CRÓNICA // TRAS EL ABORDAJE DE LA FLOTA DE LA LIBERTAD
Actos de denuncia al bloqueo israelí a ambos lados del muro

A lo largo del primer día tras los ataques a la Flota por la Libertad de Gaza, diversos actos de protesta se han ido convocando a ambos lados del muro.

01/06/10 · 12:01
Edición impresa

A primera hora de la mañana, los coordinadores de los Comités de Resistencia Popular se han movilizado en Ramala en protesta por la brutal actuación del ejército israelí. A lo largo de la mañana, partidos y organizaciones sociales han ido convocando igualmente, siendo la situación algo caótica por la sucesión de convocatorias en distintos horarios. La conmoción por lo ocurrido, no ha facilitado la respuesta coordinada. En estas primeras horas, la percepción de que todo el mundo estaba pendiente de lo que sucedía con respecto a la flota era evidente, en casas y comercios la gente permanecía atenta a las noticias en Al Jazeera, pero el escepticismo ante la convocatoria por parte del gobierno en funciones de Salam Fayyad, y la poca confianza en su utilidad (reina cierta sensación de hastío y desilusión), no hicieron de esta primera y rápida contestación un acto significativo. Los coordinadores de los comités populares (palestinos), conjuntamente con miembros de Anarquistas Contra el Muro (israelíes) y el ISM (Internacional Solidarity Movement) trasladaron la protesta a Qalandia (principal Checkpoint entre Ramala y Jerusalén, y escenario habitual de protestas en situaciones similares), donde unos 60 activistas fueron rápidamente disueltos con gases lacrimógenos, y el saldo de una persona herida (de nacionalidad estadounidense).

Al mismo tiempo, diferentes grupos de activistas israelíes y palestinos del 48 (palestinos con pasaporte israelí, que quedaron dentro de las fronteras israelíes tras la Nakba en el 48), se movilizaban en las inmediaciones del puerto de Ashdod, lugar al que estaban siendo trasladados los barcos de la Flota por la Libertad de Gaza (en torno a 200 personas). A lo largo del día, se han sucedido movilizaciones en Gaza ciudad, Haifa, Tel Aviv y Jerusalén, oscilando entre los 400 y 1000 participantes. Como es habitual, del mismo modo, la derecha israelí ha organizado, aunque menos concurridas, contramanifestaciones defendiendo la postura oficial mantenida por el gobierno de Netanyahu, de intervención legítima y en defensa propia por parte del ejército.

Testimonios recogidos entre los participantes de las manifestaciones a los dos lados del muro, coincidían en señalar que la injustificable y deplorable actuación del ejército israelí prueba una vez más el sentimiento de total impunidad que se ha instalado en el gobierno de Israel, de ser capaces una y otra vez de cruzar todas las líneas rojas sin ningún tipo de consecuencia.

En la manifestación convocada frente a la casa de Netanyahu en Jerusalén por el sector israelí contrario a la ocupación, se podían escuchar proclamas denunciando el régimen de apartheid impuesto por el gobierno israelí, contestadas hoy y todos los días, por gritos de “traidores, dejad que el ejercito haga su trabajo”.

La necesidad de incremento de la presión internacional, se valora positivamente el lento y aún débil, pero claro crecimiento del movimiento de protesta ante la ocupación entre los israelíes, sintiendo, o más bien esperando, que esta última barbarie suponga un punto de inflexión en la marcha de la ocupación.

En la manifestación convocada frente a la casa de Netanyahu en Jerusalén por el sector israelí contrario a la ocupación, se podían escuchar proclamas denunciando el régimen de apartheid impuesto por el gobierno Israelí, contestadas hoy y todos los días, por gritos de “traidores, dejad que el ejercito haga su trabajo”.

Los asistentes a la protesta contra las acciones del gobierno son conscientes de su debilidad en la sociedad israelí, y coinciden en señalar que para que ésta cambie, es necesario que incremente la presión internacional. Apuntan en cualquier caso como este movimiento, muy debilitado después de la operación Plomo fundido, está poco a poco creciendo y aumentan las voces críticas con Israel. Sienten, o más bien esperan, que esta ultima barbarie suponga un punto de inflexión en la marcha de la ocupación y esto se refleje en las protestas de los próximos días.

Esta visión positiva, aun en un momento como éste, y cierto sentimiento de victoria por haber encontrado el camino en la lucha no violenta y en la resistencia pacífica como mecanismos eficaces contra la ocupación es compartido por Mohammed Khatib, coordinador del comité popular de Bi lin, que señala como de tres manifestaciones semanales hace un año, en la actualidad se están llevando a cabo doce por toda Cisjordania cada fin de semana. Reconociendo su todavía debilidad, es indudable su proyección y aceptación cada vez mayor, entre la población palestina e israelí y entre la comunidad internacional. Señala también como en los siguientes días se sucederán los actos de protestas descentralizados por toda Palestina, y las 12 manifestaciones que tendrán lugar los próximos viernes y sábado serán convocadas de forma especial contra la última barbarie cometida por el gobierno israelí.

El llamamiento a protestas no violentas en los próximos días, no es exclusivo de los Comités de Resistencia Popular, es algo generalizado en todas las organizaciones sociales, ONGs y partidos políticos Palestinos, incluido Hamas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- EEUU intenta justificar a Israel por asesinato de activistas humanitarios

[Más información en el Especial Gaza DIAGONAL->http://www.diagonalperiodico.net/-Especial-Gaza-.html]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto