"REPRESIÓN // POR ""DEVASTACIÓN Y SAQUEOS"""
Duras condenas para activistas de Génova

Casi nueve años después de las protestas contra el G-8, la justicia italiana les ha condenado a durísimas penas y ha absuelto al prefecto y altos cargos de la policía.

10/12/09 · 17:25
Edición impresa

El 9 de noviembre, la justicia italiana
hizo pública la sentencia contra una
decena de participantes en las protestas
de la Cumbre del G-8 celebrada
en Génova durante el verano de
2001. Tras casi nueve años de proceso,
el Tribunal ha considerado a los
acusados culpables de “devastación
y saqueo”, un delito cuya tipificación
se remonta a los tiempos de la
Segunda Guerra Mundial y que nunca
había sido utilizado antes para
juzgar manifestaciones en la vía
pública. La defensa considera “desproporcionadas
e injustas” las condenas,
que oscilan entre los seis y los
15 años de prisión y ha solicitado una
explicación formal al tribunal que no
se resolverá antes de tres meses.
Desde el comienzo del proceso –en
el que estaban imputadas 25 personas–
se han expuesto dos reconstrucciones
de los hechos. Por un lado, la
de la Fiscalía, centrada en las acciones
individuales que presuntamente
cometieron los 25 manifestantes de
manera concertada con el fin de subvertir
el orden público de la ciudad.
Una de las principales pruebas a este
fin consistió en un montaje de vídeo
realizado por la propia policía con
fragmentos de imágenes inconexas
de las protestas, aderezadas con música
y subtítulos. Por otro lado, la estrategia
de la defensa pasó por utilizar
los propios documentos presentados
por la Fiscalía, pero modificando
completamente las conclusiones,
en las que acusaba a las fuerzas policiales
de haber sido ellas, y no los
manifestantes, quienes pusieron en
crisis el orden público con cargas injustificadas
que provocaron los episodios
más dramáticos de aquellos
días. Por su parte, el prefecto y todos
los altos cargos policiales que tomaron
las decisiones durante la Cumbre
han resultado absueltos. Tan sólo
algunos policías han sido condenados
a varios meses de cárcel por
la durísima represión ejercida contra
las manifestaciones, así como
por el asalto de la Escuela Diaz
Pertini –centro de medios para la
cobertura de la contracumbre– y
por los malos tratos y presuntas torturas
infligidas a cerca de 300 personas
en el cuartel de Bolzanetto.

Este contraste de sentencias ha
despertado la indignación de numerosos
grupos de activistas en Europa,
que han desplegado una campaña
de información contra la sentencia a
través de acciones directas. El 20 de
noviembre, un grupo de activistas
ocupó el Instituto de Cultura Italiano
en París para denunciar estas “penas
exorbitantes que sobrepasan todos
los límites de la represión y la
contestación social”.

Tags relacionados: Número 115
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto