OPINIÓN
El ojo público

El columnista de Rojo y Negro y colaborador de Radio Klara, Rafael Cid, dedica su comentario semanal en la emisora libre valenciana al caso de Edu León. Este es el texto.

02/03/11 · 9:30
Edición impresa

Cuando la prensa era la reina de los medios porque la radio y la televisión estaban a otra cosa, como ahora pero por diferentes pesebres, periódicos y revistas cumplían una función social como contrapoder poniendo cara a sus abusos. No hablamos de ese necio “cuarto poder” que peliculera y exageradamente se les atribuye, si no de su condición de vigilante y denunciante de las fechorías y excesos que el sistema acostumbra por aquello de que una vez elegidos los representantes si te he visto no me acuerdo.

Y entre las muchas facetas que mejor cumplían ese mandato social, estaba la muy eficaz censura de las imágenes con que los fotógrafos de la prensa independiente reflejaban las barrabasadas de nuestros mandamases. El “ojo público” fue la expresión utilizaba para designar su misión. Ahora, sin embargo, con la incorporación de los medios como armas de manipulación masiva al servicio de los poderosos, son escasísimos y muy meritorios los casos de fotógrafos que enfocan su trabajo en la dimensión de “ojo público”.

No interesa a los gobiernos ni a las administraciones que la gente vea como las gastan, y cuando algún medio recalcitrante no les sigue la corriente la emprenden contra los disidentes con ese despotismo que llaman “todo el peso de la ley” y que en realidad lo que busca es eliminar testigos incómodos. Es lo que está ocurriendo con el periódico Diagonal, la experiencia de periodismo autogestionado más interesante de España y posiblemente de Europa en estos momentos. Uno de sus informadores gráficos, Edu León, lleva ya cuatro procesamientos por el delito de tomar fotos de los controles policiales a inmigrantes, imágenes que demuestran la política xenófoba que el gobierno español aplica con los apátridas económicos.

"No interesa a los gobiernos ni a las administraciones que la gente vea cómo las gastan"

Apoyemos a Edu y a Diagonal. Gentes así son la sal de la tierra y si la sal se olvida qué será de nosotros. Ninguna persona es ilegal. La hambruna y quienes la provocan con su avaricia son ilegales u no son personas. Los de arriba lo saben y practican aquello de ojos que no ven corazón que no siente. No nos hagamos cómplices de sus atropellos. El Comité para la Discriminación Racial de la ONU acaba de denunciar al Estado español por los mismos motivos que Diagonal y Edu León comparecen en el banquillo de los acusados.

Información relacionada

El diario electrónico Rebelion publica hoy un artículo de opinión de Belén Gopegui sobre el caso de Edu León:

- [¿Quién da la orden de apagar la cámara?->http://www.rebelion.org/noticia.php?id=123454]

Tags relacionados: Control social Redadas racistas
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador