El exvicepresidente del Gobierno, Narcis Serra, cobrasba 260.000 anuales en plena quiebra de la entidad
Despidos e imputaciones en Catalunya Banc

La imputación de la cúpula de la entidad rescatada llega en medio del Expediente de Regulación de Empleo y nuevos anuncios de ayudas públicas.

, Madrid
10/09/13 · 16:30

La Fiscalía Anticorrupción pidió el día 5 la imputación del ex presidente de Catalunya Caixa (hoy Catalunya Banc), Narcís Serra, y de su ex director general, Adolf Todó, así como la de otros 52 miembros del Consejo de Administración de 2010 por embolsarse retribuciones millonarias pese a la crítica situación de la entidad, que ha recibido 22.808 millones de euros públicos de rescate. Según la denuncia de Anti­corrupción, en 2010, año en el que Caixa Catalunya recibió su primer rescate, sus directivos se aumentaron las retribuciones y se garantizaron indemnizaciones “desproporcionadas y ajenas a la real situación de insolvencia, con evidente abuso del cargo”.

De modo que el entonces director general, Adolf Todó, pasó a cobrar 812.501 euros (desde los 800.481 que cobraba). Todó, que presidió Catalunya Caixa entre 2011 y 2013, hasta que el FROB le destituyó, ganó en la entidad unos cuatro millones de euros y se aseguró pólizas y planes de pensiones por valor de 8,2 millones de euros, según la denuncia de la fiscalía.

Las dietas del exvice

Por su parte, el ex vicepresidente del Gobierno con Felipe González, Narcís Serra, pese a ostentar un cargo representativo en la entidad, recibía “elevados emolumentos en concepto de dietas”, que en 2006 llegaron a los 135.707 euros, hasta que entre 2007 y 2010 combinó las dietas con un salario, por lo que pasó a cobrar entre 236.000 y 260.000 anuales. El fiscal también destaca “las escandalosas y millonarias indemnizaciones” de ex altos cargos tras la fusión, como Lluis Gasul (que cobró 7,4 millones de euros), Ricard Climent (1,3 millones) o Gloria Ausio (1,3 millones). Entre los 54 miembros del consejo de administración que el fiscal ha pedido que sean imputados figuran también representantes de los sindicatos CC OO, UGT y Sindicatos de Ahorros de Catalunya (SEC), informaba Efe.

Catalunya Caixa ha recibido un total de casi 23.000 millones de euros públicos de rescate, entre el Fondo de Reestructuración Ordenada Banca­ria (FROB), el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y bonos garantizados, según los datos que el Banco de España transmite a organismos internacionales. El próximo desembolso público será de más de 5.500 millones de euros de crédito fiscal –puede que más un Esquema de Protección de Activos (EPA)– para el gran banco que puje por la entidad. Ya se han mostrado interesados el Santander, la antigua Caixa y el BBVA. Mientras tanto, el FROB, propietario público de la entidad, ha planteado un ERE para 2.450 empleados y promete regalar un crédito fiscal de más de 5.500 millones de euros a los grandes bancos que se queden con ella: Santander, BBVA o La Caixa.

CC OO, UGT, Sindicat d’Estalvi de Catalunya (SEC) dicen no aceptar que ésta sea la única entidad de todo el sector financiero en la que se apliquen, con toda dureza, las condiciones mínimas que establece la Reforma Laboral, a diferencia del resto del sector y de las otras entidades nacionalizadas. “El FROB, que ya ha anunciado ventajas económicas y fiscales para los compradores de la entidad, pretende además ejecutar una reducción brutal de la plantilla al coste más bajo posible”, denunciaban los trabajadores en su manifiesto. En este contexto, se han realizado distintos actos de protesta que han coincidido con la investigación de los responsables del desfalco.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0