TRIBUNA
El poder de la indiferencia

Según un sondeo del CIS
publicado el pasado 4 de
noviembre, a la mayoría
de los españoles –hasta
un 76,7%– no le interesa en absoluto
la política mientras que sólo un
7,6% declara sentir “mucho” interés
por ella y apenas un 25,4%“bastante”.
La desconfianza hacia políticos,
partidos e instituciones se ha
convertido en el suelo geológico de
nuestra vida cotidiana. Y sin embargo,
según la misma encuesta, el
83% de los españoles, casi todos
ellos sin interés, sin fundamento,
sin compromiso de ninguna clase,
convencidos de que en ese gesto no
se juega nada, declaraba su intención
de acudir a las urnas el 20 de
noviembre.

14/11/11 · 8:10
Edición impresa

¿Qué quiere decir esta
paradoja?
Con independencia de
las razones que llevan a la mayor
parte de los españoles a votar –adhesiones
fiduciarias muy semejantes
a las que pueden ligarnos a un
equipo de fútbol, a una estrella de
la canción o a un dictador– lo cierto
es que hay que reconocer esta contradicción
que, antes de cualquier
acción de Gobierno, desconecta ya
radicalmente democracia y elecciones:
los indiferentes votan
mientras que los comprometidos,
los interesados, los conscientes se
quedan en casa –o votan en miniatura–.

El bipartidismo gobierna
desde hace años sobre la base de
una ‘indiferencia’ social frente a la
cual los políticos se sienten completamente
libres de hacer lo que
quieran: las urnas son tan vinculantes
como el sexo ocasional en
una noche de borrachera.

Cuando Rubalcaba, en el arranque
de la campaña, mostraba su
preocupación por los ‘indiferentes’
de izquierdas que podían favorecer
la victoria del PP, estaba preocupado
en realidad por el hecho de
que el PSOE no cuenta con suficiente
‘indiferencia’ de su lado como
para equilibrar la que va a dar
la victoria a sus gemelos rivales.
En algún sentido, el reproche a los
sectores abstencionistas es el de
que se interesan demasiado por la
política como para votar, lo que sin
duda perjudica a sus intereses. La
‘indiferencia’ es mucho más reaccionaria
–y por lo tanto mucho más
constante– que el compromiso,
siempre crítico, y el PSOE, a pesar
de todos sus méritos, no ha logrado
convencer a los ‘indiferentes’
de que es tanto o más reaccionario
que el PP. Por eso durante las campañas
electorales se vuelve durante
tres semanas de izquierdas, o
anfibio entre los dos bandos, tratando
de sumar votos conscientes
a sus votos indiferentes.

¿Y el movimiento 15M? Su inmenso
valor reside en el hecho de
que surgió de esa misma indiferencia
para repolitizar la razonable
desconfianza en los políticos, los
partidos y las instituciones. Su potente
fuerza deslegitimadora se reflejará
escasamente en los comicios,
pues quedará absorbida, de
manera dispersa, en abstención, voto
en blanco y apoyo consciente a
fuerzas minoritarias. La propia
distribución que refleja la encuesta
citada deja al movimiento fuera
de juego. Pero ‘fuera del juego’ es
donde ahora mismo se juega la posibilidad
de conservar –como en
los monasterios medievales la cultura–
la vida política. La conciencia
y la democracia discurren paralelas
al poder, que se reproduce
sin embargo, con todos sus efectos
reales y a veces mortales, a
partir de la indiferencia.

El propósito, por tanto, debe ser
doble: alejar a la indiferencia de las
urnas, donde se vuelve peligrosísima
–sobre todo en tiempos de crisis–,
y preparar un recinto donde
los indiferentes, primero inofensivos,
luego conscientes, puedan repolitizarse
antes de volver, por una
vía u otra, al poder. Se necesita
tiempo, es verdad, pero cuanto más
anticapitalista sea el 15M,más conciencia
creará; y cuanto más 15M
sea el 15M,más apoyos recibirá.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

11

  • |
    anónima
    |
    27/11/2011 - 7:42pm
    <p class="spip">Hay una errata en los porcentajes que se dan al principio. Se dice "hasta un 76,7%– no le interesa en absoluto la política" pero en realidad es un <strong class="spip">66,7%</strong> (la suma de quienes respondieron "poco o nada" en la encuesta). http://www.cis.es/cis/opencms/-Archivos/Marginales/2900_2919/2915/Es2915.pdf.</p> <p class="spip">Lo cual no cambia mucho las cosas. Es un porcentaje altísimo como pequeño es el de la gente que se interesa por las noticias, y más aún el que lee información fuera de los canales habituales (los "canales" son los medios de gran difusión, no veo ambiguedad en quién lo mencionó en otro comentario).</p> <p class="spip">Lo que más aporta el artículo es lo que sólo esboza: que hay que empezar a pensar en estrategias prácticas para conseguir que la gente se interese más por la política y por la información más independiente, como la de Diagonal u otros medios alternativos. Porque las respuestas a la segunda pregunta del CIS de Noviembre también dan que pensar. Sólo un 21,8% habla "habitualmente de política con sus amigos, familiares o compañeros de trabajo..."y el 45,1% "nunca, casi nunca o rara vez".</p>
  • |
    anónima
    |
    22/11/2011 - 6:23pm
    De qué Alba Rico hablas Susil?: resulta difícil leer sin rubor semejante incongruencia y osadía "intelectual": "No conozco a Santiago Alba Rico. Pero si conozco a la obra de Bernard-Henri Lévy. Ambos escriben de la misma forma". ¿En tus "40 años de militancia marxista sólo has leído las penosas ediciones de la editorial Progreso?... pobre Marx!; con "estudiosos" como tú, no generaremos nunca ni un ápice de conciencia de clase. El texto del artículo, como todo lo que he leído de Alba Rico, es una llamada impecable a la concienciación anticapitalista (¿te acuerdas?... o tú militancia se reducía a un burdo adoctrinamiento de las masas -con escaso éxito, visto lo visto-). Salud!
  • |
    anónima
    |
    22/11/2011 - 4:02pm
    <p class="spip">Quizás las palabras de ‘Toni’ sean un poco fulminantes, pero tiene cierta razón (ver critica abajo). No conozco a Santiago Alba Rico. Pero si conozco a la obra de Bernard-Henri Lévy. Ambos escriben de la misma forma. Las mismas evasiones conceptuales. El mismo waltz de las ideas. Pero lo que me lleva a darle la razón a Toni es que durante 40 años de militancia marxista he aprendido que el que no hace una declaración clara e inequívoca a un hecho imperialista siempre está con el imperialismo – al imperialismo humanitario, al imperialismo con pegas, al imperialismo de buenas intenciones – pero al fin y al cabo al imperialismo.</p> <p class="spip">Susil Gupta - susilgupta<i class="spip">arroba</i>btinternet.com</p>
  • |
    anónima
    |
    17/11/2011 - 7:59pm
    <p class="spip">Lo tuyo es la endogamia y el onanismo ideológico, y desde luego, no practicas la asertividad. Las palabras malinterpretadas de Santiago Alba, solo son peligrosas para las conciencias mas débiles. Un saludo.</p> <p class="spip">http://www.kaosenlared.net/noticia/neocalifato-democracia-socialismo</p> <p class="spip">"La intervención de las potencias occidentales (y sus peones del Golfo), el empecinamiento de los dictadores y la ceguera de un sector de la izquierda puede desembocar en una gran conflagración en el mundo árabe; pero esos son los riesgos indisociables del “retorno a la historia” de unos pueblos a los que durante décadas se había mantenido interesadamente sojuzgados, humillados y sofocados bajo la arena. Su despertar hace peligrar un estatus quo que tranquilizaba a todo el mundo; su despertar incomoda, por tanto, a todo el mundo. Ese estatus quo era dolor congelado, sufrimiento petrificado. Todo iba bien: unas matancitas de Israel, una invasioncita de EEUU, una respuestita de Hizbullá, una resistencita de los palestinos, unos atentaditos de Al-Qaeda, unas torturitas de Ben Alí, Moubarak o Gadafi, unos milloncitos de muertos por todas partes. Nadie quería tocar eso. El frágil equilibrio de la zona se levantaba sobre cadáveres, dolor, humillación, opresión, ignorancia y pobreza. Nadie -nadie- quería tocar eso. Es probable que la alternativa en el mundo árabe sea o dictadura o apocalipsis; [...]Pero los árabes han decidido jugársela y piden democracia. No seré yo el que se atreva a reprochárselo. "</p>
  • |
    anónima
    |
    15/11/2011 - 1:55pm
    Qué pesaos los gadafistas (jeje es que anda que para ser gadafista...), que Alba Rico no ha defendido nunca ningún genocidio de la OTAN, tampoco es tan difícil saber leer, por ahora sigue habiendo escuelas públicas donde te enseñan. Si dices que "trabaja por y para la dictadura de los bancos" ya sabemos quién intoxica, y no es Alba Rico precisamente.
  • |
    anónima
    |
    15/11/2011 - 11:34am
    Vaya una intempestiva más absurda. Cómo se puede dar cancha a un sujeto que habla tan a la ligera? Porqué es un "filósofo"? El pescatero de mi barrio articula su opinión mejor y sin tanto oscurantismo ni pedantería. Este es el tipo que llama "revolución popular" al genocidio de la OTAN y Al Qaeda en Libia. Otro "filósofo" de la "izquierda" a la Bernard-Henri Lévy que intenta justificar horrendas matanzas de civiles por la "revolución" y la "libertad" de....los bancos. Santiago Alba Rico es un intoxicador profesional que trabaja por y para la dictadura de los bancos. Los mismos bancos que nos mantienen en la pobreza a nosotros y que son los que despedazan bebés en Libia. Por el mismo motivo: robarnos hasta el último dinero. En relación a este escrito, él es parte integrante de la tupida red de mentiras y engaños que generan la indiferencia masiva entre los ciudadanos en España hacia la política y la gestión de los recursos. El triunfo de la tontería y el análisis banal y confuso que lleva a la inacción. La izquierda está completamente infiltrada por agentes inhibidores de esta calaña. Es precisamente este tipo de parásitos intelectuales a los que tenemos que quitarnos de encima para poder avanzar hacia a una nueva etapa de emancipación y democracia directa. Lancémoslos por la borda y olvidémonos de ellos. Pertenecen al antiguo régimen. Seamos capaces de pensar, escribir y discutir entre nosotros mismos. Ahora la información está disponible para todos (muchos) y tenemos redes de comunicación y publicación independientes y gratuitas. No las malgastemos escuchando los sermones de los mismos pastores charlatanes que nos han llevado hasta el borde del abismo.
  • |
    anónima
    |
    15/11/2011 - 11:30am
    Vaya una intempestiva más absurda. Cómo se puede dar cancha a un sujeto que habla tan a la ligera? Porqué es un "filósofo"? El pescatero de mi barrio articula su opinión mejor y sin tanto oscurantismo ni pedantería. Este es el tipo que llama "revolución popular" al genocidio de la OTAN y Al Qaeda en Libia. Otro "filósofo" de la "izquierda" a la Bernard-Henri Lévy que intenta justificar horrendas matanzas de civiles por la "revolución" y la "libertad" de....los bancos. Santiago Alba Rico es un intoxicador profesional que trabaja por y para la dictadura de los bancos. Los mismos bancos que nos mantienen en la pobreza a nosotros y que son los que despedazan bebés en Libia. Por el mismo motivo: robarnos hasta el último dinero. En relación a este escrito, él es parte integrante de la tupida red de mentiras y engaños que generan la indiferencia masiva entre los ciudadanos en España hacia la política y la gestión de los recursos. El triunfo de la tontería y el análisis banal y confuso que lleva a la inacción. La izquierda está completamente infiltrada por agentes inhibidores de esta calaña. Es precisamente este tipo de parásitos intelectuales a los que tenemos que quitarnos de encima para poder avanzar hacia a una nueva etapa de emancipación y democracia directa. Lancémoslos por la borda y olvidémonos de ellos. Pertenecen al antiguo régimen. Seamos capaces de pensar, escribir y discutir entre nosotros mismos. Ahora la información está disponible para todos (muchos) y tenemos redes de comunicación y publicación independientes y gratuitas. No las malgastemos escuchando los sermones de los mismos charlatanes que nos han llevado hasta el borde del abismo.
  • |
    anónima
    |
    15/11/2011 - 10:51am
    Hola solo pediros que cuides un poco las cifras. No puede ser que deis un 76,7 de insatisfechos absolutos con la politica y que acto segudi digais que entre muy satisfechos y bastante satisfechos, sumeis un 33%. La suma total da mas de 100%!!! Martin
  • |
    anónima
    |
    15/11/2011 - 7:42am
    pcb, estoy interesado en esos canales que citas sin concretar cuales son. ¿Podrías especificar un poco más? Más que nada por aquello de predicar con el ejemplo.
  • |
    anónima
    |
    14/11/2011 - 11:47pm
    <p class="spip">Ya que nos adviertes sobre contenidos que no forman parte de este artículo, dignate, al menos, en exponer tu juicio sobre ellos.</p> <p class="spip">Porque no creo que, ni ahora ni nunca, ni seamos o no del 15M, necesitemos este tipo de advertencias vacías. Para eso existen <i class="spip">otros</i> canales.</p>
  • |
    anónima
    |
    14/11/2011 - 4:42pm
    No creo que el 15-M lo necesite, pero yo le recomendaría mucho ojito con los análisis del autor del artículo, tan mal anda de "pensamiento" en la última temporada, básicamente desde su inefable posición en la guerra de Libia.
  • separador

    Tienda El Salto