Asturies
Sedes, crónicas de un saqueo anunciado

La constructora pública al borde de la quiebra mientras sus trabajadores tumban el ERE.

, Redacción Asturies
18/08/14 · 8:00
Edición impresa

inforelacionada

Era 2007 y Valencia había inaugurado el Palacio de las Artes de Santiago Calatrava. Santiago proyectaba la Ciudad de la Cultura y Bilbao tenía su Guggenheim. Vicente Álvarez Areces (presidente autonómico, PSOE) y Gabino de Lorenzo (alcalde de Uviéu, PP) no querían ser menos y soñaban con ‘nuestro Calatrava’. Aunque la familia Cosmen (ALSA) y Lago (Cons­tructora Sánchez y Lago) lo promoverían por medio de Jovellanos XXI, la mastodóntica operación necesitaba de ayudas públicas. Se iniciaba la “Operación de los Palacios”: SEDES (60% gobierno autonómico, 40% Cajastur) adquiría 12.000 m² en el Calatrava por 59 millones de euros (poco antes, el hotel del complejo, con 17.000 m² había sido comprado por sólo 16 millones de euros). Después, lo permutó con el Gobierno (PSOE-IU) a cambio de varias parcelas públicas, incluida la Consejería de Sani­dad de General Elorza (La Madreña). Los 59 millones pagados por SEDES (y por el Principado) equivalían al precio del metro cuadrado en la Gran Manzana de Nueva York: la construcción comenzaba a ser rentable para los Cosmen y Lago. ASCIZ y asociaciones de vecinos denunciaron esa operación, ante el silencio de IU, que formaba parte del gobierno autonómico.

Las actas “ocultas” de SEDES

Si algo caracterizó a SEDES fue el oscurantismo en su documentación pública. A la asamblea de trabajadores y trabajadoras, la empresa solo facilitó la información relativa al ERE, declarado nulo el 23 de junio. Pero los trabajadores fueron más allá e interpusieron una demanda judicial con la intención de probar lo que intuían: la deficitaria previsión y mala praxis en la gestión. Tras requerimiento del juez, SEDES dio acceso a las actas de las reuniones de sus Consejos Eje­cutivo y de Administración. DIAGONAL ASTURIES es el primer medio de comunicación que ha tenido acceso a esas actas.

Las actas de SEDES revelan irregularidades y falta de estudios de la Operación de los Palacios.

La revisión de las actas evidencia que las decisiones fueron tomadas al margen de la actividad de los consejos de administración, en otro espacio diferente al legalmente considerado. Tampoco se especifican los mecanismos de decisión, ni las votaciones. La primera acta donde se habla de la Operación de los Palacios es del 24 de marzo de 2004, donde se comunica al Consejo de Administración de SEDES, la intención de formalizar la compra de equipamientos en el complejo Buenavista (Calatrava) de Jovellanos XXI. Varios consejeros piden información más detallada e informes técnicos que avalen su viabilidad. Pero sólo seis días después, el 30 de marzo, y sin nuevos estudios económicos, se aprueba la operación en la comisión ejecutiva del Consejo, un órgano reducido de sólo seis miembros.

Hubo 5 votos a favor y 1 en contra (el del ex secretario general del PP de Gijón, Luis Alfredo Crego, que dijo que «una operación de esta cuantía debería ir al Consejo»). Entre los votos afirmativos se encontraban la representante del gobierno María José Varela, el presidente del Consejo, Jesús Manuel Hevia-Aza, Jaime Rei­nares, ex senador y concejal del PP (juzgado por vulnerar la privacidad de las comunicaciones), Pilar Miñón (secretaria general en el gobierno del PSOE) y (por delegación) el Director General de Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Javier Izquierdo. En octubre de 2004 comenzaba la segunda fase de la operación. El Prin­cipado y SEDES formalizarían un protocolo por el cual las oficinas de la administración se alojarían en los 12.000m2 de SEDES en el Cala­trava. Aunque ese protocolo hablaba de arrendamiento con opción a compra. SEDES firmaba entre 2006 y 2007 una permuta ruinosa de esas propiedades a cambio de inmuebles del Principado: el edificio de Uría 10, las consejerías de Sanidad y Bienestar Social en General Elorza, el antiguo instituto de San Lázaro y terrenos en La Florida y La Ería. La permuta de La Ería se aprobaba (ilegalmente) por unanimidad en el Consejo de Administración, el 21 de diciembre de 2006, con la presencia de Manuel González Orviz, mientras que las otras veían el visto bueno en abril de 2007. Todas ello sin documentos de compraventa previos ni estudios de impacto o viabilidad.

Como cabía de esperar, un informe de la Sindicatura de Cuentas (1 de abril de 2009) señaló que la operación se saltó la legalidad. Las permutas de más de tres millones de euros tienen que comunicarse a la Junta General y la enajenación de inmuebles que superen los 20 millones necesitan la aprobación de una ley. El pelotazo estaba servido y acabaría en ‘drama’. O en éxito, según se mire. SEDES, incapaz de desprenderse de esas propiedades, se situaría al borde de la quiebra. Jovellanos XXI y su Palacio de Congresos seguirían ese camino, pero el Ayuntamiento de Oviedo rescatará el Palacio de Congresos por 45 millones de euros, 10 veces más que los planes de emergencia y empleo que aprobó este año. Jovellanos XXI, antes de ser rescatada, descapitalizó su patrimonio y vendió a precio reducido el aparcamiento, hotel, y centro comercial a empresas de su grupo, según denunció la subcontrata Ipezsa. Un clásico: privatizar beneficios, socializar pérdidas. Los trabajadores de SEDES, con más de 100 días encerrados en C/ Uría, pagaron el expolio, junto a trabajadores y clientes de Cajastur.

¿Cuál es el fin social?

SEDES se define como un organismo con «profundo sentido de utilidad pública y vocación de servicio», aunque es una empresa pública cuyo fin es la construcción y rehabilitación de edificaciones. Sin embargo el patrimonio del que dispone no se ha puesto al servicio de la sociedad: varias promociones VPA (Vivienda de Protección Autonómica) y numerosos locales comerciales de la empresa están vacíos. Izquierda Unida pidió poner a disposición de la ciudadanía por medio de alquileres sociales los 49 pisos de VPA que tenían en Uviéu, propuesta aprobada por todos los grupos políticos. Los trabajadores de SEDES consideran que si esos alquileres sociales se hubieran hecho efectivos, y junto al resto de ingresos en ventas, concursos y contratos menores, la empresa tendría viabilidad económica.

El Coordinador de IU, Manuel González Orviz, avaló las permutas de SEDES en su Consejo de Administración en 2006

¿Es realmente SEDES una empresa sin solvencia o sus directivos la enterraron con una finalidad concreta? Si miramos los procedimientos negociados, los que se asignan desde la administración a una empresa concreta sin salir a concurso público, ahondamos en la segunda hipótesis. Durante los últimos años los procedimientos negociados a SEDES cayeron en picado en relación con los de empresas privadas como Contra­tas Iglesias (que organizaba banquetes a políticos en el Hotel de La Zoreda). Es decir, obra o rehabilitación pública pagadas con dinero público y de las que se benefician empresas privadas, a pesar de que existe una empresa pública. Sobra decir que diversas irregularidades relacionadas con Contratas Iglesias están siendo investigadas. La ex Directora de Puertos, Carmen López Tirado, está imputada por adjudicaciones (como el soterramiento de vías de La Felguera) a esta empresa en la que trabajaba su marido.

El futuro de los ERA

SEDES tiene abierto otro frente, los Establecimientos Residenciales de Ancianos de Asturias (ERA), que construyó. Con gestión inicialmente pública, en la actualidad están privatizando la limpieza y cocina de esos centros. El resultado son camas vacías y una amplia lista de espera. La relación entre SEDES y los ERA fue controvertida desde el inicio, ya que varias de estas residencias, encargadas por el Principado, no fueron pagadas de manera directa. Un acuerdo permitía al Principado disponer de los edificios destinados a la atención residencial en régimen de alquiler durante entre 20 y 25 años. Los elevados ingresos mensuales de estos alquileres los recibe SEDES, lo que ratifica la idea de que la empresa tiene capacidad para hacer frente a los gastos de personal. El futuro es incierto: si SEDES se vende, ¿quiénes serán los dueños de estos ERA?

SEDES les ascendió

A pesar de quebrar a la constructora pública, la carrera de los miembros del Consejo de SEDES no se truncó: nadie asumió responsabilidades. El presidente de Sedes presidiría la Fundación La Laboral, y el gerente, Santiago Caicoya, sería gerente de la Isla de la Innovación de Avilés (Niemeyer). La representante del Principado, María José Varela, mantendría la Secretaría General de Trabajo e Industria hasta 2011, y ahora es Secretaria General de Economía y Empleo. Pilar Miñón sería nombrada Jefa de Servicio y representante en el Consejo Económico y Social. José Javier Izquierdo, entonces director General de Ordenación del Territorio y Urbanismo, ahora es portavoz del PSOE de Valladolid. Luis Alfredo Crego Lorenzo continuaría como secretario general del PP de Xixón y entraría en el consejo de Cajastur. Finalmente, Manuel González Orviz accedería a la Coordinación de IU Asturies en 2012. Hay quien dice que fue el golpe perfecto.

¿Construcción sin albañiles?

Tras su primer ERE, SEDES no tiene personal de producción (albañiles, peones, pintores, jefes de obra, comerciales, etc.). En la empresa solo trabajan 11 personas  como personal de administración. Ello coincide con el intento de venta de la entidad y con el desalojo del CSOA La Madreña (por el que permanecen imputados 5 activistas), lo que evidencia una apuesta por vaciar la estructura de personal y minimizar los elementos que puedan poner en peligro la venta del ente. La primera subasta quedó desierta, a pesar de que activistas de La Madreña y trabajadores y afectados de Cajastur y SEDES ofrecieron 1 euro por la empresa. Habrá un segundo intento antes de diciembre.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Boletín