”, concluye Ramos.
 

 

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

3

  • |
    JoseVK
    |
    06/11/2013 - 12:03pm
    <style type="text/css"> P { margin-bottom: 0.08in; }A:link { }</style> <p style="margin-bottom: 0in">El movimiento 15M tiene procesos históricos en los cuales puede verse reflejado, me refiero por ejemplo al corralito argentino de 2001, no todas las personas saben del movimiento de Asambleas Populares que surgieron en dicho país a partir de la crisis argentina. Es un gran ejemplo y por desgracia parece que se esta cumpliendo acá las mismas dinámicas que se dieron allá, el paso de la participación en mayúsculas a lo &ldquo;minoritario&rdquo; a lo &ldquo;difuso&rdquo;.</p> <p style="margin-bottom: 0in">Hoy el 15M aun esta &ldquo;diversificado&rdquo; a nivel de &ldquo;ideario&rdquo; pero poco a poco, el goteo de personas continua, si exceptuamos las organizaciones que surgieron en su entorno PAH y similares (con objetivos concretos), mientras el 15M como tal se distancia de la realidad, mas y mas puede que incluso esa parte del movimiento que parece &ldquo;llevar la voz cantante&rdquo; muchos de esos que no son actores del mismo sino simplemente formas de actuar, probablemente buscaran ideas-fuerza en el análisis sobre la &quot;noosfera&rdquo; y generaran debates, &ldquo;internos o externos&rdquo;, sobre el cosmismo ruso<span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal"> y Teilhard de Chardin,</span></span> <font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">quien sabe, al fin y al cabo </span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">son parte de los anillos entrelazado </span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">de</span></span></font> <font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">análisis</span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal"> para quienes </span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">están</span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal"> hoy en las &ldquo;Mil Mesetas&rdquo; </span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">de Gilles Deleuze y Félix Guattari. No digo que no este bien esta linea &ldquo;autónoma&rdquo; de pensamiento e ideología al fin y al cabo, pero la verdad es que se distancia mucho de quienes queremos otra sociedad, mejor hoy que no dentro de cien años, para la mayoría de la sociedad.</span></span></font></p> <p style="margin-bottom: 0in"><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">El EZLN ciertamente pretende transformar la sociedad </span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">por ello</span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal"> no olvidemos </span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">la Cuarta Declaración de la Selva Lacandona en la cual se dijo :</span></span></font></p> <p style="margin-bottom: 0in"><font color="#000000"><span style="text-decoration: none">&ldquo;<i><span style="font-weight: normal">Ahora pues, de algún modo, más que nunca, se necesita que todos andemos unidos, con todo nuestro corazón, y con todo nuestro empeño, en ese gran trabajo de la unificación maravillosa, bien verdadera, de aquellos que empezaron la lucha, que guardan en su corazón puros esos principios y no pierden la fe de la vida buena.</span></i></span></font></p> <p style="margin-bottom: 0in"><font color="#000000"><i><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">Una fuerza política que luche contra el sistema de partido de Estado. Una fuerza política que luche por la democracia en todo y no sólo en lo electoral. Una fuerza política que luche por un nuevo constituyente y una nueva Constitución. Una fuerza política que luche porque en todas partes haya justicia, libertad y democracia. Una fuerza política que no luche por la toma del poder político sino por la democracia de que el que mande, mande obedeciendo..... a quienes saben que democracia no quiere decir alternancia del poder sino gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo; a quienes estén de acuerdo con que se haga una nueva Carta Magna que incorpore las principales demandas del pueblo mexicano y las garantías de que se cumpla el artículo 39 mediante las figuras de plebiscito y referéndum....a quienes quieren dejar de ser espectadores y están dispuestos a no tener ni pago ni privilegio alguno como no sea el participar en la reconstrucción nacional; a quienes quieren construir algo nuevo y bueno......</span></span></i></font><font color="#000000"><i><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">La flor de la palabra no muere, aunque en silencio caminen nuestros pasos. En silencio se siembra la palabra. Para que florezca a gritos se calla. La palabra se hace soldado para no morirse en el olvido. Para vivir se muere la palabra, sembrada para siempre en el vientre del mundo. Naciendo y viviendo nos morimos. Siempre viviremos. Al olvido sólo regresarán quienes rinden su historia.</span></span></i></font><font color="#000000"><i><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">&rdquo;</span></span></i></font></p> <p style="margin-bottom: 0in">&nbsp;</p> <p style="margin-bottom: 0in"><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">P</span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">or ello transformar la sociedad para lo zapatistas &ldquo;no es algo difuso&rdquo; y si hay objetivos, claro que los hay, lo que no hay son objetivos electorales o electoralistas que es muy diferente.</span></span></font></p> <p style="margin-bottom: 0in">&nbsp;</p> <p style="margin-bottom: 0in"><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">Por esa suma de fuerzas que posibilite la caída del gobierno, una nueva carta magna y los cambios necesarios para que los poderes ejecutivo,legislativo,judicial, económico </span></span></font><font color="#000000"><span style="text-decoration: none"><span style="font-weight: normal">permitan que el poder resida en el pueblo, 15M cuando realmente luchéis o participéis de la unidad por estas alternativas, me llamáis&rdquo;</span></span></font></p> <p style="margin-bottom: 0in">&nbsp;</p>
  • |
    Sarkis
    |
    06/11/2013 - 8:41am
    Gracias por el artículo. Estos días estoy estudiando el movimiento del EZLN de Chiapas (México) y su ideario, y creo que sería una gran e importante inspiración para el 15M. Ellos propugnan que son un grupo revolucionario que, a diferencia de lo que ha venido sucediendo históricamente, no buscan ocupar el poder, sino simplemente transformar la sociedad para que el poder obedezca el dictado del pueblo, sea el gobierno de izquierdas, de derechas o de coalición. Creo que la esencia del 15M es o debería ser la misma. Su propio desarrollo natural es su razón de existir, no hay que buscar un objetivo, un programa, ni formar un partido. Solamente abrir, mantener y ampliar cada vez más el debate público, la participación colectiva, el intercambio de ideas y propuestas. A medio plazo los partidos y gobiernos que haya se verán forzados necesariamente a acatar muchos planteamientos, siquiera por interés electoralista, pues les interesa la paz social, el apoyo de la gente, y sin implementar las ideas y medidas que la gente, en masa, demande, están abocados a la derrota. Creo que por ahí va el camino. De modo que no cunda el desaliento, del desgaste o la desilusión. Las asambleas tienen que seguir funcionando como fin en sí mismas, y en todo caso recuperar ese tinte de entusiasta participación que tanto contagiaba al principio, cuando cada ciudadano podía coger un megáfono y hacerse oir ante sus vecinos. Ánimo.
  • |
    Mohr
    |
    04/11/2013 - 5:42pm
    Gracias por escribir el artículo aunque se me queda cortó el análisis&nbsp;