JÓVENES //
El sueño de Villepin

Los jóvenes encarnan la mayor contradicción en una economía de baja productividad, con una cualificación profesional cada vez mayor.

26/04/06 · 1:14

El salario medio de los hombres jóvenes
españoles, con 16.457 euros
anuales, supera en un 16’87% al de
las mujeres, con 13.679,15 euros al
año, según datos del Observatorio
Joven de Vivienda en España
(Objovi). Esto significa que el sueldo
de las jóvenes equivale al 83,12%
del de los hombres. Las diferencias
salariales en las retribuciones que
percibe del colectivo juvenil no sólo
se dan entre sexos, ya que éstas
también se aprecian si el análisis se
realiza en función de la edad. Según
estas fuentes, mientras los
jóvenes de 18 a 24 años cobran al
año una media de 12.275,83 euros,
los de 25 a 29 perciben 15.122,70
euros, un 18,8% más. Si la comparación
se hace con el sueldo de jóvenes
de 30 a 34 años, el sueldo
medio se encuentra situado en
17.606,75 euros al año, superando
así en un 30,8% el salario de
los más jóvenes.

De acuerdo con los datos de
Objovi, que corresponden al tercer
trimestre de 2005, la población activa
juvenil es de algo más de 8,7 millones
de personas, el 77,1% del total
de jóvenes. De ellos 7,7 millones
tienen trabajo, ascendiendo la tasa
de empleo juvenil al 68,7%.
La precariedad laboral que padecen
los jóvenes procede de su elevada
tasa de paro y de la utilización
del contrato temporal como mecanismo
para su contratación y acceso
al mercado laboral. La tasa de
desempleo de los jóvenes está situada
en el 10,9%, cinco puntos
arriba de la que presenta la población
de 35 a 64 años. En valores absolutos,
estos datos significan que
más de la mitad de la población en
paro, aproximadamente el 54%, tiene
entre 18 y 34 años.
Los jóvenes acaparan el 61% de
los contratos temporales, de forma
que los empleos que ocupa este colectivo
se traducen generalmente
en una mayor temporalidad. La
precariedad laboral es especialmente
acuciante entre las mujeres
jóvenes y las personas con
menos de 25 años. En ambos casos,
las tasas de desempleo son
superiores a las del resto de la población
joven y la temporalidad
tiene en ellos mayor incidencia.

El 44,9% de las mujeres jóvenes
ocupadas tiene un contrato temporal,
proporción que asciende al
62,7% en el caso de las personas de
entre 18 y 24 años. En el conjunto
de la población activa (de 16 a 64
años) la contratación temporal se
reduce al 28,4% y de 35 años en adelante
este porcentaje es del 27,8%.
El economista holandés Bart
Van Ark, en su informe Desarrollo
de la productividad en
España en comparación con el
contexto internacional, indica
que un 40% de los jóvenes tienen
un alto grado de formación, mientras
que sólo un 20% de los miembros
de la generación precedente
tenía este grado de formación.

Tags relacionados: Precariedad
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto