ESCUELA 2.0 : NUEVOS PLANES EDUCATIVOS
Estudiantes 2.0 en unos colegios 0.7

La falta de recursos educativos, dotación de profesorado
o de metodologías educativas se pretenden suplir con la
ampliación de estudiantes con ordenadores.

11/06/09 · 0:00
Edición impresa
JPG - 9.5 KB
DINERO PARA MICROSOFT. Los ordenadores
incluirán software propietario

El proceso de mercantilización
y privatización de la
educación, en todos los
ámbitos, avanza de forma
imparable. Incluso se disfraza, a veces,
con términos tecnológicamente
innovadores, como el proyecto de
‘Escuela 2.0’ del Gobierno, que incluye
dar ordenadores portátiles al
colectivo estudiantil desde 5º de primaria
a 4º de ESO, facilitar el acceso
a internet y pizarras digitales en las
aulas, así como que las editoriales
elaboren los contenidos digitales.

Este proyecto ha sido negociado
previamente con empresas fabricantes
de procesadores y componentes
informáticos, editores de libros
y operadores de telefonía. Las
empresas se frotan las manos con
este nuevo “negocio” que les dará
unos pingües beneficios. Imaginen
lo que supondrá que 2,6 millones
de alumnos y alumnas aproximadamente,
reciban un mini ordenador
con el software de Microsoft preinstalado.
Porque este “negocio”
apuesta por el software propietario,
pasando por encima de los proyectos
de software libre de una serie de
comunidades autónomas que llevan
trabajando en ello hace años, lo
que prolongará la dependencia tecnológica
y económica de las empresas
privadas, como afirma Jordi
Adell, profesor de la Universidad
Jaume I de Castellón y experto en
nuevas tecnologías.

Si se considerara un precio (rebajado)
de 60 euros por cada sistema
operativo y de otros 52 euros por cada
licencia de Microsoft Office para
estudiantes, estaríamos hablando
de un gasto anual de casi 100 millones
de euros. A lo anterior habría
que sumar otros costes de licencias,
como el antivirus, indispensable para
ese sistema operativo (e innecesario
para el software libre Linux) y
que exige contratar actualizaciones
de aproximadamente 25 euros
anuales por terminal, además del
coste de todo el resto de aplicaciones
de uso común para Windows,
muchas de ellas muy costosas. Por
último, hay que tener en cuenta los
sobre esfuerzos de mantenimiento
que requiere Windows y que tendrían
que sufragar las propias Comunidades
Autónomas. En un momento
tan grave de crisis y de sacrificio
para más de cuatro millones de
personas sin trabajo es realmente
escandaloso el que se conciba la mejora
de la educación como oportunidad
de negocio para unas cuantas
empresas privadas.

Otro sector económico más

Parece que nos proponemos conseguir
un alumnado 2.0 con una escuela
0.7 en recursos educativos,
dotación de profesorado, formación
del profesorado, metodologías
utilizadas, organización educativa,
etc. ¿No sería más adecuado
dotar a los centros y no a los individuos
(excusa para destinar más
recursos a los centros concertados),
invertir justamente en aquellas
‘innovaciones’ que realmente
necesitamos? ¿O es simplemente
un ‘golpe de efecto’ para ocultar
los problemas estructurales del sistema
y promover negocio?

La cultura, para Zapatero, concluye
Jordi Adell, “es otro sector
económico más, no un derecho”.
Este proyecto, en realidad, no tiene
nada que ver con la educación.
Zapatero no apuesta por la docencia,
el alumnado o la ciudadanía.
Apuesta por el negocio. Es un plan
para aumentar los beneficios de varios
sectores de la industria y el comercio,
ignorando lo más básico
acerca de las nuevas tecnologías y
la pedagogía, puesto que no es un
plan para cambiar nada de lo que
ocurre dentro de las aulas. No tiene
en cuenta los derechos básicos de
los ciudadanos y las ciudadanas a
una educación de calidad y gratuita
durante el periodo obligatorio y las
posibilidades de desarrollo de un
país con libre acceso al conocimiento
y la cultura.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto